Meme: Despidiendo la temporada 2010/2011

¡¡Extra, extra!! La temporada se ha terminado y es hora de conmemorarlo con uno de esos memes que tanto me divierte hacer. Por supuesto, espero que os animéis a seguirlo bien sea en los comentarios o en vuestros blogs. Si es lo segundo, avisadme vía twitter, comentario o señales de humo para añadirlo aquí.

Ya se han apuntado Centoloman, Emilio, Brinstar, MissMacGuffin, LiPooh, Dhawitz, Titania y Harmo, Omar, Pigonna, El Club Silencio, Felipe, Raval, MadQuark, Kalimero, Bvalvarez, Rocío,



Sólo hay una instrucción de uso
: Se trata de comentar la temporada 2010/2011 desde los estrenos de otoño hasta hoy mismo.

La novata que nunca debió existir
Mira que desde Las Chicas Gilmore tengo cariño a Melissa McCarthy pero Mike & Molly es una de esas sitcom planas y con ese humor blanco con tufo antiguo que no soporto. Y lo que peor llevo es lo bien que funciona en las Américas.

La que ha perdido fuelle
Bones. Todos los personajes han estado dispersos y abandonados. Los casos de la serie nunca han sido su fuerte. Resultado = aburrimiento.

All the same, one different.
Esta categoría pensada para los procedimentales policíacos quedaría desierta de no ser por el comienzo de mi relación con Brenda Lee Johnson. Aún no me he puesto al día con The Closer, estoy a mitad de la cuarta, pero ahora mismo es mi favorita de este género.

La que sigues con más pasión
¿Tengo que contestar? Fringe. No digo más.

La gran decepción
Supernatural. No contest. Si ya la temporada anterior tuvo sus altibajos para mi gusto, en esta han perdido casi todo el buen rollo de la serie, los episodios autoconclusivos han dejado paso a una trama horizontal demasiado seria e intensa llevada a trompicones. Les ha salvado el chorrisodio de turno.

La que te ha sorprendido gratamente.
How I Met Your Mother venía de una temporada flojilla para mi gusto. Esta no sólo ha remontado sino que ha encontrado un nuevo tono del que disfruto mucho.

La que te llamaba mucho pero no seguiste con ella.
Supongo que esto es raro pero a mí me pasa mucho. Espero con ganas una serie, Broadwalk Empire, por ejemplo, y tras un par de episodios la abandono. No ha sido porque no me gustase, aunque cierto es que no me enganchó más allá de visualmente, pero algo hay que no me acabo de arrancar a seguir.

La cansina
Glee. Ya. He acabado con ella hasta nuevo aviso. Para siempre, probablemente.

La miniserie.
Crematorio. Producción española impecable y altamente recomendable que demuestra que aquí hay talento para hacer buena ficción.

La que no pensabas que te gustaría.
Como Raising Hope aparece en una sección similar en otro meme anterior, voy a cambiar un poco el disco y poner Nikita. Sí, como lo habéis leído. Me la he dejado para el verano por falta de tiempo y tras tres episodios puedo afirmar lo sorprendente que me resulta lo bien equilibrada que está y lo que engancha.

La nueva serie que recomiendas.
Este año, además de la serie de Greg García, destacaría Episodes y Lights Out. Mi estreno favorito lo dejo para la siguiente categoría.

Me gustaría formar parte de esta familia
Sigo riéndome como el primer día con las peculiaridades de cada uno de los personajes de Modern Family y, aunque haya bajado mucho el nivel, los Walker siempre tendrán un huequito en mi corazoncito seriéfilo, pero este año hay una familia que se ha alzado sobre todas las demás: Los Gallagher. Shameless es, con diferencia, la nueva serie que más he disfrutado esta temporada.

La que sigue en forma
30 Rock. Cinco temporadas y sigue siendo la sitcom más redonda, dinámica, incisiva, divertida, sinvergüenza y recomendable.

La que dejaste y ahora te arrepientes.
Una categoría que mantengo porque se que nos sucede a muchos pero, por desgracia o por fortuna, este año no me arrepiento de nada.

