Tres ventajas de ‘Juego de Tronos’ con respecto a las novelas


Es la primera semana que afrontamos sin un nuevo episodio de ‘Juego de Tronos’, pero para hacer más llevadera la ausencia queremos seguir proponiendo reflexiones sobre ésta tercera temporada, que aún hay mucho sobre lo que escribir y hablar. Ya hicimos una valoración general y también un listado de los momentos más memorables, y hoy queremos echar un vistazo al referente literario y destacar aquellos detalles, personajes o puntos de vista que la serie ha mejorado con respecto a las novelas de George R.R. Martin.

Una nueva dimensión de los personajes

El hecho de que los capítulos de la saga original estén contados desde el punto de vista de alguno de los personajes, no estrictamente en primera persona pero con una percepción muy similar de los sucesos, limita mucho la información que tenemos sobre otros. Robb, por ejemplo, siempre es visto desde otros personajes, generalmente Catelyn, que siempre subraya a ese muchacho que quiere demostrar su hombría pero realmente es un niño jugando a la guerra, algo que hemos visto perfectamente en la serie. Sin embargo, el perfil que se da de Margaery es el de una muchacha guapa, correcta y complaciente con lo que le toca, aunque no especialmente cegada como sí estaba la pobre Sansa. ‘Juego de Tronos’ nos ha presentado a la Tyrell que hay detrás, que entra al trapo como los demás en el juego de poderes y sabe muy bien lo que se hace. Qué gustirrinín da ver cómo manipula y controla a Joffrey, algo que Cersei hace tiempo que no es capaz de hacer y que su abuelo consigue a base de otros métodos mucho menos sutiles.


Sigue leyendo sobre esas ventajas que la serie tiene con respecto a los libros, en ¡Vaya Tele!



0 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!