Érase una vez que se era...

Esto de las modas temáticas es imprevisible, ¿Quién nos iba a decir que a los vampiros y los zombies les seguirían las fábulas infantiles? Quizá sea por la necesidad actual de creer en los finales felices, pero el caso es que tenemos varias Blancanieves camino de las salas de cine y un par de series en televisión en torno a ese mundo mágico.

La mayoría de los cuentos clásicos tienen un poso bastante cruel y hasta gore, algo que NBC aprovecha para acercarse a este mundo con su nuevo procedimental, Grimm. En él acompañamos a Nick, un detective de policía que descubre que su familia lleva generaciones cazando seres salidos de estas fantasía. Poco a poco tiene que averiguar lo que supone esta responsabilidad mientras resuelve crímenes y misterios casualmente similares a cuentos infantiles.

Los dos primeros episodios, que son vueltas de tuerca a Caperucita Roja y Ricitos de oro y los tres osos, muestran como Grimm ha desaprovechado un punto de partida interesante. La atmósfera, que camina entre lo tétrico, lo misterioso y lo mágico, está muy bien conseguida, pero la ausencia de carisma e interés del protagonista y los que le acompañan no consigue que conectes con la historia. Tampoco ayuda que, superada la curiosidad de cómo adaptarán el cuento de turno, los casos autoconclusivos no sean especialmente interesantes de seguir.

En la otra cara de la moneda encontramos Once Upon a Time, la apuesta de ABC. La serie se desarrolla entre dos mundos, el fantástico y aquel en el que los personajes mágicos viven encerrados sin recordar quienes son en realidad. El arranque fue algo tramposo y efectista, pero interesante y sorprendente, y la evolución de los episodios ha sido muy positiva. Destaco especialmente la habilidad de los guionistas de hacer una historia mucho más autoconclusiva de lo que aparenta: los diferentes cuentos van tomando relevancia poco a poco, mostrando los contrastes y similitudes con la anterior vida de los personajes en el mundo mágico, algo que tiene repercusión directa en los protagonistas y la trama horizontal de misterio. Todo se va desenredando sin prisa pero sin pausa, manteniendo el interés y ofreciendo pequeñas historias curiosas, además de la valentía que demuestran al entrar en el mundo mágico, que es ñoño y sobreactuado cual cuento cuando debe serlo. Mencionar, por cierto, esa cabecera que va cambiando con cada episodio y esa cantidad sorprendentemente alta de homenajes y referencias a Lost.

Acabo haciendo una recomendación. Este verano comencé a leer Fábulas, una serie cómic nacida en 2003 en la que Bill Willingham hace algo muy parecido a lo que vemos en Once Upon a Time. Aquí, las fábulas han sido expulsadas del mundo mágico por “el Adversario” y viven camufladas en la ciudad de Nueva York. Cada uno se ha buscado sus habichuelas, nunca mejor dicho, y tenemos a un Lobo reconvertido a detective privado, a Blancanieves divorciada del Príncipe Encantador que dirige el cotarro en Villa Fábula, a Bella y Bestia con problemas matrimoniales o a Cenicienta llevando una vida disoluta. La historia aprovecha lugares comunes y recursos asociados al mundo de los cuentos y los adapta de forma muy original. Es muy recomendable. En España la edita Planeta de Agostini y aquí podéis ver los tomos publicados hasta el momento.

Por cierto, a los que seguís Grimm y/o Once Upon a Time… ¿Qué fábula os gustaría ver adaptada en la serie?

9 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Chorrisodio especial: The One With all the Thanksgivings

Friends es trending topic en Hablando de Series, parece. Hace unos días me planteaba quién podría protagonizar Friends en un reboot actual; hoy toca hablar deuna fiesta 100% yanqui a la que cogí cariño gracias a los episodios especiales de las series y, en concreto, de Friends.

Anoche estaba viendo episodios de Acción de Gracias de la serie, ya es tradición anual, y pensé que podía hacer un vídeo recopilatorio. Diez temporadas de Friends nos dieron diez Thanksgiving episodes que he querido homenajear con este chorrisodio especial. Por tiempo me era inviable subtitular todo el vídeo pero... ¡si os lo sabéis de memoria!. Por cierto... preparaos para hacer un flashback a los 4:3... Espero que os guste :)

Esta es la lista de episodios que aparecen en el vídeo. Si hay alguna opción de que sea spoiler para tí, no se que estás haciendo leyendo esto... ¡corre a ver Friends!