Una nueva con buena pinta
Este año hay que reconocer que me llaman bastantes aunque destacaré Terranova, The River, Alcatraz, Awake, Smash, Prime Suspect, The Play Boy Club y Person of Interest.

La cancelación que has maldecido.
Tras sólo dos episodios, Lone Star prometía como lo mejor de la nueva temporada en las cadenas generalistas. Nunca sabremos si será así.

La renovación cansina.
One Tree Hill es la nueva Smallville. CW, supéralo.

Ese cliffhanger malo para tu manicura.
Lo siento, porque no es de la temporada, pero aún no he superado el de Breaking Bad así que rompo mi propia regla para esta categoría.

Un momento para llorar.
The Office ha remontado mucho esta temporada pero, a pesar de todo, hemos tenido que despedir a Michael Scott. Sus últimos episodios nos regalaron momentos de lo más emotivos pero yo me quedo con la canción que me hizo llorar mares.

Un momento para reir.
Ron Swanson siendo Ron Swanson en cualquier episodio de Parks and Recreation es siempre una carcajada, pero creo que me quedo con el episodio de Dungeons & Dragons y el final de temporada doble paintballero de Community.

#yoconfieso
Uno de los motivos por los que he tenido que reducir el número de series que veo ha sido la existencia de MTV España y sus reality trash maravillosos que me hacen perder tardes enteras. Mi última adquisición, Scream Queens. ¡Eh! Podría ser peor.

Tú sobras
Todos los personajes de Outsourced menos Gupta. Esta nueva serie ha tenido algunos buenos momentos y otros malos pero ha sido Gupta, y que sea una serie de 20 minutos, lo que ha hecho que haya aguantado hasta el final.

La que has abandonado
He abandonado varias pero el caso de Parenthood ha sido estampida con cabreo... ¡Qué forma de hacer que odiase a todo el mundo!

#Túantesmolabas
Entre Alisson Janney y Matthew Perry, quizá esperaba demasiado de Mr. Sunshine, comedia que ha resultado ser todo un bluf con dos protagonistas que en su día fueron los grandes C.J. y Chandler.

This is reality televisión
Como he confesado, ha habido mucho reality en mi vida este año. Son fantásticos para ver en multitarea o mientras se cena o para disfutar en compañía. Destacaré la calidad que ha habido en la edición de American Idol, lo curioso que resultó Face Off y la diversión inevitable de las ediciones All Star de The Amazing Race y Top Chef.

La nueva serie que no veré ni loca
Work it. ¿¡SERIOUSLY!?

And aaaaaaIaaaaai güil olgüeis lof youuuuuuuuu
Me pongo en plan Whitney para declarar de nuevo mi amor por House, una serie que en su séptima temporada no sólo sigue en plena forma sino que ha crecido y ha mantenido el nivelón de su sexta y mejor temporada hasta el momento. Dexter también tiene la cualidad mágica de superar las dificultades de un concepto que yo creía condenado a morir pronto. Sin embargo, cada temporada añade elementos nuevos, los personajes evolucionan y se disfruta enormemente. Sin Trinity no ha sido lo mismo, pero la he disfrutado igual.

Eh eh, que esto no ha acabado.
No por supuesto que no. Aún tenemos Juego de Tronos y The Killing entre manos y pronto volverán algunas series veraniegas esperadísimas como Breaking Bad, True Blood o The Big C.


Y llego el final. Muchas preguntas parecen, pero es ponerse a contestar y se hace corto. Espero que os animéis y recordad decírmelo si lo hacéis ;)

21 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Blogs, podcast, calendarios de series y promesas

Eh, eh, eh. Que no es para tanto. Ha pasado mucho tiempo desde mi último autobombo y este va a ser rápido e indoloro, lo prometo. Además, voy a hablaros de más cosas a parte de mis mundos de Yupi.

Primero, tengo un nuevo blog. Lo se. Con lo que ha bajado el nivel de actualización de Hablando de Series y me abro uno nuevo. Realmente escribo menos aquí porque tengo menos tiempo para ver series, pero prometo escribir más (y no escribir solo sobre Fringe). El caso es que hay otros temas que me interesan que no tienen cabida aquí o en las otras webs por las que rondo así que por eso nació MAMARRACHOS TODOS. Es de temática variada (la que me apetezca, vamos) y no reprimo mi ira. Aviso.

