Azul muerte: el adiós de ‘Breaking Bad’


Se acabaron las mentiras. Se acabaron las medias verdades. La espiral de maldad que han mantenido el título de la serie activo hasta el último momento fue un acto egoísta. No fue (solo) por su familia sino por él, porque le hacía sentir vivo; y encerrado, débil, en la soledad gélida de su cabaña se da cuenta que el hábito no hace al monje ni el sombrero hace a Heisenberg. Walter tiene que ganar una última vez. Sentirse vivo antes de caer muerto.

El mundo conoce a Heisenberg pero nada sabe de Walter White. Aquel profesor de química honrado y paciente hace mucho que murió, algo que no cae bien oído en boca de los que podrían haber sido sus socios en un universo paralelo. Si 10.000 dólares valen una hora de cartas con un amigo de mentira, 11 millones valen el acariciar al único pedacito de inocencia que queda en su vida.


Sigue leyendo mi adiós a Walter, Skyler y Baby Blue en 1001 Experiencias



0 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!