1x09: The One Where Underdog Gets Away
2x08: TOW the List
3x09: TOW the Football
4x08: TOW Chandler in a Box
5x08: TOW all the Thanksgivings
6x09: TOW Ross Got High
7x08: TOW Chandler doesn't like Dogs
8x09: TOW the Rumor
9x08: TOW Rachel's Other Sister
10x08: TOW the Late Thanksgiving


Aprovecho para anunciar que estoy pensando en recuperar los chorrisodios. Yo muy a lo serie inglesa, una temporada de 5 episodios, un especial y luego emito la segunda temporada cuando me da la gana :P Stay tunned. 

Para ver el resto de chorrisodios, pincha aquí.

11 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

HSX, la bolsa de Hollywood.


Necesito compañeros en HSX, gente con la que compartir el ostracismo que me genera esta obsesión por un juego tan específico, extraño y complejo como el Hollywood Stock Exchange. Os cuento. Su nombre es muy autoexplicativo: es un mercado de valores de Hollywood, esto es, compraventa de acciones relacionadas con el mundo del cine principalmente, aunque también hay acciones relacionadas con la televisión y con entregas de premios variadas. Jolivú, para entendernos. Aquí lo que se compra y vende son directores, actores, películas y activos derivados de los estrenos del fin de semana.

HSX no es para no iniciados en la actualidad cinematográfica ni para nostálgicos empedernidos ya que para ganar dinero son vitales dos principios: estar al día del mundillo y no guiarse por el corazón. A veces tendréis que apostar a la baja por vuestro director favorito; la vida es dura pero el capitalismo más. Por si hay alguna duda en este punto: es un juego. El dinero es de mentira y por mucho que consigáis convertir en medio año los 2 millones de dólares iniciales en 400 millones, no servirá para nada más que para alimentar vuestro ego.

Como decía, este juego es de actualidad y los valores van fluctuando de acuerdo con las recaudaciones de taquilla que hagan las películas en el mercado norteamericano (USA + Canadá), tanto el valor de las producciones en sí mismas como el valor de las personalidades asociadas a ellas. BoxOfficeMojo es al jugador de HSX lo que iMDB es al cinéfilo. También es ideal si tenéis un mínimo conocimiento de la bolsa, lo que es comprar al alza o a la baja, lo que significa comprar un CALL o un PUT de un estreno de fin de semana… Pero no hace falta ser un broker, no hay nada que el propio HSX no explique al detalle en su glosario y sus FAQs (todo pitinglish, eso sí).

Muchos de vosotros acabaréis de leer esto y pensaréis cuán fatal está el universo con gente jugando a una bolsa de mentira, pero para aquellos que os pique la curiosidad, lo probéis y tengáis dudas, podéis abordarme en mi twitter si de primeras hay cosas que no os cuadran o que no acabéis de encajar. Pista en relación a un error de principiante muy común: vuestras primeras compras que sean a corto plazo.No compréis acciones para las nuevas de ‘Los Vengadores 2’ y embarguéis así vuestro dinero a 2 años vista. Ni siquiera a 2 meses vista hasta que no dispongáis de más fondos. Para lo demás, mastercard.

Vamos más a fondo.

¿Qué es HSX? 

HSX simula un sistema de bolsa en el que las acciones, opciones, garantías y demás se hacen con películas, actores, directores, estudios y muchísimos más elementos del mundo del entretenimiento de la so called meca del cine. La idea es, obviamente, hacer el mayor moni moni posible. Es gratuito y online. Ha habido varios amagos de hacerlo algo real, pero siempre se quedan en nada; quiero pensar que por sentido común.

¿Cómo empiezo? 

Nada más registraros (al final os digo cómo), os darán 2 millones de dólares. Con eso, podréis comenzar y ya tendréis el portfolio listo. Esta es la pinta que tiene:


Net worth es el valor neto de vuestra pasta, que a su vez lo podéis ver dividido en lo que tenéis invertido (investments) y lo que está disponible para gastar (cash). En la parte derecha estará siempre la información de lo que habéis ganado en las últimas horas y también unos porcentajes de varios periodos de tiempo. Si está en verde, es buena noticia.

¿Y qué es lo que puedo comprar? 

Empecemos con lo básico: MOVIESTOCKS y STARBONDS. Esto es acciones de películas y personalidades. Cuando entras en el perfil de cualquier activo, además de una sinopsis, ficha técnica y demás datos básicos, tenéis esta información que os da una idea de lo que cuesta cada acción, de las que hay en circulación, lo que ha ido subiendo y bajando en los últimos meses… etc. Y el cuadro de TRADE. 

Para intercambiar acciones de una película o una personalidad, hay varias opciones. Buy, sell, short y cover. Buy y Sell no tienen mucho secreto. Es la compraventa de la acción simplemente. Esta se marca en vuestro portafolio como LONG.


