‘Hijos del Tercer Reich’, miniserie alemana que aborda la II Guerra Mundial desde el bando nazi


La Segunda Guerra Mundial es uno de los conflictos bélicos más representados en la ficción (si no es el que más). La cantidad de acercamientos e historias que se han exprimido de la contienda es interminable y, aun así, ‘Hijos del Tercer Reich’ ofrece una característica de la que pocos pueden hacer gala y es el hecho de contar la historia desde el bando Alemán. Estando en Berlín este verano, unos berlineses me hablaron de esta miniserie, que había sido todo un evento en el país (incluso se quedaba en bares para ver los episodios), y cuando Canal Plus anunció que la traía a España, no pude resistirme a hincarle el diente.

‘Unsere Mütter, unsere Väter’, título original cuya traducción literal es ‘Nuestras madres, nuestros padres’, arranca en el Berlín de 1941. Un grupo de amigos que rondan la veintena están celebrando una fiesta de despedida la noche previa a tener que separarse y acudir cada uno al respectivo destino que le ha deparado la guerra. En este punto, los alemanes veían la victoria tan clara que estos cinco jóvenes se dicen adiós convencidos de reencontrarse para las navidades.


Sigue leyendo sobre 'Hijos del Tercer Reich', que se estrena esta noche en Canal+ 1, en 'Vaya Tele!


2 comentarios :

  1. a mirarla casi nunca se ve la vision del lado aleman :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Una manera de ver una historia que marcó la vida de muchas personas ! Desde mi punto de vista creo que es una miniserie bastante atractiva que sin duda causó algunas diferencias pues la mayoría de los críticos y espectadores creen que de alguna forma esta serie humaniza o justifica a los nazis y deja atrás lo negro de los alemanes. Lo cierto es que la serie cautivó a miles de personas y consiguió captar la guerra desde otro punto de vista; el de cinco jóvenes que empiezan siendo unas personas en 1941 y acaban siendo otras muy distintas en 1945, poseídos por el dolor y el arrepentimiento.

    ResponderEliminar

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!