Hago un descanso de mí para hablaros de Followmytv. A estas alturas muchos lo conoceréis pero para el que no, es la mejor web/software para llevar el control de las series vistas que he probado. Myepisodes era práctico pero básico. MyTvShows no estaba mal si coincidía en la semana que funcionaba aunque su sistema de añadir episodios era un incordio. En esta web uno añade las series y se forma una lista o calendario con las series a ver. Tiene un sistema de destacar series (Pin) muy útil para las que vemos a nuestro ritmo y se valora cada episodio y también puede comentarse, aunque si buscáis algo así, Miso es mejor en este sentido. Tiene un mínimo de funciones sociales y aún no tienen App para móviles, pero están desarrollando ambas. Echadle un ojo, porque creo que merece la pena. Ah! Y añadirme como amiga! :P Si pincháis la foto, veréis en grande la pinta de mi dashboard vista desde el iPhone (y ya de paso, mis pinned shows os revelan mis planes de visionado veraniego).

Sigo con el autobombo y esta vez es un nuevo podcast. ¡Si nena siiiii!. Un buen día del verano pasado, un tal Ramon Rey y yo nos conocimos en un debate de La Caja de Spoilers sobre Fringe y Expediente X y el resto es historia. Desde hace ya unos cuantos meses, publicamos quincenalmente ESTA PELI YA LA HE VISTO, un podcast de cine en el que hablamos de estrenos estrenísimos y de clásicos clasiquísimos, de pelis malas malísimas y de muchas cosas más. Todo desde nuestro punto de vista, claro. En la página podéis escucharlo, suscribiros, comentar y todo lo que os apetezca.

Hablando de podcast, últimamente han aparecido un par de programas nuevos sobre series de twitteros habituales de mi timeline y aprovecho para darlos a conocer. Uno es CentralPerk Podcast. Si es que ya con el nombre me obligan a compartirlo… A destacar una sección nada habitual entre los podcast de esta temática: Los realities. El otro que quería comentar es Seriefilators. Se han estrenado ayer en esto del podcasting y quería darles un empujoncito.

Y acabo el tema podcast recordando que sigo rondando por OhhhTV podcast. Hace poco que cumplí tres años con ellos y aquí sigo, charlando de cine, series y lo que se nos pasa por la cabeza. En el último episodio hemos hecho un especial upfronts que no os podéis perder.

En el fondo esta entrada ha sido solo para hacer tiempo mientras que se acaba de gratinar el meme especial de final de temporada. También vendrán entradas sobre Juego de Tronos, Supernatural, The Office y otras comedias, las series que he despedido este año como Brothers and Sisters o Greek , las que he abandonado… ¡y se aceptan sugerencias!

11 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Not J.J. Abrams’ boat

Hoy hace un año que acabó Perdidos. Aunque la guardo en un lugar especial de mi corazoncito seriéfilo, de momento lo voy a usar de excusa para una entrada que tengo pendiente desde hace tiempo.

Con todo esto del final lostero, se ha reavivado el debate sobre la serie, su evolución y su final y casi siempre hay un elemento en común y es que Jeffrey Jacob Abrams se lleva tanto palos como halagos (generalmente palos por haber engañado durante seis años a algunos seguidores de Lost). También ha sucedido con Fringe, una serie que evoluciona con cada episodio y visita lugares comunes a otras producciones de Abrams, y que aquellos que la vapulean o laurean siempre mencionan a J.J. en sus discursos.

J.J. es un inconstante que abandona sus proyectos.

No. Jeffrey es un productor, ni más ni menos. Algunos se atreven a llamarle el nuevo Spielberg. Es muy pronto para una comparación así pero sí es cierto que la forma de moverse de ambos en la industria es similar. Pero yo iría un paso más allá y diría que Abrams es mucho más productor a secas que Spielberg.

Es cierto que en la industria cinematográfica los papeles están mucho más definidos y se es guionista, director o productor, y yei yei ha sido los tres. Sin embargo, esa definición de papeles es más difusa en televisión y hasta el propio Spielberg ha visto sobreutilizar su nombre en alguna de sus producciones televisivas… Una cosa es ser productor ejecutivo, productor a secas, creador o showrunner.