En la imagen de arriba están alguna de mis acciones. HGAM2 es el código de la secuela de Los Juegos del Hambre. Compré 2653 acciones el día que se activó (me gasté todo lo que tenía). Costaba 70$ por acción. Ahora pasa de los 100$. A la derecha del todo podéis ver el cliching! que me ha supuesto (más de 100mil $).

Sin embargo, compré EGAME (El juego de Ender) y podéis ver que ha bajado de 51$ a 49$, lo que me ha hecho perder pasta. Los porcentajes de en medio es cómo ha ido el cambio en el día de hoy y la supercifra (147$ en este caso) es el valor real, lo que me darán si hoy vendo mis acciones. Obviamente, podéis vender solo parte de vuestras acciones y os las darán al precio actual. Ahí está la gracia ;)

Pero, ¿qué es el SHORT que aparece en los cuadros? Esta opción es para ganar dinero cuando la acción está a la baja. Es decir, es como apostar a que va a ir mal. Volvemos al cuadro de arriba. DRKTW es el código de la adaptación de La Torre Oscura. Por mucho que me duela, estas cosas se hacen con la cabeza y no el corazón. Hice un short a las acciones de DRKTW y como veis ha bajado casi a la mitad de precio, por lo que yo he ganado (poco, por ser tan rácana). Las acciones en SHORT no son vuestras. Tenéis dinero apostado pero no habéis comprado nada, así que para dejarlas no se usa la acción Sell, sino la de Cover.

La clave: las taquillas. Las películas van fluctuando por especulación hasta el momento del estreno. Tras el fin de semana, se ajustará el precio a lo que haya hecho en taquilla. Las acciones se congelan durante el finde, así que hay que tener muy claro cuál es la apuesta que haces por esa película. Después del ajuste de la película, se ajustan las STARBONDS asociadas a ella. Estos ajustes son los que más dinero dan a corto plazo, ya que son bastante predecibles. El valor de una Starbond depende de sus últimas 5 películas (podéis ver todas las fórmulas en el FAQ); si la última película que tiene una actriz es una peli indie con apenas recaudación y su siguiente estreno es un blockbuster, ahí hay dinero SEGURO. Por eso al principio recomiendo emplear el dinero en esto y en los derivados del fin de semana.

Un paso más allá: Derivados, warrants, opciones y fondos. 

Estos tipos de activos funcionan bastante parecido, así que los agrupo. Tienen en común que son cosas más abstractas y mayormente efímeras. Ya estaba deseando llegar aquí para hablaros de las TV STOCKS.


Las acciones de televisión se generan en torno a los nuevos estrenos de ficción en Estados Unidos. La compra/venta funciona igual que las películas (con long y short) pero van apareciendo y desapareciendo a medida que avanza la temporada.

En mi cuadro podéis ver que tengo Prime Suspect (PRMSPC) y Terra Nova (TERANV), ambas en short y, como han bajado de precio, me dan pasta. Antes tenía más. Compre Once Upon a Time y subió mucho tras dos episodios así que la vendí por si las moscas. Error.

En la imagen también podéis ver que pone HUGO.PU. En el apartado de “ALL DERIVATIVES”, además de las de tele, cada semana se actualizan los derivados de TAQUILLA.



Hay varias opciones así que uso ejemplos de hoy: Empiezo por The Muppets. Primero está la opción de Opening Weekend. Eso es simplemente adquirir acciones sobre la actuación de una película el primer fin de semana de taquilla (en este caso, contando de miércoles a domingo, como pone wed-sun). Puedes comprar long o short. Un poco más allá van las opciones de taquilla concreta.

En el caso de The Muppets, lo han establecido en 35mill$. Si crees que la película recaudará más que eso en el primer fin de semana, compras las acciones de CALL. Si crees que no llegará, compras PUT (como las que tengo yo de Hugo). Cuando acabe el finde y se sepa la recaudación (EN USA), ganarás a diferencia o perderás lo inviertido en caso de haberte equivocado, ya que las apuesta errónea se vende a 0$.

El último paso lo tenéis en el ejemplo con Puss in Boots. Esto son garantías de Blockbuster. Básicamente lo que compras es la seguridad de que esa película va a pasar de los 120mill$ de recaudación (en USA) durante las 12 primeras semanas tras su estreno. Son como las CALL options pero durando más.

Las OPCIONES, que es todo esto que os he estado contando, están siempre en movimiento. Siempre aparecen cosas nuevas con eventos sonados, así que hay que estar atentos. Por ejemplo, cuando los Oscar estén más cerca, seguramente aparezcan activos para apostar por los ganadores.

