Del papel a la pequeña pantalla (Parte 4)

Aprovechando el reciente estreno de Justified, retomo esta sección que tenía bastante olvidada desde hace tiempo. Al igual que en las tres entregas anteriores, la idea es comentar qué libros han servido de inspiración para crear series.

Empiezo por el drama westerniano de FX que tiene como protagonista a Timothy Oliphant. Está basado en el personaje de Rayland, que aparece un par de novelas y en el relato corto “Fire in the Hole” de Elmore Leonard. No es la primera vez que Leonard ha sido adaptado ya que muchos de sus escritos han sido transformados en películas como “Un romance muy peligroso” de Steven Soderberg, “El Tren de las 3:10” de James Mangold o “Jackie Brown” de Tarantino.

Por lo que se puede leer a los críticos norteamericanos, parece que la serie es muy fiel al tono y esencia de los libros y el propio Leonard, que es productor ejecutivo en la serie, está muy contento con el resultado. En castellano hay disponibles alguno de los títulos de este autor, aunque ni las novelas ni el relato corto que inspiran Justified los he encontrado en páginas de España.

Sigo con otro título de actualidad: The Pacific. La nueva, maravillosa y absorbente miniserie de HBO está basada en las memorias de dos marines americanos que vivieron el conflicto en sus carnes y que son, también, los protagonistas en la pequeña pantalla.

Eugene Sledge, que está a punto de entrar en la chicha de The Pacific, es artífice de “With the Old Breed: At Peleliu and Okinaw”, libro que está considerado uno de los mejores relatos de los combates en el pacífico durante la II Guerra Mundial. El libro se hizo a partir de las notas que dejaba Sledge entre batallas en una biblia de bolsillo. Estas memorias están ya disponibles en España bajo el título “Diario de un Marine”.

Helmet for my Pillow” es el escrito que Robert Leckie publicó en 1957 contando su experiencia en los marines al alistarse tras el ataque a Pearl Harbor en 1941. A partir de este libro, Leckie se convirtió en historiador militar y publicó gran cantidad de libros sobre la II Guerra Mundial, La guerra Civil americana, la guerra de Korea…. La editorial Edhasa publicará en España en Junio esta obra bajo el título de “Mi casco por Almohada”.

El tercer pilar de The Pacific, y que ya hemos visto en acción junto con Leckie, es John Basilone. Aunque no haya memorias de este marine, su valentía y dedicación durante la batalla de Guadalcanal no sólo le valió la medalla de Honor sino que sus hazañas durante el servicio se hicieron famosas.

Y acabo con otra serie tan tan de actualidad que aún no se ha estrenado. Una de las grandes apuestas para la próxima temporada de HBO es la producción de Martin Scorserse “Broadwalk Empire”. Este nuevo drama está basado en el libro basado en hechos reales de Nelson Johnson “Bardwalk Empire: The Birth, High times and Corruption of Atlantic City”.

Como bien refleja el título, el libro narra el nacimiento de la popularidad de Atlantic City a comienzos del Siglo XX y cómo fue creciendo hasta llegar la cumbre del juego y el entretenimiento durante la Ley seca en Estados unidos (años 20 y comienzos de los 30). Habla con nombres y apellidos de aquellos políticos y mafiosos que construyeron el mito. En el tagline del libro puede leerse “Boardwalk Empire” es una historia colorida e irresistible sobre una ciudad y cultura únicas. Esta es la prueba de que la verdad es más extraña, y más absorbente, que la ficción.

Y hasta aquí. A continuación os pongo algunos links por si queréis haceros, de una forma u otra, con las obras de las que he hablado en esta entrega.
Elmore Leonard. Aquí sus libros en la Casa del Libro y la Fnac. También en Amazon y Thebookdepository por si los queréis en inglés. Aquí algunos ebooks en inglés. FYI, además del relato que mencioné, las novelas que inspiraron Justified son “Pronto” y “Riding the Rap”.

Podéis comprar el libro de Eugene Sledge en la Fnac y en La Casa del Libro. También en Amazon y Thebookdepository.

El relato de Robert Leckie saldrá a la venta en Junio en España así que de momento sólo os puedo llevar a Amazon y Thebookdepository para comprarlo en inglés.

Acabo con Broadwalk Empire, que no lo he encontrado en castellano. Podéis comprarlo en Amazon o Thebookdepository.

