Showstoppers

En teatro existe un término para definir esos momentos musicales, esas canciones, que hacen que el público se levante y aplauda con tanto fervor que la obra tiene que parar durante un momento. Así fue en mi caso al ver Wicked en Broadway y finalizar la magnífica Defying Gravity. Inolvidable.

Anoche se emitió el episodio especial de Britney Spears de Glee. Las propias promos le anunciaban como el “best showstopper ever” que ha resultado ser uno de los peores episodios temáticos de la serie.

Heather Morris, que entró a la serie como bailarina y coreógrafa y ahí la tenéis con sus inigualables frases tipo “¿Puedes volar?”, luce su cuerpazo y, además, el número musical “Toxic” no está nada mal: encaja en la trama y está muy bien versionado... pero el resto ha sido decepcionante. Los cameos de Britney Spears son simple y llanamente vergonzosamente ridículos, la forma de introducir los números musicales de lo más patillera y las tramas de lo más aburridas (Will y Emma aburren, querido Murphy). Pero lo peor de todo con diferencia es que ese recurso de las alucinaciones se carga lo mejor de un producto musical como éste y es el representar situaciones y tramas por medio de la música. ¿Porqué hacer “I’m a Slave 4 U” siendo un sueño cuando ya vimos al equipo de football bailar el Single Ladies en uno de los mejores momentos de la serie?.

Con Lady Gaga demostraron que pueden encontrar un equilibrio entre el videoclip y la serie o nos han regalado brillantes showstoppers como aquel “Don’t Rain on my Parade” de Rachel Berry o el "Rose's Turn" de Kurt. Pero no, así no.


Tras ver el episodio de Glee me puse a pensar en todos esos momentos musicales de series que podrían ser considerados showstoppers por ser tan sorprendentes, divertidos y originales que se hacen un hueco en nuestro archivo permanente.

[Hay algunos vídeos enlazados que tienen información que se puede considerar spoiler como el de Skins, el segundo de Supernatural, el de Lorelai, el de Freaks and Geeks, Lost y Fringe]

Recuerdo cuando, mandíbula al suelo, disfruté por primera vez del final de la primera temporada de Skins y su Wild World. Creo que no me levanté y aplaudí porque la sorpresa no me lo permitía. Todo lo contrario me pasó con un cachondo Dean y su "Eye of the Tiger", combinación que hizo que todo Madrid oyera mis carcajadas. Pero si una canción de Supernatural me pone los pelos de punta, esa es “Carry On my Wayward Son”. No necesita explicación.

Algo similar pasó con Robin Sparkles y el “Let’s go to the mall”, canción que exigimos que aparezca en Glee. Este tipo de incisos musicales dan un toque de color a los capítulos que lo contienen… no todos los días Ross y Rachel se ponen a cantar y bailar que les gustan los culos grandes.
Padre de Familia ha tenido grandes momentos musicales pero si uno recuerdo con especial cariño es al cuarteto cantándole a un paciente que tiene sida. Grotesco y genial. Pero no es el único momento musical con letra desafortunada… ahí tenemos al novio de Haley en Modern Family cantando, muy dulcemente claro, que se la quiere tirar delante de toda la familia y, no contento con eso, hace un vídeo musical.

Jason Segel ya nos deleitó en How I Met Your Mother con su “You Just got slapped” pero yo le recuerdo con mucho cariño haciendo playback en Freaks and Geeks: Un adorable pero patoso Nick que le canta a una halagada pero incómoda Lindsey.

Nick no es el único que utiliza la música para declararse… Ahí tenemos a Lorelai Gilmore cantando “I will allways love you” o a la pobre Olive Snook en Pushing daisies con el corazón en la mano. Pero para Olivias, aquel momento de ese polémico episodio de Fringe que es Brown Betty, en el que la Dunham le canta a Peter, es uno de los más románticos de la serie.

Pero no todas las canciones son de amor. No, no no. Bien lo sabe Verónica Mars y su declaración de intenciones con ese “One way or another”. Pero la reina de estos temas agresivos no pertenece a una serie y es que “I’m f*ucking Matt Damon” ya ha pasado a la historia de la televisión. Sí, la versión de Jimmy f*cking Benn Affleck es más divertida por absurda y por todas sus guest star, pero Sarah Silverman abrió la veda con su confesión de cuernos.

Y después de este rápido e insuficiente repaso a esos showstoppers de las series, os invito a compartir en los comentarios vuestros momentos musicales favoritos. Con los más queridos haré una nueva entrega de "Vigila quien llama" ;).

Y ahora me despido con uno de mis momentos musicales favoritos. No canta nadie pero nunca olvidaré la confusión y deliciosa sorpresa que me regaló este comienzo de temporada de LOST.¡Qué tiempos! xD



Mira los artículos de Glee a la venta en eBay!


20 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Las Sitcom y Yo

Ya lo dije en twitter en el mismo momento en el que empecé el primer episodio de Mike y Molly: Si al valorar un piloto empezamos en 10 y le vamos quitando puntos, una sitcom con risas enlatadas actualmente para mí es un -9.

Sí, Friends es una de mis series favoritas de todos los tiempos y tenía risas enlatadas, Pero hace 16 años que se estrenó, es hora de que lo superemos. Quizá por eso le tengo tanta manía a The Big Bang Theory. Igual que Mike y Molly, son series con un formato de sitcom demasiado clásico para cómo ha ido evolucionando el género. Tampoco he sido nunca demasiado fan How I Met Your Mother y quizá hay algo de motivo en este hecho.

Allá en 2004 empezó un antes y un después en el género con las despedidas de Frasier y Friends, seguidas dos años después de Will & Grace. Desde entonces, la comedia ha tratado de buscar una nueva identidad y ofrecer algo nuevo, y yo me he ido acomodando a esos cambios.

