Mis primeras series I: Sailor Moon

Desvariando sobre la épica para mamarrachos, me acordé de Sailor Moon, uno de esos animes que no me perdía ni una sola tarde cuando era jovenzuela. Porque sí, muchos de los que ahora nos llamamos seriéfilos nos adentramos en este mundo a través de los dibus y los animes de nuestra adolescencia, y he decidido crear esta especie de hilo nostálgico con las que yo no me perdía ni una sola tarde.


Bunny Tsukino es una adolescente insoportablemente gritona cuyo poder radica en la habilidad insuperable para el camuflaje: un cambio de faldita y una diadema y nadie sabrá quién eres. Seguro que sacó matrícula de honor en la Superman School of Disguise.


Sailor Moon nació como manga a principios de los años 90 y pronto se convirtió en un anime que dio la vuelta al mundo. Dentro del género de las magic girls, sus protagonistas eran una versión adolescente-con-faldita de Jack Bauer, ya que salvaban a Japón y al mundo de la destrucción casi en cada episodio.

Cada capítulo duraba unos 20 minutos de los cuales aproximadamente un tercio se empleaba en los cambios de traje, ataques y posturitas varias. Este video es la versión corta de la transformación grupal.


Lo que empezó como una serie autoconclusiva fue convirtiéndose con el paso de sus cinco temporadas en una mitología llena de pasados reales, hijas del futuro, guerreros de la galaxia y todo tipo de parafernalia. Ya que estamos con los vídeos de transformaciones, aquí tenéis a las bolleras Urano y Neptuno más Plutón, no se quedan cortas tampoco.


Si es que… con lo rápido que se transforma el Señor del Antifaz, uno de mis CILFs juveniles. Aunque de los dibujos animados que me tiraría ya escribí una entrada.

Como todo anime exitoso que se precie, Sailor Moon tuvo su propio live-action, es decir, una serie con personas de carne y hueso de calidad generalmente dudosa. En el caso que nos ocupa no hay lugar a dudas: es una cosa vergonzosa cuya referencia más cercana que se me ocurre son los Power Rangers.


Con todo, yo sigo teniendo mucho cariño a Sailor Moon. No en vano fue mi serie favorita allá a mis tiernos 10 años, cuando por el día me peleaba con mi madre para que me dejase llevar una zapatilla de cada par como Punky Brewster y por la tarde jugaba a transformarme en guerrero Marte.


3 comentarios :

  1. Esta serie con Ranma 1/2 eran mis favoritas de cria y me trague la serie live action de Sailor Moon y pese a lo cutre que era la verdad es que me lo pase como una enana..

    ¡Que recuerdos!

    ResponderEliminar
  2. Yo todavía tengo las cosas que vendían en el Toysrus de la serie, la varita, los muñecos...Estaba flipada con la serie.

    ResponderEliminar
  3. ejem yo solo dire una cosa que me delatará como fan de sailor moon

    pristina luna... (moon prism power...)

    pd: y en nombre de luna os castigaré si no lo véis

    ResponderEliminar

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!