Lo último en derivados son los FONDOS (Movie Funds). En el cuadro donde estaban mis derivados podéis ver el código BOOKS. Esos son mis fondos derivados de las adaptaciones de libros. Los fondos los controlan personas del juego, que juegan con el dinero del fondo como si de un jugador cualquiera se tratase. Yo gano o pierdo dinero depende de lo bien o mal que sea jugado ese fondo. Hay de todo, desde fondos de géneros concretos o nacionalidad de las producciones hasta fondos de productoras y distribuidoras. En la página de cada fondo hay una lista de los activos que influyen en ellos. Mirad la de las secuelas, como ejemplo, aquí.

Trucos 

Las pocas recomendaciones que os puedo hacer empiezan por algo que ya he dicho: pensad con la cabeza y no con el corazón o perderéis todo vuestro dinero. Es vital estar al día de la actualidad cinematográfica y pasarse por la home de HSX a ver qué se cuece en cuanto a la bolsa del juego. Si hay noticia de fichaje, una película subirá. Si se pospone la grabación, bajará. También estad pendientes de lo que se estima para los findes y apostar a los derivados del fin de semana, puede salir muy mal pero también muy bien.

Habrá acciones que compraréis pensando a largo plazo (yo no pienso soltar la secuela de Los Juegos del Hambre hasta pasado el estreno de la primera peli) pero usad otras para ir ganando dinero a corto. Para esto son buenos los derivados, que son más inmediatos y pasajeros, y los ajustes de los StarBonds, que es un mundo aparte más complejo para incluir en esta guía de iniciación.

En la pestañita de Earn$ tenéis la opción de ganar algo de dinero todos los días contestando a un pequeño trivial sobre cine y sobre recaudación de taquilla. Bueno, y el Classic Cash, que ese es puro azar.

Después de todo este tostón, espero que os paséis por la web y empecéis a comprar y vender acciones de jolivú como bellacos, que no he hecho este pedazo post para nada xD Si tenéis cualquier duda, algo no ha quedado claro o queréis saber sobre cosas que no he explicado (sí, me he dejado cosas :P), estaré encantada de ayudar.

Nos vemos en los mercados!

71 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Friends 2.0

Ah, Friends. Es la serie a la que más cariño tengo con mucha diferencia, la primera que empecé a seguir a su ritmo de emisión original y la que me hace reír o llorar sin importar cuántas veces haya visto un episodio.

Así que, cuando el equipo de Central Perk Podcast pregunta inocentemente qué actores elegiríamos para hacer un reboot de la serie, no puedo evitar entrar al trapo. Hace tiempo fueron los personajes de Friends los que se pasearon por otras series, hoy tengo la difícil tarea de elegir actores televisivos que podrían encarnar hoy a seis pequeños grandes iconos. Difícil tarea.

Mónica Geller es... Claire Danes. 
Empecemos a lo grande. En pleno subidón con Homeland, no se me ocurre a nadie mejor que Claire Danes para interpretar a la intensa, mandona y obsesiva Mónica. La veo buscando e investigando a la mujer que le roba la identidad para luego hacerse su amiga. ¿Y aquel interruptor falso o cuando se presenta para limpiar el piso de la novia guarra de Ross? Es perfecta. Suplente: Julie Bowen (Modern Family).
 
Joey Tribbiani es... Chris Pratt.
Tras casi tres años de adorar a Andy Dwyer en Parks and Recreation, Chris Pratt ha demostrado que es la opción perfecta para interpretar al tontito pero adorable Joey. Ese atractivo de osazo de peluche mezclado con un How You Doin' a tiempo puede ser una combinación mortal. Le veo intentando hablar francés o siendo manipulado por Phoebe y Rachel con aquellos “No saben que sabemos que saben que lo sabemos”. Suplente: Garret Dillahunt (Raising Hope).

Rachel Greene es... Kristen Bell. 
Qué divertido sería ver a Kristen Bell interpretar a una de esas niñas pijas que tanto odiaba en Veronica Mars. Pero hay mucho más en Rachel que eso y para mí es el personaje con más matices y evolución. Veo a Kristen vestida de Leia, corriendo a lo Phoebe por el parque o cabreadísima con la existencia porque Emma se retrasa. Suplente: Alison Brie (Community).

Ross Geller es... Josh Radnor 
En How I Met Your Mother, Radnor ha demostrado que puede ser tan intenso, romántico, parado y adorable como Ross. Le veo dando clases de paleontología, le veo blanqueándose los dientes para impresionar a una chica, le veo con sus pantalones de cuero y pivotando el sofá. Suplente: Habría puesto a Ty Burrell (Modern Family), pero se me iba de edad.

