Por qué duele despedir a Friday Night Lights.


Porque una sola mirada puede contener una infinidad de emociones y sentimientos.

Porque nos hace partícipes de su realidad y nos traslada casi literalmente a Dillon en cada episodio.

Porque lo que importa no es lo que se cuenta sino cómo se cuenta.

Porque sus personajes son tridimensionales, auténticos y especiales. Porque no importa si aparecen en todas las secuencias o casi ninguna, que hasta el personaje más terciario importa. Porque un solo abrazo de Matt a su abuela puede provocar ríos de lágrimas.

Porque nos ha regalado a uno de los mejores, más interesantes y mejor llevados matrimonios televisivos de la historia.

Porque el football no es sólo un deporte. Ni una excusa.Es una comunidad. Une y separa. Crea y destruye ilusiones. Es una forma de vida

Porque te hace llorar de tristeza pero también de alegría. Porque contagia su melancolía y te da la vida con un momento feliz.

Porque con su sensibilidad y su saber hacer consigue que su audiencia aplauda y siga con pasión a un nuevo equipo después de haber vitoreado y sufrido con otro.

Porque miradas limpias y corazones llenos no pueden perder.

Porque con sólo unas notas musicales acompañando a imágenes rápidas y fugaces de un rancho o una zona residencial de Texas tomadas desde un coche consigue poner la piel de gallina

Por sus interpretaciones y diálogos espontáneos y naturales.

Porque los silencios de Eric Taylor dicen más que sus palabras. Una mirada de decepción del Coach puede destruir universos enteros y un speech suyo hace que te creas capaz de conquistar el mundo.

Porque en algunas ocasiones necesitas pararte y pensar, ¿Qué haría Tim Riggins?

Porque hay adolescentes, sí. Pero no son niñatos estúpidos y estereotipados. Son personas. Personas que cometen errores y aprenden, o no, de ellos.

Porque pocas te harán saltar del sofá y llevar un puño al aire con ese touchdown en el último segundo.

Por su delicadeza, tacto y sensibilidad para las despedidas. Y los regresos.

Porque ha sobrevivido tormentas y huracanes, y se lo ha merecido. El diario de Mr. MacGuffin.

Porque ver al coach Taylor descender unas escaleras mecánicas corriendo puede sacarnos la mayor de las sonrisas. Carrusel de Series.

Porque a pesar de sus errores y sus peros, el buen hacer prevalece por encima de todo. Diamantes en Serie y Serieina.

Porque no juzga. Expone, y te hace parte de ello. Basura and TV.

Porque hay momentos que quedarán para siempre en nuestra memoria y nos emocionarán sin importar cuando o cuántas veces los veamos. Vayatele

Porque sus personajes están vivos. Avanzan por si solos y tienen vida propia. Criticoenserie

Porque deja a medias una frase insignia de la serie… y nos encanta. Querido Bloc

Porque deja a medias un pase decisivo, un balón que volará para siempre… y también nos encanta. Truthkills.

Todo hombre en algún punto de su vida va a perder una batalla. Va a pelear y va a perder. Pero lo que le hace un hombre en mitad de esa batalla es que no se pierda a sí mismo. Este juego no ha terminado. Esta batalla no ha terminado.



El ultimo que salga, que apague las luces.




15 comentarios :

  1. No se puede decir mucho más que lo que tú has dicho, la verdad. Pero FNL nunca fue una serie que necesitara muchas palabras para lograr su propósito :)

    ResponderEliminar
  2. Que gran despedida. No se merecía menos.

    Let's Go Home, Dillon 4Ever!!

    ResponderEliminar
  3. Te das cuenta de lo grande que es esta serie y lo mucho que te ha hecho sentir cuando te emocionas e identificas leyendo cada uno de los porqués.

    Y gracias por los enlaces a otras entradas. Es raro ver tanta unanimidad con una serie (y especialmente con su final) y eso también emociona.

