Esos personajes de serie que casi arruinan la navidad…

Ni Melchor ni Papá Noel ni leches... el Señor Mojón Llega la época del año en la que nos ponemos ciegos de turrón, polvorones y nos da por creer en todos los rituales de buena suerte de fin de año del mundo (¡quién no tiene ese tío que lleva todo rojo, brinda con el anillo en el champan, es extremadamente metódico con las uvas y quema un papel con sus deseos del año nada más comerlas). Las series también aprovechan las fiestas para hacer episodios especiales pero no todo son arbolitos, regalitos y felicidad, siempre están ahí esos personajes empeñados en apagar nuestras ilusiones y tirar de la barba al Santa Claus de turno.
Como por ejemplo Dwight, que en ‘The Office’ tuvo la brillante idea de comprar la muñeca más demandada esas navidades para venderla a precios desorbitados a los pobres padres desesperados.




Sigue leyendo sobre más grinch navideños en 1001 Experiencias

1 comentario :

  1. My Name is Steve Jones from Canada, i turn to a vampire any time i want to, I become a real vampire because of how people treat me, This world is a wicked world and not fair to any body. At the snack of my finger things are made happened. Am now a powerful vampire and no one step on me without an apology goes free. I turn to human being also at any time i want to. And am one of the most dreaded and respected person in my country. i am now also very famous and rich with the help of the VAMPIRES EMPIRE. i get what ever a want. i become a vampire through the help of my friend who introduce me into a vampire Kingdom by given me their email: jamessuccessfultemple45@gmail.com, if you want to become a powerful and a real vampire kindly contact the vampire kingdom on their email: jamessuccessfultemple45@gmail.com for help. it is real. Contact them today. jamessuccessfultemple45@gmail.com

    ResponderEliminar

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!