Phoebe Buffay es... Kristen Wiig. 
Sin duda este es el personaje más carismático de Friends. No es fácil encontrar el punto de tontita adorable con ese punto de pirada sin que se vaya de las manos, y no he podido imaginar a nadie mejor que a la divertidísima Kristen Wiig de Saturday Night Live. La veo gritando a lo reina del drama, hablándole a los embriones o en plan pijo para impresionar a los padres de Mike. Suplente: Jenna Elfman (Dharma y Greg).

Chandler es... John Krasinski
Qué difícil es encontrar a un sustituto que encaje para hacer del inteligente, divertido y atractivo a su peculiar manera, Chandler. Siete años de bromas y miraditas a cámara en The Office han sido buen entrenamiento para soltar siempre el comentario jocoso de turno o siendo una mujer fuerte y segura de sí misma.


La verdad es que ha quedado algo muy ecléctico y utópico pero soñar es gratis ¿no? Igual que yo sigo esperando a que llegue 2014 para la esperadísima reunión, diez años después del final. Ahora es vuestro turno.. ¿A qué actores veis haciendo el reboot de Friends?

8 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

A mí háblame en chino, por favor.

No quisiera encender la llama del eterno debate del doblaje frente a la versión original pero sí que quiero poner sobre la mesa el tema de si ver las series en versión original enseña o mejora el inglés del espectador.

Obviamente, cuando yo veo alguno de los doramas que me gustan o anime japonés, no aprendo ni perfecciono el idioma. Quizá capte alguna expresión o palabras comunes, como mucho. Pero la importancia de la versión original, entre otras cosas, no radica únicamente en mejorar o aprender un idioma sino en conocer y conectar con esa parte esencial de la cultura de un país como es su lengua, sea inglés, danés o farsi.

Volviendo al aprendizaje, yo me considero una persona con un muy buen nivel de inglés: siempre me gustó, lo estudié con interés y pasé medio año viviendo en Estados Unidos. En este punto de mi relación con el idioma, veo la mayoría de las series tal cual (aunque a alguna le caen los subtítulos en inglés de cuando en cuando) y, a pesar de todo, cada capítulo que veo aprendo algo nuevo, una frase hecha, la mejor pronunciación de alguna palabra o uno de esos sustantivos convertidos en verbo por-la-gracia-de-los-yanquis, amén.

Estoy completamente segura de que la mayoría de los seriéfilos habituales de este blog que siguen las series americanas subtituladas han mejorado su nivel de inglés, aunque simplemente sea por oído o expresiones coloquiales. Ya me diréis si estoy equivocada.

El caso es que han llegado a mis manos unos diccionarios que quiero poner en vuestro conocimiento porque creo que valen mucho la pena. Se llaman Diccionarios de argot y se centran en esa parte del lenguaje que no estamos acostumbrados a ver en los diccionarios normales o los libros de estudiar idiomas. La jerga. Yo tengo los dos volúmenes de WORD UP!, la edición inglesa, y estoy encantada con ellos. Dentro se pueden encontrar desde códigos coloquiales habituales de una serie policíaca hasta expresiones dignas de los jovenzuelos barriobajeros de Misfits. Aquí os pongo unos ejemplos (a.k.a. fotos cutres hechas con mi iPhone) para que veáis algunos ejemplos molones.




Pinchad en las imágenes para verlas más grandes



Volviendo al tema... Vosotros, ¿Qué pensáis? ¿Habéis notado mejora del inglés desde que seguís las series en versión original? ¿Os da igual el tema del idioma y lo veis por simple inmediatez?

20 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Homeland: El gato y el ratón.

Igual que hablamos de postapocalipsis, fácilmente podríamos tomar el post 11-S como un género cinematográfico y televisivo en sí mismo. Es un lugar incómodo por el que hay que andar con pies de plomo en el que Homeland se está desenvolviendo como pocos lo han hecho hasta ahora.

Carrie (maravillosa y sorprendente Claire Danes), aún frustrada por aquella tragedia que hace una década sacudió al mundo y que, de alguna forma, carga sobre sus hombros, recibe la información de que un prisionero de guerra americano ha sido convertido. Cuando Nick Brody (Damian Lewis, que borda lo enigmático de su personaje) es rescatado tras ocho años de cautiverio, la decidida e intensa agente de la CIA desconfía inmediatamente de él y, a espaldas de la agencia, decide hacer lo que sea por probar que no se equivoca.


