Los mejores cold open de ‘The Office’


¿Cold open? ¿Ezo qué eh lo que eh? Yo te lo cuento. Cold open o Cold opening hace referencia a esa primera secuencia o conjunto de secuencias con las que arranca un episodio televisivo. Generalmente va seguida de los créditos iniciales del programa en cuestión y sirve como introducción al tema del episodio en concreto. Se entiende muy bien con un drama policíaco como ejemplo: el cold opening suele ser ese primer contacto con el caso de la semana, sea porque veamos cómo se produce el crimen o cómo los protagonistas llegan a la escena del mismo. En las comedias, muchas veces no tiene nada que ver con lo que se verá en ese episodio pero se aprovecha para presentar un gag divertido que atrape a la audiencia. También se entiende bien si nos fijamos en el significado: Apertura en frío. Vamos, que es la forma en la que se rompe el hielo con el espectador.

Lo podréis encontrar igualmente bajo el nombre de teaser y también se podría aplicar a una película, pero en televisión tienen más importancia por ese factor enganche (¡el mando es el terror de la televisión!) mientras que en cine asumimos que la audiencia no va a abandonar la película tras su secuencia inicial, sobre todo cuando hablamos del público cautivo en la sala. La versión americana de ‘The Office’ ha terminado hace un par de meses tras nueve temporadas en antena y se despide con una colección de cold openings muy memorables, ¿por qué no recordar algunos?


Las bromas de Jim a Dwight


Muchos de los mejores momentos de la serie suceden cuando Jim gasta bromas a Dwight, sea metiendo su mesa en el servicio, su grapadora en gelatina, imitándole, metiendo todas sus cosas en la máquina expendedora o enviándole mensajes desde el futuro.

¿Quieres ver más cold open de la serie? Hazlo en 1001 Experiencias 


The Office: Cold Open - watch more funny videos     

 


0 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!