Jeff es creador y productor. Él, junto a sus companions de Bad Robot, posee un talento para captar, crear y financiar proyectos. Por supuesto, no sólo caga oro y ha tenido sus fracasos, como cualquier hijo de vecino productor, pero tiene un estilo propio, le gusta arriesgar y está abriéndose camino como uno de los productores de ciencia ficción más prometedores de la actualidad.

Con frecuencia leo o escucho por los mundos de Internet criticarle por su inconstancia, por abandonar sus proyectos a medias e incluso por tener la culpa de tal o cual giro de guión. Abrams no es guionista de televisión. Ha sido showrunner de Felicity y Alias, desde entonces ha funcionado como creador y, a lo sumo, productor ejecutivo. Esa es su habilidad y su intención: poner en marcha una producción para después dejarla en manos de guionistas, showrunners y vincularse a ella en la medida justa desde su posición.


J.J. se copia a sí mismo constantemente.

¿Y si yo dijese que Josh Whedon se copia a sí mismo constantemente? También lo hacen Aaron Sorkin o Seth McFarlane. Pero no se llama copiarse a sí mismo, sino tener un estilo y preferencias propios.

Desde el comienzo de su carrera ha demostrado su predilección por la ciencia ficción o la fantasía. Incluso en un drama universitario como Felicity no pudo resistirse. En sus series se aprecian muchos lugares comunes que no son más que el reflejo de una preferencia muy clara hacia cierto tipo de historias. Esto se subraya más con el hecho de que tiene un grupo de creativos y gente del sector con la que siempre trabaja, gente que comparte esos favoritismos por el género.

¿Por qué ver ramalazos de Alias en Fringe es algo malo? ¿Por qué los que critican la serie de Fox se empeñan en compararla con Lost porque tienen giros y recursos en común? Estoy segura de que a esos mismos no se les ocurriría decir que Los Soprano es un plagio porque utiliza trucos y giros de muchos clásicos del cine de Gangsters y no dejan de ser afirmaciones similares.

Personalmente sigo con mucho interés la carrera del señor Jota Jota, porque de momento me ha demostrado tener un ojo único para cierto tipo de historias que, además, coinciden con mis gustos personales. Me gusta que sea un culo inquieto y tenga varios proyectos entre manos. Me gusta verle producir una serie desde la lejanía mientras se dedica a dirigir una película de ciencia ficción de aires ochenteros. Y, por todo esto, me debía una entrada defendiendo su honor.

Me despido con un par de enlaces para homenajear el aniversario de Lost. Cualquier cosa que escribiese ahora seguramente no me dejaría tan satisfecha como en su día lo hicieron esta entrada sobre el final y esta otra con mis mejores momentos de la serie. Os dejo con ellas.


15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Fringe: El final es el comienzo.

Despertarse un sábado y no tener un nuevo episodio de Fringe es una fastidio para muchos pero tranquilos, que ya llego yo para daros una buena ración de la serie con mi comentario del final y de la temporada. Por lo tanto, si no estás al día con la serie, huye de los spoilers spoilerosos.

There are things that I know. But there are things that I do not. Various possible futures are happening simultaneously. I can tell you all of them, but I cannot tell you which one of them will come to pass. Because every action causes ripples. Consequences both obvious and unforeseen.

Esa frase es parte de la conversación que Walter mantiene con El Observador en “The Firefly”, décimo episodio de esta tercera temporada. Pero antes de comenzar la review, quiero aclarar un par de cosas. Una: Lost no inventó las paradojas temporales. Dos: La relación de J.J. Abrams con la serie desde pasado el arranque de la misma, y como ocurre habitualmente ya que no es otra cosa que un productor, no pasa del “created by”.