Este es el pistoletazo de salida para una serie que ha perfeccionado la práctica de jugar con el espectador, al que sólo deja la opción de abandonarse a la ambigüedad de la una historia y unos personajes cuyas intenciones son imposibles de definir con seguridad. ¿Es todo producto de la imaginación de la psicótica agente de la CIA aún atormentada por un día de septiembre o Nick Brody es algo más que un traumatizado soldado que se resiste a convertirse en el mono de feria de los marines americanos?

Tras producir, y escribir, alguno de aquellos intensos días de Jack Bauer, Howard Gordon y Alex Gansa adaptan este título israelí, tan atípico de Showtime, y nos ofrecen un thriller psicológico y conspiratorio donde la acción pasa por la tensión de una trama que se desenreda sin prisa pero sin pausa. Y es que Homeland exhibe un uso del ritmo narrativo del que pocas de esas denominadas series de calidad de cable pueden presumir.

A partir de aquí se podría considerar spoiler. Si no estás al día con la serie salta al último párrafo. 

Pasado el ecuador de la temporada, seguimos a vueltas con el gato y el ratón. Hemos pasado del juego de las cámaras de seguridad al juego de la seducción y de éste al de la mentira. Y no sólo con Brody y Carrie. Con un simple señuelo en forma de polígrafo, han conseguido llevar un interrogatorio con forma de roadtrip a un ya difícil siguiente nivel, asediando al espectador con la tensión de esperar que un mínimo gesto desenmascarase a un sospechoso. Chapó..

Tras ese fin de semana, Homeland vuelve a darun giro sobre sí misma. Ahora sólo nos queda esperar a descubrir la nueva maniobra de la serie, cómo volverá a sembrar la duda porque, si algo ha quedado claro hasta ahora, es que en este juego sólo hay un ratón indiscutible: el espectador.

9 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Las mejores temporadas televisivas

Lo confieso, echaba de menos un meme. A Alex, amigo y nuevo compañero de OhhhTV! Podcast, se le ha ocurrido esta idea para su blog y no he podido evitar dejar en pausa la entrada sobre Homeland y unirme a esto de hablar de las mejores temporadas televisivas.

En televisión es tarea titánica mantener un nivel de calidad e interés constante, sobretodo cuando tenemos temporadas con más de una veintena de episodios, una verdad que, sin embargo, no ha facilitado la tarea de señalar aquellas que, para mí, son más completas, redondas o especiales. Tranquilos no hay spoilers.

Friday Night Lights, primera temporada
Temporada modélica donde las haya, en la que lo importante no es lo que se cuenta, sino cómo se cuenta: con realismo y naturalidad, con mucha verdad y diálogos excepcionales. Las historias y personajes son consecuentes y no hay efectismos. La tensión y drama crecen con cada episodio hasta conseguir vítores y aplausos en los últimos episodios. A destacar Mud Bowl como muestra de todo lo mejor de esta serie en un sólo episodio.

Supernatural, cuarta temporada 
Es algo que he repetido cansinamente en este blog: el cuarto año de los hermanos Winchester consiguió la perfecta combinación entre los casos autoconclusivos interesantes, el humor cachondo y el buen rollo que caracteriza(ba) a la serie y las dosis de mitología justas en cada episodio.

Breaking Bad, tercera temporada 
Tras un primer contacto, corto debido a la huelga de guionistas, y un segundo año trepidante, en la tercera entrega de las aventuras metanfetamínicas de Walter nos encontramos con uno de esos villanos que tanto amamos odiar. Cuando combinamos esto con la excelente evolución de unos personajes al borde del precipicio, alguna de las secuencias más tensas que he vivido yo en televisión (esos finales del sexto y séptimo capítulos son inolvidables) y un genial y polémico bottle episode en torno a una mosca algo cojonera.

Alias, segunda temporada 
Hong Kong, Irina Derevko, los Bristow en el pasadizo, los dobles, Fase uno, La Revelación, La verdad lleva tiempo… ¿Hace falta decir más?

Dexter, cuarta temporada. 
Y hablando de villanos memorables, ¿No es Trinity uno de los mejores malos malosos televisivos de los últimos años? Con Dexter tratando de compaginar la vida profesional, familiar y asesinil, el meticuloso Trinity se convierte en un mentor silencioso, convirtiéndose casi en una obsesión que provoca una danza de tramas y encuentros entre ambos absolutamente maravillosa de seguir. Con estos elementos, difícil era no encontrarnos con una temporada redonda que se ha convertido en referente medidor de la calidad del resto.