    ResponderEliminar
  4. Poco más que añadir... CLEAR EYES. FULL HEARTS. :'(

    Dejo un video hecho por un fan que me ha encantado: In My Veins - FNL

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la mención.
    Vaya lagrimones ayer viéndolo, y hoy leyendo post sobre el final, es maravilloso que una serie te haga sentir así.
    Clear Eyes, Full Hearts, Can´t Lose!!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo he llorado con tu post, pues no he visto el final por falta de tiempo y puro y físico miedo. Esta noche de viernes, apagaré las luces...

    Oh, no, ahí voy otra vez... u.u

    Grande el post. Todos deben leerlo.

    ResponderEliminar
  7. En efecto, una serie tan emocional, con un final tan potente, reclama una entrada tan sentida como la tuya, Adri.

    ResponderEliminar
  8. Es imposible no volver a emocionarse al leer tus palabras. No se puede resumir más claramente la grandeza de FNL.

    No me olvido de que fuiste tú y tus entradas las que me animaron a ver la serie y, como te dije en cientos de ocasiones, siempre estaré en deuda contigo. GRACIAS una vez más.

    ResponderEliminar
  9. Gran post. La verdad es que Friday Night Lights no sólo dejará un hueco en la parrilla, lo dejará en nuestras vidas. Al menos se va al olimpo de las mejores.

    ResponderEliminar
  10. Impresionante entrada,has hecho que me emocione.

    ResponderEliminar
  11. Pelos como escarpias... Gracias por animarme a ver esta serie

    ResponderEliminar
  12. Estoy leyendo todo lo que se ha publicado sobre el final de FNL y se me pone la piel de gallina. Llevo dias sin podermela quitar de la cabeza. Que gran serie hemos visto!!!

    Llevo años recomendándola y no hay forma que nadie se enganche. Vuestros posts y comentarios son el único contacto que tengo para poder compartir esta maravillosa experiencia.
    Gracias por el esfuerzo!!!
    Pd.¿alguien podria decirme de quien es el tema de los títulos de cierre?

    ResponderEliminar
  13. Gran post, y muy agradecido por los enlaces, todo un detalle.

    Sobre la serie solo puedo decir que la vi hace ya unos días y todavía estoy hecho un flan. Solo de pensarlo se me ponen los ojos vidriosos. Se ha ganado un pedacito de mi corazón para siempre.

    Del último episodio me hubiera gustado ver Lila Garrity, pero que le vamos a hacer.

    Texas forever.

    ResponderEliminar
  14. Nos ha encantado vivir en Dillon.

    No entiendo como esta serie ha pasado por tantas dificultades. ¿Es posible que hayan series demasiado buenas para la TV?

    La naturalidad de esta serie es insuperable. Ese manejo de los silencios, la complicidad del matrimonio Taylor...

    Se va como una de las mejores y con un final muy digno.

    ResponderEliminar
  15. Hoy he terminado de ver Friday Night Ligths... Ai qué llorera de cappítulo! Le hace mucha justicia a la serie.

    Mi intención era ver una película después pero no pude... Se me dió por ver vídeos en youtube y leer posts sobre la serie. Y la verdad que este tuyo me ha emocionado :) (Y me encanta el vídeo! snif!)

    Había oído hablar de la serie pero nunca me llamó la atención, football americano, no gracias... Un día me decidí a ver el primer capítulo y bueno estaba bien pero la verdad es que el movimiento de cámara me ponía un poco nerviosa y lo dejé ahí. Pero otro día, me decidí a ver el segundo y ya me enganché.

    Es una serie maravillosa, emocionante, con grandes personajes a los que les coges cariño y a los que sé que tardaré en olvidar.

    Pensé que la cuarta temporada no sería lo mismo, otro equipo, otros colores... Y me equivoqué. A FNL no puedes juzgarla de primeras, debes esperar y entonces te engancha, y es que coach Taylor es irrepetible.

    (Hace tiempo que sigo tu blog pero nunca me había decidido a escribir en él).

    CLEAR EYES, FULL HEARTS, CAN'T LOSE!

    ResponderEliminar

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!