Fringe lo ha vuelto a hacer, nos ha dado un nuevo finale que resuelve tramas, aclara misterios y cambia las reglas del juego. Esta vez nos ha transportado a un futuro donde Peter tiene 47 años (¿Quién dijo Alias?), un Peter que se enganchó a La Máquina y destruyó el universo Over There en 2011. El primer aplauso al episodio llega con la forma de recoger conflictos y relaciones sembrados en el pasado (nuestro presente). Walter está tras las rejas a las que le ha condenado una sociedad que le señala como el culpable del fin del mundo, pero él sigue optimista y tiene razones para serlo: después de todo lo ocurrido, después de tanto drama, remordimientos y resquemores, tiene lo que más quería: El amor incondicional de Peter (No importa de quién sea la culpa, eres mi padre). Olivia es más adulta, más segura y controla sus poderes telequinéticos. Son sólo dos ejemplos de dos guiños que, a mi parecer, demuestran cómo cuidan cada detalle.

Pero claro, estas cosas, como me dijo un anónimo -benditos sean- en mi comentario sobre el episodio del LSD, este tipo de detalles son muy infantiles y lo que importa es la animación o si los observadores dicen tal o cual. J. H. Wyman, uno de los showrunners, dijo en una entrevista que había dos tipos de espectadores de Fringe: los que ven la serie por su relación con los personajes y los que la ven por la mitología, que suelen ser los hardcore fans que rechazan los episodios del monstruo de la semana. Yo debo ser muy rara porque me gusta todo. Me gusta la serie.

Para mí, Fringe tiene una ventaja muy importante sobre otras producciones similares (y sobre Lost, con la que tanto se la compara últimamente) y es que el misterio nace de sus personajes. Desde el comienzo de la serie, el centro de toda la mitología, la clave de todo, está en ellos. Su pasado, sus poderes, su conocimiento, sus acciones y elecciones. Ellos son The First People. Ellos SON la mitología. Sí, hay elementos ajenos pero, o son reglas establecidas de la realidad de la serie (como los dos universos) o son macguffins (como los observadores).

Y ahora sabemos que nuestros protagonistas están en un bucle temporal. Somos testigos de un futuro en el que Peter decidió destruir un universo entero para salvar al suyo, pero el resultado dista mucho de ser el que buscaban. Ya se lo dijo Belly a Olivia: La historia se repite. No es la primera vez que experimentamos esto, ya lo vimos con Alastair Peck en “White Tulip”, uno de mis episodios favoritos de la serie (oh! Es autoconclusivo!). Peck se atrapaba a sí mismo en un bucle temporal donde intentaba dar con la acción adecuada que salvase la vida de su mujer. La elección definitiva fue morir con ella.

El Peter de 2026 está en una posición similar, Walternate le ha tendido una trampa y ha asesinado a quien más quiere. Walter, que ha tenido mucho tiempo para pensar en la cárcel, ha llegado a la conclusión de que él creó La Máquina. La creó en el primer bucle y la mandó a la prehistoria en un agujero de gusano. Probablemente fue él quien hizo el dibujo de Peter y Olivia en la máquina y también quien dejase a la familia Weiss encargada de proteger esa información. Nunca conocimos a Rambaldi pero ahora tenemos a Walter, quien ya no puede hacer nada contra eso. Lo que sí puede es provocar un nuevo loop, uno en el que ningún universo sea destruido. ¿Qué ocurrirá ahora? Ni September lo sabe.

La máquina (construida ahora de forma distinta) lleva la consciencia de Peter al futuro y, visto lo visto, toma una nueva decisión provocando la convergencia de ambos universos. Urge al resto que trabajen juntos por el bien de todos. Y desaparece. Al parecer nunca existió. Y entonces llegan las preguntas.. Si Peter no existió, ¿Por qué iba Walter a cruzar universos?¿Cómo iban a conocerse Olivia y Walter?. Quizá las “Soul magnets” tengan algo que ver pero, aún así, creo que la gente está haciendo las preguntas equivocadas. Ya lo dijo Bell: la historia se repite.