The Office, segunda temporada 
La esencia de lo mejor de la oficina está en esta temporada: Michael Scott en su salsa organizando olimipiadas y dundies, Jim ejecutando las bromas más sofisticadas a Dwight, la frustrante y emocionante relación de Pam con Jim, las excentricidades de sus secundarios… La segunda temporada es un episodio hilarante y genial detrás de otro.


El Ala Oeste, segunda temporada 
Tras un primer año de conocer a los personajes, la dinámica entre ellos y el tono de una serie tan completa y compleja, llegamos a una segunda temporada redonda. Resulta muy complicado hacer justicia con palabras a una temporada que mezcla como ésta las relaciones personales, las dinámicas profesionales y la comedia con el drama político y temas que se plantean episodio a episodio. Quiero destacar episodios memorables como 17 people, Two Cathedrals, In the Shadow of Two Gunmen o The Stackhouse Filibuster. Y al personaje de Ashley Haynes, la abogada republicana intentando trabajar en su ridículo despacho del sótano.

Friends, quinta temporada 
Al ser Friends mi gran favorita de siempre, elegir una temporada es muy Sophie’s Choice para mí, pero me decanto por ese quinto año en el que vivimos el secreto (y el destape) del romance entre Mónica y Chandler o las consecuencias de que Ross dijese el nombre de Rachel en su boda con Emily, mudándose al piso del gordo feo desnudo y llorando por suuuuu bocadillooooo. Episodios como el de los flashbacks de acción de gracias, el de la pelota y el de los propósitos de año nuevo hacen de esta una de las mejores temporadas.

Doctor en Alaska, primera temporada
Es difícil decidirse por una sola temporada de las aventuras del Doctor Fleischmann en Cicely, pero me voy a quedar con ese primer contacto con ese entrañable y peculiar pueblo de Alaska y sus habitantes. Qué maravilloso fue conocer a alguno de mis personajes televisivos favoritos como Marilyn y sus monosílabos, Chris en su radio o Ed y sus películas.

Lost, cuarta temporada
Acabo con una serie que ahora estoy reviviendo gracias al podcast Still Lost. La primera temporada es realmente redonda: inquietante, equilibrada y con uno de los mejores pilotos que se han visto. Pero tengo un hueco especial en mi corazoncito televisivo para la cuarta temporada porque, además de tener alguno de mis episodios favoritos de la serie (Ay, The Constant...), fue la que pude seguir en directo cuando vivía en Estados Unidos y de la que hice live-blogging.


Cierro la lista con algunas menciones especiales a Studio 60 y su primera midseason, a la cuarta temporada de Expediente X, la quinta de 24, la segunda de 30 Rock, la primera de mi adorada Veronica Mars y, por mencionar algún reality, a la quinta y séptima temporadas de The Amazing Race. No, no menciono Fringe, que no quiero saturar :P

22 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

The Ecstasy of Blue Meth

Esta entrada habla de la cuarta temporada de Breaking Bad. Pero si aún no has visto la serie, lee aquí por qué deberías hacerlo. Si la has visto, sigue leyendo y dale al play para tener un plus de epicidad de fondo.


Nuevo Méjico se ha convertido esta temporada en el lugar de duelo de tres de los mejores personajes de la televisión actual. Así, sin exagerar nada. Walter White ha sido nuestro héroe desde que su diagnóstico oncológico le llevó al mundo de la metanfetamina azul. Convertido ahora en nuestro villano manipulador, su instinto de supervivencia le ha hecho caer del todo en un abismo del que pronto será el amo y señor.

El talento se hace aún más presente en condiciones adversas y este cuarto año, la serie de Vince Gilligan ha contado con un presupuesto notablemente inferior que ha sido compensado con altas dosis de tensión. Desgraciadamente, Breaking Bad ha ido perdiendo tratamiento visual y variedad de localizaciones a la vez que dólares. Sin embargo, hemos salido ganando porque ahora el nuevo oeste americano está en Alburquerque y excitantes duelos y juegos de poder se libran dialécticamente en sótanos, terrazas y salones.

La evolución de unos personajes a los que amamos por sus aciertos y descalabros ha alcanzado grandes clímax esta temporada, con un Walter completamente abandonado a sus propios intereses, arrastrando a Skyler con él, y un perdido Jesse cuyo tambaleo entre la perdición y la confianza ha dependido de quién le manipulaba. Gus, Mike y Hank siguen siendo un pain in the ass, pero el intimismo resultado de la falta de recursos nos han permitido conocerles mejor para aplaudir su fracaso con más fuerza.