En esos años, empezaron a llegar títulos como The Office, 30 Rock o My Name is Earl, comedias que habían puesto patas arriba el formato de la sitcom multiplicando personajes y decorados, añadiendo el factor falso documental, eliminando las risas enlatadas e incluso triplicando la presencia de exteriores. Pero, lo más importante, eran series que llegaban con una nueva forma de hacer humor. Humor ácido, absurdo, inteligente, rebuscado, friki, paródico… Ya no vivía tanto de la retroalimentación de gags, de referencias internas y del humor más blanco y asequible para todos los públicos.

Es por eso que ahora veo apenas 5 minutos de Mike y Molly y la rechazo. Obviamente, si se dejase de los típicos chistes de sobrepeso y los guiones fueran brillantes, me gustaría. No estoy cerrada en bandeja, pero sí reconozco que tengo ciertos prejuicios de primeras cuando veo una sitcom de corte clásico como es ésta; la miro con recelo. Accidentally on Purpose pasó el primer corte. Es muy clásica y de humor totalmente plano, pero la presencia de Jenna Elfman (y del torso de su compañero masculino en cada capítulo) me mantuvo durante unas semanas hasta que, finalmente, la abandoné por una falta de interés total en toda trama y chiste.

Modern Family es una de las comedias que más disfruto actualmente y, aunque muy tradicional en sus temas y moralejas, ha conseguido hacer suyos estos lugares comunes y ha conseguido mezclar un humor muy variado para todo tipo de públicos y gustos con unos personajes excelentemente construídos con los que se conecta desde el primer momento.

Quizá en esta línea pondría a Running Wilde, otro de los estrenos de este año. Tiene una mezcla de recursos interesante y también mezcla varios tipos de humor que van desde el gag más vísual hasta el momento absurdo. Tengo que admitir que me ha resultado simpática y Will Arnett siempre es un plus. Y Keri Russel también, que siempre será mi Felicity. Le voy a dar unos cuantos episodios.

En otra línea muy distinta está The Office, que ha sido desde que se estrenó hasta el año pasado (que flojeó) mi comedia favorita en emisión. Por ella tuve paciencia con Parks and Recreation, una comedia que ahora me parece imprescindible y entra también en ese apartado de nueva sitcom. Es por los aires de similitud a estas dos comedias de oficina que, al ver los trailers de Outsourced, marqué esta nueva serie de NBC como un must-see en mi calendario de pilotos.

Pero no, Outsourced no ha sido una revelación. El piloto es mucho más predecible de lo que esperaba y, aunque tiene algún que otro punto bastante divertido, estoy algo recelosa con sus recursos "impacto cultural" que, pienso, se quemarán rápido. Pero ya se sabe que en esto de las sitcom hay que dar tiempo a que la cosa se asiente y nos hagamos con la dinámica de los personajes. Así me pasó en su día con The Office, 30 Rock o Community (tres series que ahora adoro) y, por ello, veré algunos episodios más antes de tomar una decisión, algo que no pienso hacer con Mike y Molly.

Pero si de algo disfruto como nada es del humor pasado de rosca. No por nada soy fanérrima y siempre defenderé a muerte Padre de Familia. Cuanto más absurda y basta, mejor. Como no tengo problemas con el humor incómodo (más de uno no puede aguantar la vergüenza ajena que da The Office) intenté ponerme con Party Down, una comedia de cable que muchos elogian. No conseguí hacerme con su humor rarito pero comprendo el atractivo (y los guest star siempre son un plus). Incluso lo intenté con Cougar Town, que es el exceso personificado y una triste parodia de si misma, pero me fue imposible alcanzar esa zona tan divertida que definimos como “de tan mala que es, es genial”. Incluso me atrevo a hablar aquí de True Blood y sus WTF. Sí, la serie vampírica de Alan Ball es una excelentísima comedia donde el exceso es la principal (y aclamada) baza.

Community es menos especialita que todas las anteriores pero, además de un grupo de personajes de una química y dinámica envidiable, uno de sus mayores atractivos son todas esas referencias metatelevisivas incluídas en sus rápidos diálogos, algo que no es plato para todos los paladares.

Dentro de estas comedias de humor difícil probablemente añadiría Raising Hope, estreno de FOX para este año. Greg García ya me enamoró una vez con My Name is Earl y sus eternos perdedores y con esta nueva comedia no me ha decepcionado.

Al comenzar el piloto reconozco que estaba algo reticente pero poco a poco va ganando. De momento, tiene todo lo mejor de las familias trash: padres perdedores, sobrino completa y absolutamente inútil, abuela pirada y protagonista tan looser como sus padres que tiene -50 de carisma (pero resulta atractivo por ello) y de conocimiento de cuidados infantiles. Raising Hope se ríe de sus personajes a cada segundo igual que lo hacía My Name is Earl y no tiene miedo de llevar el humor hasta lo más basto o escatológico (creo que el momento vómitos es de lo que más me ha hecho reír de todos los comienzos de temporada en comedia).

Dicho todo esto, espero que ahora sea menos incomprendida cuando arremeto contra series como Dos Hombres y Medio o The Big Bang Theory. Incluso How I Met Your Mother. Porque, al final del día, generalmente son las series de corte más clásicos las que se llevan la audiencia no sólo en USA sino también aquí. Y mientras, yo tengo que sufrir por la cancelación o renovación de comedias con cantidades ingentes de talento detrás.

23 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

And the winners are...

¡¡Ya tenemos a los ganadores del III Sorteo de Hablando de series!!