Fringe nos ha enseñado que la memoria es complicada. Nuestros protagonistas no recordaban nada cada vez que Alastair Peck reiniciaba su bucle. Ahora, Peter es Peck. La frase de los observadores es tramposa, yo creo que Peter sí ha existido, pero de otra forma. Olivia no recordaba su infancia con el cortexiphan, Peter no recordaba haber estado enfermo, pero eso no significaba que no fuera cierto. Obviamente será uno de los temas de la próxima temporada. Quizá fuera la evidente curiosidad científica de Walter la que le hiciese cruzar al otro lado en un loop anterior. La historia se repite. Quizá por eso decidieron introducir una nueva variable: Peter. Curioso que sólo haya uno. Quién sabe qué ha ocurrido en este nuevo loop. Las preguntas que yo me hago son ¿cuántas veces se habrá repetido el ciclo? ¿Será el final de la serie cuando, por fin, consigan salir de él?

Creo que no es necesario aclarar lo mucho que me ha gustado este final y lo bien que, para mí, encaja en la historia, en los personajes y en el tono de una serie que ha ido evolucionando a cada episodio. La temporada no ha sido perfecta. Aunque sea de las pocas, siento que la serie se haya abandonado casi por completo a la serialidad. He disfrutado mucho de sus episodios autoconclusivos, como The Plateau o Marionette, y he echado de en falta algunos más. Tampoco he sido fan de Bellivia. No porla actuación de Anna Torv, que merece tres emmys, uno por personaje, sino por la trama. Ha servido para darnos algunas respuestas y para ese maravilloso episodio que fue LSD, pero no acabó de cuajar para mi gusto.

Me despido volviendo a subrayar Fringe como una de las mejores series del momento, una de las que más disfruto con diferencia y una de las más destacables en su género científico-fantástico. Gracias FOX por apiadarte de nosotros, sus fieles seguidores.


22 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

El mercado televisivo: España no es USA.

Hace unas semanas me encontré con este artículo en Periodista Digital en el cual Sergio Espí expone los motivos por los que considera la ficción en España falta de originalidad, riesgo y calidad. Aunque, hablando en general, yo no soy precisamente el ejemplo de alguien que ve y defiende las series nacionales, hoy he decidido hacer de abogada del diablo para rebatir, tirando de fisking, alguno de sus argumentos centrándome principalmente en la comparación que hace con el mercado americano.


Ahora mismo las series más punteras y exportadas vienen de E.U.U.U y, últimamente de Inglaterra. Ambos países, como cualquier otro, poseen un público de exigencias muy particulares. Allí existe una industria una audiencia fragmentada y variada. Hay más oferta y el mercado manda, así que se buscan producto cada vez más sorprendentes e innovadores.


Esto es una verdad a medias, realmente. Por una parte, si analizamos la parrilla americana en los últimos años, se aprecia una tendencia clara a evitar el riesgo, a apoyarse en algo preexistente y conocido (remakes, adaptaciones, etc.) y a caer en los formatos de audiencia masiva donde la autoconclusividad y el encefalograma plano predominan. Series que puedo quedarme dormido un rato y al despertarme me reenganche sin problema, como dice mi padre cuando me pide algo para ver.

Sí es un hecho que en Estados Unidos existe una audiencia fragmentada y variada, lo que me lleva a otro punto de su artículo.


En España el target que más televisión consume son los niños y/o adolescentes y las mujeres mayores de 40 años. (…) Las series, pues, son familiares, fáciles, aptas para todos. El espectador más exigente carece de entretenimiento. La pregunta es: ¿Es un problema de oferta o de demanda? ¿Solución?: Con la TDT y los canales de pago la audiencia está más fragmentada (…) crear productos de calidad, arriesgados y punteros diseñados para audiencias específicas, sin intenciones de agradar a todo el mundo.


Sí, este es probablemente el gran problema de nuestra televisión. Pero en este asunto intervienen muchos factores que considero importante mencionar. En los estados juntitos son 300 millones de personas y, con los años, se ha llegado a tal fragmentación de audiencia, con sus más de 500 canales, que un millón de espectadores puede ser un triunfo para la cadena. Pero no nos confundamos, las Networks yankis (con las que compararíamos nuestras cinco cadenas principales) hasta hace cinco años sólo miraban por la audiencia general.

Volviendo a España, la audiencia potencial es de 46 millones, lo que hace la fragmentación un asunto peliagudo. El millón y medio de audiencia de Dexter, una serie muy minoritaria, representa un 0,5% del universo total. Ese porcentaje de espectadores en nuestro marco es muy difícil de vender a un anunciante.