2 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

La ¿inesperada? decepción con Life Unexpected

Muy entusiasmada andaba yo hace un par de meses cuando se estrenó Life UnExpected. Muchos de los que añorábamos aquel tono más inocente que solía rondar por la WB caímos en las garras del piloto de la serie para midseason de The CW. Yo misma escribía sobre ello entusiasmada.

Desgraciadamente este drama familiar ha resultado ser mucho menos de lo que esperaba de ella y desde hace semanas mi ilusión ha caído en picado.

Los decentes y estables resultados de audiencia demuestran que la gente detrás de la serie sabe muy bien lo que se hace. Life UnExpected está siendo lo que debe, es decir, un producto fácil de ver con un esquema muy claro al que cada semana van a volver las “luxes” del mundo que ven la CW. Esto es bueno para ellos pero malo para nosotros.

Nunca fue brillante y eso lo dejó claro ya desde el primer episodio. Los diálogos no eran especialmente destacables, los personajes muy típicos y las tramas bastante manidas pero la idea y el tono nos engañaron. Parecía que estaba ante nosotros una serie familiar al estilo de las Gilmore o Everwood (que fue lo que nos quisieron vender junto con Juno), uno de esos dramas con conflictos reales e interesantes que se alejan del eterno adolescenteo de instituto. Yo me esperaba algo del tipo Jack&Bobby, una serie de la WB que disfruté, y de la que os hablé, hace unos meses pero parece que o no hay demasiado talento detrás de Life Unexpected, o no quieren usarlo.

Así que... ¿Qué nos hemos encontrado?. Pues lo que dije antes: no sólo puro tópico sino también cansina reiteración de esquemas y conflictos, véase:
  • Baze. Eterno padre inmaduro que poco a poco demuestra que no es tan irresponsable pero a veces se pasa de papi guay. De alguna forma, siempre sale bien parado.
  • Cate. Madre novata que siempre SIEMPRE lo hace todo mal y acaba peleada con su nueva hijita querida. Sí, la serie está contra ella y a favor de Baze. Descaradamente.
  • Lux, un personaje desperdiciado. Tenían la posibilidad de hacer una adolescente interesante y diferente a lo que solemos ver pero no… nos encontramos con una niñata insoportablemente egoísta que a la mínima ya está pataleando. Y que, a pesar de llevar unos rizos de perfecta peluquería, siempre se los jode poniéndose un dichoso gorrito.
  • Ryan. El responsable. Al que siempre se compara con Baze, la tercera parte del triángulo que acaba haciéndose, como se veía venir hace tiempo, amiguísimo de Baze. Todos contra Catie!
  • Baze siempre es chachi. Ryan siempre es rancio.
  • Los actores que interpretan a los amigos de Lux tienen cara de chungos a propósito. Sirven muy bien para esos inexplicables momentos en los que Lux desconfía de ellos, sus amigos de toda la vida, en favor de sus nuevos y mamarrachos padres. Todo serán abrazos al final del capítulo.
  • Todos mienten constantemente, pero siempre acabamos llegando a la conclusión de que de alguna forma eran mentiras piadosas y ellos no tienen la culpa. Y aprenden la lección.
  • Opción de trama 1: Lux quiere algo. Catie pasa. Baze se hace el guay y se lo da. Lux la caga. Lux se enfada con Baze porque, de alguna forma, parece que él ha manipulado las cosas (por hacerle un favor) y ella se siente traicionada. Alguno de los secundarios (o Catie) abre los ojos a Lux. Lux pide perdón. Catie mira con ojitos a Baze. Ryan echa miradas aviesas a Baze. Los amigos de Baze juegan a la consola.
  • Opción de trama 2: Lux no sabe conciliar su vida antigua con la nueva. Miente a la antigua. La caga. De alguna forma o Catie o Baze salen culpables. Lux patalea. Alguien le da la charlita del perdón. Lux pide perdón. Todos son felices.
Además, la serie tiene una moralina que no se puede aguantar. Muchos critican series de tono similar como Everwood por su tono y moralina. No es moralina, es reflexión y nunca alecciona. En Life Unexpected sólo les falta a alguien mirando a pantalla y señalando al espectador con el dedo diciendo cosas como “mentir es maloooo” o “Hay que saber pedir perdoooon”.

Por cierto... y ¿de qué sirve que Cate y Ryan tengan un programa de radio? Ya en estos primeros episodios se han cargado prácticamente todos los giros que podía darle ese tema y eso, un programa de lo más chorra todo sea dicho, ya no da mucho más de sí y esa falta de conflictos nuevos nos va a traer aún más reiteración de tramas. El horror.