Primero quería pediros disculpas. Esta semana ha sido mucho más liosa de lo que pintaba en un principio y hasta ayer domingo ya pasada la medianoche no me pude sentar a hacer las papeletas y grabar el sorteo (sí, quería grabarlo, que dar simplemente los nombres me parecía muy rancio :P). Como yo he sido la primera retrasada, he admitido a concurso a todos los que habían comentado a pesar de estar fuera de la fecha que dije.

Segundo, gracias por vuestros comentarios de los remakes. Todo tiene un sentido y tengo pendiente un post a ese respecto y con vuestros comentarios lo completo ;)

Tercero, ya me dejo de tonterías y voy al tema. He hecho un vídeo de cada uno de los sorteos para cada revista. La primera ha sido más accidentada porque lo he hecho en plan aquí te pillo aquí te mato... Pero como quería que el sorteo fuera toma 1 y listo, he salvado la situación como he podido.

Y el ganador del especial People: "Las series de televisión que cambiaron nuestras vidas" es...


¡David Calaveras! Enhorabuena! :) Te llevas un revistón tremendo ;) Te mandaré un mail para pedirte los datos del envío.

Y el ganador de la Rolling Stone Mad Men es....


¡Kalimero! ¡¡Enhorabuena!! Aquí he tenido una reacción rara porque hace dos días que nos conocimos y me ha hecho ilusión, así que he reprimido mi "Pedrooooo" :p También te mandaré un mail para que me digas cómo te la mando (a no ser que me quieras invitar a un café, claro :P)

Y el ganador del especial People de Glee es...


¡¡Irene!! (Loveforhollywood) Aquí siento el momento de confusión en el que cogí dos papelitos y tuve que volver a sacar otro, cosas del directo. Supongo que los de esos dos papelitos os estáis tirando de los pelos :P No os preocupéis, es el tercer sorteo pero no el último ;) Enhorabuena Irene! Te mandaré también un mail.

Y hasta aquí el sorteo. Espero que os haya hecho ilusión y espero que la próxima vez sean cosas más molonas. Hasta entonces, disfrutad de este inicio de temporada, que los seriéfilos lo recibimos como un niño con juguete nuevo ;)


9 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Los más y los menos de Undercovers

Ya tenemos aquí lo nuevo de J.J. Abrams. Últimamente parece que se ha puesto de moda criticar a este creador con mayúsculas y creo que es muy injustamente. Abrams tiene un talento admirable para las buenas ideas, venderlas, ponerlas en marcha y dejarlas en buenas manos. Como bien dice Crítico en Serie, es un gran vendedor de ideas y nunca se ha vendido como otra cosa. ¿Porqué habría yo de criticar su filosofía a la hora de crear proyectos cuando he disfrutado de la gran mayoría de sus títulos?

Ahí tenemos a la gran Alias, a la inolvidable Perdidos y a mi actual serie favorita y es joyita incomprendida que es Fringe. Ah, y tengo a Felicity en muy buena estima (menos aquellos últimos 7 capítulos a los que hace mucho decidí aplicarles fanesia).

El caso es que el señor Abrams tiene serie nueva y están siendo demasiado duros con ella. No, Undercovers no es Alias. Tampoco es Perdidos, pero es que no pretende serlo. Ya la propia Fringe nació con la idea de hacer una serie menos seriada, más procedimental, en la que poco a poco el peso de la trama horizontal ha tomado mucha relevancia.

Undercovers es simple y blanca. No tiene más aspiraciones que buscarse un hueco entre la audiencia menos exigente y que busca poco más que el entretenimiento, y creo que eso lo ha conseguido.

La química entre los dos protagonistas está muy bien conseguida y, aunque tenía mis dudas al respecto, el hecho de que sean marido y mujer se aprovecha muy bien en el guión para crear situaciones entrañables o cómicas. ¡Qué mejor momento que justo antes de saltar de un avión para confesar un exnovio!

Undercovers es un procedimental y, como tal, debe apoyarse mucho en la relación de sus protagonistas. Juzgando sólo por el piloto, ese obstáculo parece que lo van a saber superar, pero no sólo puede vivir de eso. Un título como este debe apoyarse con unos casos mínimamente interesantes y una trama horizontal más allá del “realmente no saben porqué han sido reactivados”.

Ahí es donde creo que lo nuevo de NBC falla. El caso del primer episodio, que debería ser realmente llamativo, es muy poco interesante y, lo que es peor, la forma de evolucionarlo y resolverlo es realmente torpe. Sin embargo, y esto es personal, tiene una baza con la que otras no cuentan y es que el tema espías ofrece un rango de posibilidades más amplio e interesante que otros más puramente policiacos o forenses. Eso sí, espero que en próximos viajes internacionales, se apliquen más con la documentación, porque el Madrid que aparece en el piloto es ridículo y vergonzoso. Es la toscana con sudamericanos.

En fin, como he dicho antes, Undercovers es sencillita y no pretende ser otra cosa: procedimental entretenido con la química de su pareja protagonista. Sólo el tiempo nos dirá si quiere ser algo más y profundizar en la trama horizontal, aunque dudo que quiera hacerlo. Personalmente voy a seguir con ella para ver cómo son los casos y cómo es el resultado final cuando esté asentada pero, de primeras y con todo lo que hay, no creo que se mantenga mucho en mi lista.


15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

¿Estáis preparados para Fringe?

Esta noche regresa mi actual serie favorita. Así es. Y llevo todo el verano evitando noticias, spoilers, rumores, sneaks peaks, trailers y demás material enviado por el demonio para hacer que sufra por la vuelta de Olivia, Walter y Peter. Reconozco que en alguna cosilla he caído, pero lo justo y sin spoilers.

Pero no he podido resistirme a hacer un pequeño post homenaje a esta maravilla ya no solo porque lo merece sino porque pienso acribillaros a entradas de Fringe hasta que los que no la siguen se den cuenta de lo que se están perdiendo.