Ah! Los anunciantes… Desgraciadamente o por fortuna, la televisión es un negocio y las televisiones viven para la exigencia de un cliente anclado en el pasado. Las marcas no parecen convencidas de los beneficios del target específico y siguen mirando por el share. Quizá la crisis ha potenciado que algunas experimenten en Internet las posibilidades del marketing de nicho, pero la realidad es que las cadenas buscan la serie familiar porque es lo que hace caja.

¿Es posible una ficción para un público más concreto? En el artículo encontramos dos ejemplos de buena ficción nacional como son Crematorio o Qué fue de Jorge Sanz pero no hay que olvidar una cosa: al igual que Showtime, HBO, AMC y otras cadenas de cable que producen esas series que tanto admiramos, pertenecen a canales de pago donde el cliente apoquina para ver lo que le interesa. Es por este motivo por el que no he mencionado la ficción británica hasta ahora: los ingleses pagan una cantidad anual por su televisión que haría estallar una guerra si se implantase en España.

El autor sigue hablando de otros problemas como la duración del formato, la programación o la autocensura, pero esto son temas relativos a nuestro propio mercado que serían más adecuados para una entrada sobre la ficción española. Algún día me mojaré y me atreveré a escribirla.

Acabo ya con una conclusión. Es muy fácil comparar nuestra industria televisiva con una que nos saca cincuenta años de ventaja. Es cierto que el cambio y la evolución son necesarios, y yo soy la primera que siempre salto a defender la segregación de la audiencia pero, ni todo es tan sencillo ni tampoco deberíamos endiosar a un Hollywood con una máxima idéntica a la nuestra: la pela.


6 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Siete años sin Friends

Mañana se cumplen siete años de una de mis series favoritas y una de las mejores sitcoms de todos los tiempos: Friends.

Los guiones de Friends eran, como diría Chandler, la perfección. El control del running gag era impresionante, la escaleta de las diferentes tramas estaba tan equilibrada que casi podría hacerse una fórmula. De hecho, no me extrañaría que la tuviesen. La forma de confluir esas tramas unas con las otras, cómo aprovecha todo lo vivido por los personajes, haciendo uso de la endogamia con mucha maestría. Ah! Friends. ¡Qué grandes momentos nos ha dado!

Por ello, y antes de que se acumulen los post sobre la serie, no puedo dejar de hacer mi propio homenaje. Entre memes, guest starrings y demás, he hablado tanto de la serie que es complicado hacer algo nuevo o decir algo que no haya dicho ya. Es por esto que mi homenaje de hoy lo haré en forma de links que por lo que sea considero interesantes.


Siempre está bien tener la música que aparecía en la serie a mano y gracias a Spotify podéis hacerlo de forma muy fácil con esta lista. Sí, la canción de "La rutina" está incluída ;)

Después de ser uno de los protagonistas de una serie tan internacional como esta, es difícil que no te sigan los pasos con lupa y la verdad es que algunos han sabido llevar mejor su carrera que otros. En este pequeño artículo hacen un resumen.

Todos los años sale un calendario oficial. Están bastante currados y se agotan en seguida. Yo siempre lo compro en The Book Depository. Quizá podéis conseguirlos a estas alturas en otra web.

La mitad de la serie ocurre en una cafetería muy especial así que es entendible que haya bares de Friends y cafererías "Central Perk" por todas partes. Aquí tenéis algunas.

Camisetas de la serie las hay a miles pero en esta web tienen frases características de la serie e ideas curiosas para camisetas y merchandising molón.

Y me despido con algunos momentos de Friends, unos pocos del millón que podría remarcar….
Los “How You Doin’” de Joey, El beso traumático de Monica y Ross, Joey aprendiendo Francés... Para acabar, el vídeo que nunca me canso de poner, promo de la temporada 10 y uno de los mejores hechos sobre la serie.

Y acabo con una confesión. Como buena fan de la serie, tuve que ver la parodia porno que había por ahí pululando de la serie. Os dejaré las opiniones a vosotros pero sólo diré que los personajes están bastante bien representados en esencia... xD Aquí la promo.




12 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!