Tendremos que esperar a verano para disfrutar de los últimos 16 episodios (o quizá los repartan en dos temporadas) de Breaking Bad, que amenazan con ser los más intensos de todos, los que harán estallar esa bomba que Walter ha ido cargando de secretos, mentiras y traiciones durante estos cuatro años de delicia televisiva que hemos vivido. Ahora se encuentra solo, como villano absoluto de una red de personajes en torno a él y al borde del abismo, en una situación en la que el empujón puede venir por cualquier flanco inesperado.

La señal de "Precaución: extremadamente volátil" nunca tuvo tanto significado.



4 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

¡Móntate tu película!

 
Me salgo un poco de la temática principal del blog (aunque con el vídeo me lo he traído a mi terreno) para hablaros de este concurso de Catalana Occidente con el que, además de los regalos del concurso oficial, los lectores de este blog podréis optar a un regalito extra, ¿Cómo? Fácil.

Lo primero es ir a la página de Móntate tu película y registrarse para poder doblar o subtitular una de las secuencias que proponen. La cosa tiene que rondar de alguna forma en torno a tres temas principales relacionados con Catalana Occidente: Hogar, vida y coche. Con este vídeo entraréis automáticamente en el concurso de los 500 premios que sortean entre los que hay un coche, una X Box, bonos anuales de cine y estancias en hoteles. Darle caña a los vídeos en las redes sociales porque la primera fase del concurso va por votación popular, luego habrá un jurado que decida el ganador.

Después de todo esto, viene vuestra parte como lectores de este blog. Entre aquellos que volváis a este post y publiquéis en un comentario el enlace para que los demás veamos vuestro vídeo doblado o subtitulado, sortearemos cinco entradas dobles de cine. Para participar en este pequeño sorteo nuestro tendréis un mes a partir de hoy, es decir, hasta el 4 de diciembre. ¡No olvidéis dejar en ese comentario un mail de contacto por si sois los ganadores!

Decir que este post ha sido patrocinado y de ahí que se salga un poco de la temática. Pero confío en vosotros, que se vea en esos vídeos vuestros que participáis de mi parte ¿eh? Que se note que hay seriéfilos en la sala. 

Ah, que se me olvida. En febrero de 2012 habrá una gala de entrega de premios para los más votados y ganadores. Nuestros propios Oscar en el mes de los Oscar. ¡Espero empezar a ver vuestros enlaces por aquí pronto!¡Gracias por participar!

2 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

La perfección de lo imperfecto

La imagen de la mujer en la ficción televisiva americana ha sufrido grandes cambios desde aquellas madres y esposas perfectas cocinando tartas deliciosas embutidas en vestidos impecables. Esa presión que ejercían los modelos de esposa utópica se ha transformado, y ahora la sociedad y las mujeres mismas colocan sus aspiraciones en esas mujeres independientes, inteligentes y guapas que protagonizan, noche a noche, el primetime americano.

Sin embargo, la televisión ha abierto huecos para esos personajes que tratan de romper moldes para ser independientes y espontáneas como Lucy de I Love Lucy o para permitirse pequeños deslices o grandes errores como esas Mujeres Desesperadas. Este es el tema que plantea la primera entrega de America in Primetime, una miniserie documental de PBS, cadena pública estadounidense, que durante cuatro episodios reflexionará sobre cuatro arquetipos de personaje recurrentes: La mujer, el hombre, el héroe y los raros.


El primero, The Independent Woman, se emitió el pasado domingo y cuenta con reflexiones y entrevistas actores y productores como James L. Brooks, Mary Tyler Moore, Edie Falco o Roseanne Barr entre muchísimos otros que podéis ver en esta lista.

They want interesting, they dont want likeable 

Este recomendable episodio explora el impacto y la visión de esas primeras mujeres que escapaban de lo establecido y que, con los años, se han convertido en el modelo de personaje independiente e imperfecto al que Linda Wallem, creadora de Nurse Jackie, hace referencia con la frase en azul. La televisión actual, y la existencia del cable americano, nos permiten acercarnos a estos personajes con los que identificarse es un proceso mucho más natural. Cuenta Marcy Carsey, una de las productoras de Roseanne, que las cadenas dudaban que los espectadores tuviesen interés en ver algo como eso: una comedia sobre una madre obesa, maleducada, de clase baja y cuya forma de educar a sus hijos es, al menos, cuestionable. Sitcom que acabó convirtiéndose en la más exitosa del momento.

Sentirme identificada con el día a día de Brenda Johnson o Carrie Anderson es algo difícil pero, en ese entorno, sale a la luz todo lo aquello que nos seduce. El miedo al compromiso, el caos de la independencia, la resistencia al chocolate, la presión laboral, la ambición de conseguir un objetivo, los secretos… son esos los elementos que las hacen distintas, cercanas y reales.
 

.

1 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!