Pero.. ¿Qué es Fringe?. Pues mejor que yo te lo cuentan los protagonistas y artífices de la serie en una de las promos de FOX. No tiene spoilers.



En la promoción de la tercera temporada de la serie, ha habido tres generaciones de poster promocional. Cada uno de ellos con más información o sentidos que el anterior. Aquí están los tres por orden. A mí me gusta mucho más último y sus derivados. Es mucho más oscuro, menos típico y tiene más detalles y guiños que rascar. Aquí ponen el foco en alguno de esos detalles (cuidado que alguno es spoiler). Para ver las fotos más grandes, pinchad en ellas.


Cuando disfrutas mucho una serie y, además, ésta resulta ser de ese tipo de historias con secretos, mitología, preguntas y detalles, los extras del Dvd en cuestión son mucho más que bienvenidos.

La fantástica segunda temporada de Fringe ya está a la venta en Dvd y Blu-Ray y sus extras incluyen audiocomentarios (del último episodio y del polémico episodio “musical” incluidos), el episodio no emitido en la primera temporada, mini documentales que nos muestran la producción de alguno de los capítulos, escenas eliminadas, un largo documental sobre la mitología de la serie y una visita guiada por Walter en el laboratorio. Para no spoilear, aquí tenéis otro de los extras incluidos… ese video que tanto nos gusta con las tomas falsas del rodaje.



A mediados del verano os hablé de los comics de Fringe, de lo que aportaban y de cómo conseguirlos. Mencioné “Tales from the Fringe”, una nueva serie de cómics que han aparecido durante el verano que aún no se ha terminado de publicar. En esta entrega, cada número está dedicado a uno de los personajes de la serie.

Ya están disponibles los 4 primeros números centrados en Peter, Broyles, Astrid y Nina. Quedan pendientes el de Gene (Sí. Uno de los cómics está centrado en la vaca. ¿Es o no es genial Fringe? :p) y el de Olivia, que salen a finales de octubre y noviembre respectivamente. Aún no he tenido la oportunidad de leerlos (quiero hacerlo con ellos en mano y me esperaré a que saquen tomo recopilatorio como la otra vez) pero tienen pintaza.

Acabo hablandoos de la serie de 10 vídeos que ha ido lanzando la FOX llamados “Just the facts”. En ellos, el cast y los productores ejecutivos exponen los diferentes temas que se han abordado en la serie hasta ahora, siendo un más que útil repaso a lo que llevamos viendo y también un elemento de enganche para los nuevos espectadores potenciales. Los que no estén al día, que lo eviten.

En estos vídeos de aproximadamente 2 minutos cada uno se habla de Fringe Division, de Los Observadores, de Massive Dynamic, de la relación y el pasado de Walter y Belly, del origen de Peter, de la gran lucha de la serie, de lo que hace especial a Olivia, del gran villano, del último capítulo de la temporada y de algunos secundarios y episódicos de la serie. En esta lista de youtube podéis encontrarlos todos. Aquí yo he cambiado el nombre para evitar desvelar demasiado, pero cuidado con la lista, ya en los títulos hay algún que otro spoiler. Ah, hay un vídeo nuevo sobre el tema de los universos que no está en esa lista. Lo podéis ver aquí.

Aquí voy a poner el primer Just the Facts video, en el que se presenta la situación y a los personajes. Eso sí, en los últimos segundos sí que tiene un spoiler de lo que es la trama principal de la serie, así que aviso.



Y hasta aquí llega mi homenaje Fringero de hoy. El episodio que se emite esta noche se titula Olivia y, según quedaron las cosas la temporada pasada, promete ser de lo más intenso. Además de Fringe, ya que estoy, otras series estrenan temporada hoy: Bones, The Big Bang Theory, Community, 30 Rock, CSI, Anatomía de Grey, The Office, Private Practice y El Mentalista. Además se estrenan las nuevas series Outsourced, My Generation y Shit my dad says. Los jueves son un día intenso (y muy duro con respecto a las audiencias). Esperemos que Fringe consiga mantener su huequecito.




13 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Una declaración de intenciones con Covert Affairs.

Escribir sobre ciertas series a veces te deja un poco solo ante el peligro. Criticar algo generalmente loado es peligroso pero creo que es peor defender una serie de la que media blogosfera ha hablado mal. Y eso es lo que voy a hacer hoy yo con especto a la primera temporada de Covert Affairs.

No, este procedimental de espías no ha reinventado el género, ni destaca por tener una trama retorcida que enganche ni por sus secuencias de acción ni por sus personajes originales ni por su reparto ni por nada. Pero esto es televisión y, sin menospreciarlo ni mucho menos, USA network es al cable como una marca blanca es al supermercado: tiene productos variados pero todos se engloban bajo una calidad y expectativas similares. Y ha conseguido crear un modelo propio y efectivo tanto en calidad como en resultados.

Covert Affairs, para mí, tiene de momento “lo suficiente” de todo lo que le pedía en un principio. Es lo suficientemente entretenida, los casos son los suficientemente interesantes, con algún que otro altibajo, y he conectado con los personajes lo suficiente como para mantenerme enganchada. La trama horizontal de la serie, esa eterna conspiración en torno a las oficinas de inteligencia americana aquí aderezadas por la presencia del amor imposible de la protagonista, podría tener más elementos de enganche pero va avanzando lo suficientemente rápido como para que sí que sientas la curiosidad de seguir sabiendo más.

Si me pongo a analizarla fríamente, rápido llegaría a la conclusión de que nadie se cree a Pipper Perabo en su papel o que la forma de Christopher Gorham de interpretar a su personaje ciego es de lo más ridícula. Tampoco tendría palabras especialmente halagadoras para el insípido de Sendhil Ramamurthy ni para la desaprovechada relación matrimonial entre los dos jefazos de la serie.

