Televisión vs. Cine... ¡Fight!

Disculpad el retraso. En estos momentos me pilláis de vacaciones en mitad de la vorágine cinematográfica del Festival Internacional de cine de San Sebastián, cita anual a la que nunca falto y del que, por cierto, los compis de Blog de Cine, están haciendo seguimiento, si os interesa.

Ya que llevo varios días disfrutando de otra de mis grandes pasiones (el cine), ¿Qué mejor momento que proponer uno de los debates que más costras levantan en esto del entretenimiento audiovisual? En los albores del negocio televisivo, la ficción surgió como una mera amortización, como una forma de sacar partido a decorados construidos y aprovechar agendas libres entre producciones cinematográficas.

Ahora, varias décadas después, la pequeña pantalla es considerada por muchos como la mejor plataforma para desarrollar historias. Los argumentos a los que se suele recurrir para defender uno u otro lado tienen que ver con varios aspectos: el formal, el social, el empresarial… A continuación voy a tratar de exponer los que habitualmente se utilizan para defender una u otra plataforma.

Sigue leyendo este artículo en ¡Vaya Tele!

0 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Microteatro por Calle 13: Suspense a dos centímetros


Llevo un tiempo sin escribir nada que no sea una de mis colaboraciones en ¡Vaya Tele!, pero no quería dejar la oportunidad de hacer una recomendación.

Calle 13 cumple 13 años en antena y lo está celebrando con una iniciativa teatral. En colaboración con Microteatro por dinero, el canal temático ha puesto en marcha ‘Microteatro por Calle 13’, que servirá de celebración de este aniversario y homenaje a lo que representa con trece piezas teatrales de temas y géneros relacionados con lo habitual en el canal.

Para escribir y dirigir las pequeñas obras, Calle 13 cuenta con grandes autores como son Juan Carlos Fresnadillo, Albert Espinosa, Lorenzo Silva, Kike Maillo o Borja Crespo, entre otros.

Tuve la oportunidad de asistir a la inauguración y disfrutar de alguna de las obras, y es una experiencia que no quiero dejar de recomendaros. Era la primera vez que probaba este tipo de teatro, tan íntimo, tan tangible. Las salas son tan reducidas que los espectadores se cuentan con los dedos de las manos, y la inmersión en esas microhistorias no sólo es absoluta sino que la ruptura de la cuarta pared es total y uno casi se siente como Toby Maguire y Reese Witherspoon en Pleasantville.

Pude ver ‘Cuando cuente hasta tres’, escrita por Fresnadillo y Jesús de la Vega y con una de mis actrices patrias favoritas, Aura Garrido. También ‘Delirio’ de Rubén Ochandiano, ‘Poli Bueno, Poli Muerto’ de Juanma Bajo Ulloa y ‘Metro 13’ de Kike Maíllo.

Las cuatro obras son memorables e interesantes. Algunas explotan el humor negro, otras la complicidad con el espectador, otras te engullen en su aura intensa de suspense y otras simplemente son desternillantes. Muy disfrutables todas, la verdad. Podría ser más específica pero creo que descubrir las sorpresas que te ofrece el formato y sus historias forma parte de lo mejor de esta experiencia… ¡Es mejor no saber ni la sinopsis!

Por ello, si tenéis la oportunidad no os perdáis Microteatro por Calle 13, que se celebra del 18 al 30 de septiembre (¡Ya!) en el espacio de Microteatro por dinero en la Calle Loreto y Chicote, 9 de Madrid. Podéis encontrar toda la información en la web oficial.


2 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

La máscara de Dexter: de las grietas a los añicos

Nos van los tipos malos. La imagen de héroe impecable no sólo es aburrida, es lejana e irreal. Resulta difícil identificarse con alguien que hace siempre lo correcto, que no duda de sus ideales y no se contradice. Los tipos de moralidad discutible son atrayentes por su complejidad, por creer tenerlo todo bajo control y estar convencidos de mantenerse imperturbables. Por sus lógicas retorcidas y por ser fruto de los traumas y obstáculos que pone la vida.  

Dexter Morgan es muchas cosas. Es asesino y justiciero, es hermano y hermanastro, y hace tiempo que se rindió a su monstruo interior. Pero Dexter no nació siendo asesino, las circunstancias lo dibujaron así; y cuando su padre descubrió su secreto, a su Oscuro Pasajero, creyó que no existía esperanza para él, ¿Por qué habría Dexter de pensar lo contrario?

Esta génesis del personaje es vital para comprender los terrenos en los que se mueven las diferentes temporadas de la serie de Showtime y para entender el nivel de empatía y la fuerte conexión con la audiencia que ha ido consolidando con los años. Una audiencia inspirada por su incansable búsqueda de la identidad.  

Sigue leyendo este artículo en ¡Vaya Tele! :)

0 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Actualidad televisiva: Reciclarse o morir

Una de las cosas que destaco de twitter como red social es la posibilidad de debatir sobre temas variados con gente que comparte mis intereses y pasiones. Hace unos días, un blog anunciaba que buscaba colaboradores para escribir sobre actualidad televisiva y entre los requisitos de los candidatos, estaba el ser estudiante de Comunicación Audiovisual, a raíz de lo cual saltó el debate.

No hay duda que una base educativa a la hora de afrontar cualquier materia es positiva e incluso necesaria pero, ¿Es vital estar recibiendo, o haber recibido, una formación universitaria para hablar sobre televisión de forma competente, cultivada e informada?

La televisión es un medio tremendamente dinámico que se ve afectado por la realidad social, por la evolución tecnológica, por los cambiantes hábitos de consumo, por las tendencias globales, etc.

Sigue leyendo la columna en ¡Vaya Tele!

0 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!