Sin embargo, a veces tengo la sensación de que somos demasiado duros. Es difícil no serlo al naufragar entre tanta ficción televisiva digna de ver. Cuantas más series vamos dejando a nuestras espaldas, más exigentes nos volvemos y más claro tenemos lo que perseguimos en una serie. Yo últimamente me notaba algo perdida, como si estuviera esperando demasiado de todo y hubiese olvidado lo que era entregarse al entretenimiento sin más que ofrecen algunos títulos televisivos.

Y este es uno de estos títulos. Pero he tomado una decisión: no me importan todos esos peros. Soy consciente de ellos y los acepto gustosamente. ¿Por qué? Porque la serie me divierte, los capítulos se me pasan volando, estoy secretamente enamorada de Auggie y quiero que acabe con Annie a pesar de que no me creo su personaje ni medio segundo. Quiero descubrir que Annie tiene muchas más habilidades chorras y reírme a la vez que acepto que, aunque no tiene media torta, sabe turco y se carga a armarios en forma de tipos de seguridad. Quiero que la trama se salga de madre. Quiero que Annie se haga agente doble y que Jai sea malo (y muera pronto). Quiero que Joan se haga la jefaza suprema y resulte ser de esos jefes insoportables. Quiero que la hermana (que siempre será zorra manipuladora para mí, lo siento) de Annie se vea implicada en más episodios como en aquel de las cataratas del Niágara.

Quiero que Covert Affairs siga siendo un desenfadado procedimental de espías que se pase un pelín en sus pretensiones como hasta ahora y así poder divertirme con cada episodio que se emita. He dicho.



10 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Dos buenorras contra el mundo: Nikita VS. Lost Girl

Nikita ha mutado. Ahora resulta que el nuevo remake de CW no es tal, sino una continuación de la serie de los 90, sólo que ahora la protagonista es morena, medio vietnamita y pesa -20Kg.

He de reconocer que me ha sorprendido su primer episodio por varios motivos. El primero ya me viene de hace tiempo es que la CW es una cadena mayormente para mujeres jóvenes, ¿qué pinta Maggie Q contoneándose entre tiros y artes marciales en este canal? Pues realmente no estoy muy segura. Quizá quieran ampliar horizontes.

Dicho eso, he acabado el primer episodio considerablemente satisfecha. Ya no es que me esperase algo más desenfadado de lo que nos ofrece Nikita, si no que me sorprende lo en serio que se toma a sí misma. La historia se presenta de forma muy efectiva y dosificando la información. Pausada pero segura. La forma de desenvolverse ella en las secuencias de acción es lo suficientemente exagerada para molar pero sin pasar el límite de lo excesivo. Está claro que será una serie autoconclusiva donde el caso será “Qué va a joder Nikita hoy” pero aparentemente la historia principal va a tener un peso considerable, lo que aún añade más puntos al tema en mi caso, que normalmente acabo perdiendo el interés con los procedimentales puros.

¿Un aspecto negativo? Está claro que se le pueden sacar varios peros a este piloto pero yo sólo diré uno: No me creo ni medio segundo el personaje de Shane West. Y mira que me gusta este chico, pero es un actor para hacer del amigo buenorro camuflado de amigo mono. De chico malo no tiene ni media torta. Ni él ni su voz rasgada forzada de mafioso wannabe.

El caso es que no esperaba absolutamente nada de ella y aquí estoy, fastidiada por no poder ver el segundo episodio hasta la semana que viene.

Y paso ya a Lost Girl, un nuevo estreno del prime time canadiense que me encontré por casualidad y decidí echar un ojo. Resumiendo mucho, va de una joven guapérrima que lleva toda su vida sola intentando sobrevivir a sus poderes cuando de repente descubre que hay muchos como ella. Ella es una especie de pícara que absorbe la fuerza vital de la gente además de tener poderes persuasivos que los guionistas utilizan para alimentar sus fantasías lésbicas.

Lost Girl es una serie fácil, con una presentación totalmente esquemática y de manual pero he de reconocer que el arranque consiguió interesarme. La actriz que encarna a la protagonista tiene un magnetismo y carisma únicos y la posibilidad del dúo con la jovenzuela de los ojos impresionantemente azules (que fue la mejor amiga de Lux en Life UnExpected la temporada pasada) me llamaba la atención.

Pero el momento en el que entraron de lleno en la mitología de la serie, fue como una bofetada. Todo el cirio de clanes que se han montado es de lo más absurdo y risible. De hecho, creo que ha sido la forma de presentarlo lo que más le perjudica ya que al final las protagonistas quedan como al principio y encima has matado un misterio con mucho potencial de enganche.

En una frase: Probablemente Lost Girl sea un entretenimiento más que válido pero no está la cosa para perder el tiempo en series que no me van a aportar nada en ningún ámbito y me temo que esta se encuentra en esa categoría.


15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Primer y segundo vistazo a Hellcats

Ni me atrevo a negar que tuviera ganas de probar esta nueva producción de CW. Tenía todos los ingredientes para engancharme a mí, fan declarada de la saga A por todas. Y a mucha honra.

El primer episodio no fue lo que me esperaba. Pensaba que sería más malo y, a la vez, más genialmente paródico (aunque con las cortinillas se acercan). Quería más mala leche pero me captó lo suficiente para ver el segundo.

Pero espera… ¿Qué no sabes de qué va Hellcats? La fórmula es muy similar a otras películas y series de animadoras y/u otros deportes (véase Make it or Break it o A por todas).
  • Protagonista medio macarra que se cree por encima de todo y todos. Check.
  • Protagonista que tiene problema de pasta y se ve obligada a rebajarse a algo que no quiere. Check.
  • Lesión de animadora para dejar puesto vacante. Check.
  • Protagonista que supera una audición pasándose de original. Check.
  • Perrilla del desierto que está celosa de protagonista. Check.
  • Animadora inocentilla y feliz. Check.
  • Madre desastre e irresponsable que eleva la supuesta madurez de la protagonista que no deja de ser una niñata. Check.
  • Animador protector (y deseador) de la protagonista. Check.
  • Animador con problemas de autoestima porque le dicen que estar en el equipo de Cheerleaders es gay. No check! Oh! (poco tardarán)
  • Equipo de animadoras archienemigo del protagonista. Check.
  • Tramas “elijo al equipo de animadores por encima de todas las cosas”. Check.
  • Bailes chachimolones de animadores. Check.
  • Música pop rock al uso para adornar las secuencias. Check.
Dicho esto, toda esperanza de tener un nuevo placer culpable ha sido eliminada esta segunda semana de emisión. Las tramas siguen siendo todo lo tópicas que cualquiera podría esperar pero con un agravante: no es sólo que la serie carezca de personalidad propia y todo me aburra o no me interese sino que, además, la protagonista me provoca un rechazo muy difícil de superar y cualquier esfuerzo por intentar hacerla relevante no hace otra cosa que poner en evidencia lo plana que es. Figurativamente, que volumen pectoral no le falta.

Me hace gracia que en el cartel jugaran con el Tagline de “Que estés entre nosotras no significa que pertenezcas a nuestro grupo” cuando en el segundo episodio ya son todos superamiguitos of the life.

Y no sólo ella es plana, sino que todas las historias, todos los diálogos y todos los personajes son monótonos, aburridos. La única que podría haberme llamado la atención era el personaje de Ashley Tisdale, pero, a pesar de que su encuentro con Dios son esa clase de mamarrachadas que adoro, ya me lo han contado todo y no me interesa saber más.

Echo de menos ese puñado de bitches requeridas en una serie de este perfil. No hay detalles absurdos tipo “vara del espíritu”. Las tramas de relaciones que se han dejado entrever no son nada culebronescas y exageradas. Son rancias.

Y yo si veo algo como Hellcats quiero excesos. Así que, aunque seguramente vea el tercero para certificarlo, creo que pronto se quedará en la carpeta de series archivadas..



15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

III Sorteo hablando de Series: Fall 2010 edition!

Como ya os comenté en mi entrada de despedida, he estado 20 días danzando por la costa oeste de los USA a modo de vacaciones. Como ya hice la otra vez que estuve por allí, me he traído algunos regalicos para sortear.

Si veis la colección que me traje de Nueva York, lo de ahora es una chorradita, pero os sorprendería lo poquísimo merchandising molón que hay en Hollywood. Debería ser al contrario, ¿verdad?. En fin, esta vez la cosa va de revistas. Tres distintas pero todas en torno a las series.

La primera es la última Rolling Stone, con la portada del Don Draper y las chicas de Mad Men. Es un número especial de televisión por lo que, además del contenido habitual, hay 32 páginas dedicadas a este otoño televisivo, 8 de las cuales son el reportaje de Mad Men y el resto contienen varios apartados como, por ejemplo, un top de personajes que va desde Kurt (Glee) hasta Abed (Community) pasando por otros como Walter (Fringe), Sheldon (TBBT) o Damon (The Vampire Diaries). La verdad es que está bien este número, sobretodo para los Mad Men lovers.



En segundo lugar tenemos un especial de la revista People centrado en Glee. Son 79 páginas con entrevistas, fotos, curiosidades, avances, secretos, reportajes… de todo. Muy molona para aquellos que seáis gleeks totales.



En tercer lugar tenemos la más elaborada y la que más me gusta de todas: otro especial de People, esta vez con “Las series de televisión que cambiaron nuestras vidas. El contenido está separado en categorías como Crowd Pleasers (series agrada-multitudes), Game Changers (Algunas que hicieron antes y después), Cult Classics, Guilty Pleasures (Placeres Culpables), Moments o That's so 70´s, 80`s & 90´s (series clave de esas décadas). Son 128 páginas plagadas de programas de televisión. Mayormente son series pero también hay realities (Survivor), Talk Shows (Oprah) o Concursos (American Idol). A cada serie se le dedica una o dos páginas (salvo excepciones de páginas dedicadas a un Top o a momentos concretos). Está muy muy bien.



Perdonad la calidad chunga de las fotos, en casa no tenía otros medios ahora mismo. Aquí sólo he puesto alguna fotito para ilustrar, pero en la página de facebook de la web podéis ver algunas fotos más del contenido de las revistas. Creo que no hace falta avisar de que las tres están en inglés por lo que si no creéis que vais a poder sacarle partido al contenido, estaría bien dejar más opciones a los que sí las van a aprovechar al 100%

Y después de contaros cuales son ¿Cómo podéis obtener una de estas estupendérrimas y seriéfilas revistas? Pues muy fácil. Sólo tenéis que dejar un comentario con vuestro nombre, email, la revista a la que queréis optar. Además me gustaría que respondieseis a una pregunta: Si pudierais elegir hacer un remake de cualquier serie que se emitiera antes de 2004 ¿Cuál sería y por qué?

¿Cuando se sabrán los ganadores? El plazo para dejar un comentario y entrar en el concurso será dentro de una semana, el 22 de Septiembre incluido. Los ganadores se publicarán el viernes 24 como tarde ;)

Entre todos los comentarios haré tres sorteos, uno por revista. De esta forma, cada participante opta a la que más le interese. Así que nada, a pensar en esos remakes y mucha suerte a todos!!


46 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

10 motivos que me alegran la vuelta al cole

Si. El verano viene estupendamente para desconectar en muchos aspectos pero cuando se trata de las series, la vuelta al cole es de lo más excitante: Nuevos títulos, resolución de cliffhangers, nuevos giros, expectativas…

En vez de pasarnos por la papelería a por cuadernos y carpetas, nos dedicamos a los trailers y los sneak peaks, hacemos nuestro calendario semanal y actualizamos nuestros perfiles de MyTvShows. Yo me emociono con todas estas cosas de inicio de temporada como cuando empezabas los cuadernos de clase a 5 colores y ordenaditos. Bien sabemos que la temporada acabará como esos cuadernos: series canceladas, otras abandonadas a medias… En fin, carnaza para “pasar a limpio”.

El regreso de Fringe
La serie que más esperaba cada semana por fin regresa y según quedaron las cosas y lo poco que he leído sobre lo que vendrá (no quería saber demasiado), la tercera temporada con Olivia, Walter, Peter y compañía promete ser, mínimo, tan interesante como la anterior.

La prometedora quinta temporada de Dexter
El gran cliffhanger de la temporada pasada para mí es, sin duda, el de Dexter. El final de la cuarta, y la mejor, temporada de la serie es un game changer en toda regla y no puedo esperar a ver cómo se desarrollan las cosas en el entorno de nuestro querido asesino.

Las expectativas en comedia
Este año tengo muchas esperanzas repartidas por las sitcom. Tengo curiosidad de ver cómo se lleva Community al día (la primera la he visto en maratón), espero que tanto esta como Parks and Recreation mantengan el buen nivel con el que se fueron. Espero que den una vuelta a The Office, que la séptima sea la última (ya que se marcha Steve Carrell) y que se vaya por la puerta grande. Espero que Modern Family siga haciéndome reir y que 30 Rock mantenga su ratio de chistes geniales por segundo. De How I Met your mother, lo siento, pero no espero nada.

La despedida de Friday Night Lights
Yo era de las que decía que la tercera temporada y su final eran perfectos para despedir la serie. Luego tuve que desdecirme: la cuarta resultó ser impresionante. Ahora vivo el regreso de los Panthers y los Lions de forma agridulce: Tengo ganas de volver a vibrar con la serie, pero no quiero despedirla.

Mis realities tienen que ir a mejor
Las anteriores temporadas de American Idol y The Amazing Race han sido tan rancias, que las nuevas ediciones no pueden ser peor. Bueno, realmente pueden, pero espero que no lo sean. Espero una carrera más complicada y elaborada en TAR y un casting infinitamente mejor en AI. En esta última al menos se que los castings no me van a decepcionar, aunque tendré que esperar a enero para echarme unas risas.

Los médicos, los forenses y los coristas
Tres series muy distintas que se unen en mi lista semanal. La sexta temporada de House ha sido la que más he disfrutado con diferencia, lo que hace que espere con ganas y tenga muchas expectativas para la nueva. Por su parte, Bones se despidió dejándonos en un punto muy raro entre sus protagonistas y todo apunta a que las cosas cambiarán. Tengo ganas de comprobarlo. Menos entusiasmada estoy con el regreso de Glee y es que su segunda etapa me resultó bastante tediosa. Pero la serie sigue teniendo algo y espero que vuelva a engancharme como al principio. Ah, y no me olvido del cameo de Britney, no.

Mis familias favoritas
El cocktail semanal familiar con los Walker y los Braverman es otra de esas cosas que más me gustan de mi vida seriéfila. El supuesto salto temporal de Brothers and Sisters y el rumor de que la quinta será la última me motivan mucho para una quinta temporada de despedida a la altura. Por otra parte, Parenthood tiene mucho terreno para seguir creciendo como hizo en año anterior y espero que lo haga.

¿Qué será de los Winchester?
Tras ese maravilloso final de temporada que debería haber despedido la serie, no se que esperar de este nuevo año. Después de lo vivido sólo pido que Supernatural recupere el buenrollismo original que la caracterizaba, que últimamente estaba demasiado intensa.

Las series a nuestro lado del charco
Algunas de las series inglesas que tengo en la recámara las espero más que otras. Misfits ahora mismo está en el primer puesto. Lo pasé estupendamente con esa cortísima primera temporada con ese increíble final. También tengo ganas de Torchwood ya que, semiobligada por Alex de Day Zero, la tercera temporada me gustó mucho. La que me es más indiferente es Skins. Nunca acabé de conectar demasiado con la segunda generación y esta quinta temporada sólo me llama por la curiosidad de cómo será el nuevo grupo de chavales.

Los nuevos títulos
De entre los muchos títulos que nos llegan nuevos este año, y como siempre hago, probaré la mayoría de los pilotos. Pero es inevitable crear expectativas y las series que más me apetecen son The Event, producción seriadísima de la NBC que tiene pinta de que me gustará y luego será cancelada. También espero con ganas No Ordinary Family, Broadwalk Empire, que tiene pinta de ser tremenda, The Walking Dead o Lone Star. Sí, no me olvido de Hellcats, título predecible y tipicorro que espero se convierta en el placer culpable de la temporada. Eso sí, tiene que ganar mucho, que con lo presentado en el piloto no es suficiente.


Sí, me dejo muchas series en el tintero, pero ahora mismo tengo el ojo puesto en el otoño. La midseason y el próximo verano nos traerá títulos como Caprica, How to Make it in America, Breaking Bad y muchos regresos y series nuevas más, pero eso lo dejo para futuras entradas.



12 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Meme: Los 10 mandamientos del seriéfilo


Ya queda poquito para que regrese de mis vacaciones y para hacer el rato más entretenido, sigo con ese meme que prometí al lanzar tras el de los 7 pecados capitales del seriéfilo. No si… al final publico más cuando estoy fuera.

Este meme es mucho más libre, para lo que los queráis seguir, pero cuanto más se acerque a los supuestos mandamientos originales, mucho más divertido ;)

Amarás al jDownloader sobre todas las cosas.
Porque sin él, y otros similares, no podríamos disfrutar de nuestro mayor hobbie. Y ya de paso también hay que arrodillarse ante aquellos que se curran las subidas, los subtítulos y demás. Gracias!

No tomarás el nombre de Lorelai en vano
Bueno, soy flexible. Cuando tengas esa diarrea verbal tan genial que se gasta mamá Gilmore, entonces lo hablamos.

Santificarás a Aaron Sorkin
Porque nos ha regalado Studio 60, Sports Night y El Ala Oeste de la Casa Blanca. Querido Aaron: vuelve, por favor. Como Vicesanto, nomino también a Berlanti (porque todo lo suyo me gusta) y a JJ Abrams (porque aunque es un culo inquieto pero sabe crear proyectos interesantes y potencialmente buenos).

Honrarás los WTF de True Blood
Porque… ¿Qué sería de nosotros sin la ración semanal de risas, momentos ojipláticas, momentos gores y demás parafernalia TrueBloodera? Y si es con chat twittero, mejor.

No matarás a las series en el primer episodio
Porque a veces las mejores series tienen un arranque dudoso (ahí está Fringe).

No spoilearás
Hay salvedades, sí. Porque hay spoilers que no lo son (por tiempo o por calidad chorra de la información) pero nunca está de más avisar por si acaso. No spoilers al prójimo si no te gusta que te spoileen a ti.

No despreciarás el poder del ReTwitt.
Porque un RT a tiempo expande noticias, videos, curiosidades y todo ese tipo de chorradas seriéfilas que tanto nos gustan.

No juzgarás a aquellos que aman los realities
Porque todos hemos tenido la tentación en algún momento de nuestra vida teléfila, pero hasta que no los pruebas, no te das cuenta de lo grandes que pueden ser.

No consentirás que las cancelaciones saltan impunes
Porque si la cadena en cuestión te cancela tu serie favorita dejando tu corazoncito seriéfilo dañado, lo mínimo que hay que hacer es colgarle todas las palabras malsonantes habidas y por haber.

No codiciarás todo el catálogo de Amazon
O para el caso, toda la estantería de Dvds de Iñaki de Zona de series. Y si las codicias, no robes xD


Eres libre de seguir o no estos mandamientos teléfilos... Total, quizá sea mejor no hacerlo y vernos todos en el infierno y hacer un tweets&barbacoa :P Pero lo que sí espero es ver vuestros mandamientos por los blogs ;) Nos vemos pronto!


Esta entrada ha sido programada. Mis disculpas si hay algún error de cualquier tipo en la publicación. Avísalo en los comentarios y lo modificaré lo antes posible. Gracias!



15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Reviews en formato bolsillo: Verano version (2)

Después de aquella primera parte, sigo con los breves comentarios de mis series del verano ;)

Drop Dead Diva
Si no fuera porque los chicos de Cyprus Rhodes (Greek) han recuperado su puesto en el podium, Drop Dead Diva sería mi serie veraniega favorita. Porque sí, porque es ligera, es divertida, los momentos oníricos de Jane son un desquicie total y todos los personajes son tan absurdos y pasados de rosca que es imposible no disfrutar a tope con cada episodio.

Covert Affairs
Ya he dicho más de una vez que USA network tiene un superpoder y es conseguir que prácticamente todas sus series sean más o menos entretenidas y además estén bien escritas. No, ninguna será una obra maestra, pero son series que se disfrutan sin tener demasiada sensación de placer culpable. Covert Affairs sigue esta estela y yo lo estoy pasando estupendamente con cada nueva aventura de la agente Perabo, que es lo que quiero para el verano. Si queres algo ligerito y entretenido, no dudéis en darle una oportunidad a este título.

Hung
¡Cómo me está costando esta temporada! Ya el final de la primera fue decayendo a cada capítulo pero es que esta temporada se me está haciendo cuesta arriba y probablemente la abandone. No explotan a personajes interesantes como es el duo Tanya-Leonor y dedican mucho más metraje a la aburridísima mujer de Ray y a sus dos hijos, que son mucho más interesantes calladitos con esas miradas cuchillo que tienen.

The Big C
Ya que me voy de vacaciones (bien!) no voy a poder seguir la evolución de esta nueva serie de Showtime pero ya os conté hace unos días mi buena impresión tras ver el primer episodio. Os remito a esa entrada.


The Amazing Race 3
No es una serie del verano, pero como ya dije en el último “no te soporto”, estoy aprovechando para ver ediciones pasadas. La tercera se está caracterizando por dos cosas: una es la falta de pruebas realmente interesantes, complicadas o que realmente supongan un reto. Todo se limita a quién la caga con el avión o con la orientación. Que generalmente no está mal, pero tiene que ir acompañado de lo otro. La segunda es derivación de esta y es que estoy siendo testigo de los FastForwards más insultantemente chorras de mi historia con el programa.

Haven
Tras el primer vistazo a la serie os hablé de su conexión con The Colorado Kid y de mis primeras impresiones. Tengo que decir que, de momento, me mantengo en el mismo punto y es que los protagonistas siguen importándome de poco a nada, pero mientras los casos sigan siendo interesantes y emotivos, me entretiene y gusta.

Y hasta aquí la colección de mis series veraniegas. Como véis tiendo más a lo ligerito y facilón que a otra cosa.. y es que en verano es lo que apetece: series fresquitas. Y vosotros ¿Qué series estáis viendo?¿Habéis aprovechado para visionar clásicos o revisionar favoritos?


Esta entrada ha sido programada. Mis disculpas si hay algún error de cualquier tipo en la publicación. Avísalo en los comentarios y lo modificaré lo antes posible. Gracias!



5 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!