En definitiva. Life Unexpected ha acabado siendo un drama ñoño con personajes generalmente insoportables y un tono plano y blanco. Un producto de fácil consumo que está consiguiendo lo que pretendía: audiencia. Lo comprendo, pero me da rabia. Mucha.


21 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Pilotos 2010: Justified

Justified es un nuevo drama que ha estrenado esta semana el canal de cable FX. Tiene como protagonista a Timothy Olyphant (minipunto 1), un US Marshall con gorrito de cowboy (minipunto 2) que se deja llevar y provoca un tiroteo en Miami, siendo reubicado al pueblo de Kentucky donde se crió.

Aunque este estreno había pasado más o menos desapercibido, la recepción de los críticos americanos ha puesto este título en el mapa y tanto en Internet como la audiencia del estreno demuestran que esas buenas críticas han movido a muchos espectadores.

Dicho esto, y no se si porque me esperaba algo brillante, el piloto no me ha parecido para tanto. Timothy Olyphant está bien, pero su personaje es demasiado vaquero-duro-del-oeste-de-mirada-intensa. Los aires de western están no sólo en el gorrito: la música (minipunto 3), hay un par de duelos interesantes… no de estos de espalada contra espalda y a contar 10 pasos, pero en esencia es lo mismo. Pero, a pesar de estos aires, se me antoja demasiado descafeinada para lo chunga que se cree y la elección de que el grupo de “los malosos” sean nazis no se yo si me hace excesiva gracia. Demasiado típico y grande.

Creo que el problema del piloto es el ritmo. No es lento pero creo que falla en su presentación de los personajes y las tramas. Nada de lo que presenta es sólido o lo suficientemente interesante y no hay ninguna trama que deje respirar al episodio. Los personajes secundarios son de lo más insípidos y realmente no se construye ninguna trama (más allá de la romántica, y en los últimos minutos) que enganche al espectador.

Falla también a la hora de mostrarnos la conexión de Rayland, el prota con nombre parecidísimo al Roland, mi pistolero de pistoleros, con su amigo de la infancia. No se construye correctamente esa relación entre ellos, no hay una empatía y por ello el desenlace no sólo es indiferente sino que ese flashback carece de todo sentido. ¿Por qué no poner flashbacks antes? Ya que recurres al “vuelves a la ciudad donde te criaste”, ¿Qué hay de malo en mostrarnos de verdad episodios representativos del pasado del personaje ahí? Al menos así conectaríamos más con él.

Quizá habría sido menos crítica con la serie de no haber visto la buena recepción que ha tenido; no quiero que parezca que no me ha gustado: tiene elementos lo suficientemente interesantes para que vea un segundo episodio, a ver qué tal.

No puedo despedirme sin contaros que cada vez que el prota decía “It’s Justified” yo me acordaba de aquel episodio de Padre de Familia en el que Peter dice algo como “Esto es tan excitante como cuando dicen el título de la película en la película”. Sólo he encontrado el vídeo en pitinglish.

En definitiva, para mí el piloto de Justified no ha sido ni mucho menos para tanto, pero no ha estado mal y seguramente veré un par de episodios más para ver por donde tira. Y a vosotros… ¿Qué os ha parecido?



11 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Hablando de series en 140 caracteres

Ya echaba de menos los memes y ha sido Molti en Carrusel de Series quien me lo ha puesto en bandeja con “Twitteando”. La idea es hacer comentarios cortos sobre las series que queramos pero en modo breve, como lo haríamos en nuestro twitter. Allá voy.

En mi revisionado de Band of Brothers volví a determinar que no me creo a David Schwimmer como un alto cargo militar. Es casi tan de chiste como su personaje.

Tengo ciertos reparos con algunas formas de Samantha Villar, pero no puedo negar que el formato de 21 días me encanta y que me gustó mucho el último emitido.

Después de dejar 24 allá en la maravillosa quinta temporada, había decidido retomarla para la octava en Nueva York. Después de leer la recepción que está teniendo, ha vuelto a bajar puestos en la lista.

The Office estaba siendo más irregular esta temporada, pero últimamente nos ha regalado episodios que vuelven a la esencia de la serie. Queremos Jim vs. Dwight!

The Amazing Race tiene un poder sobre mí y, al contrario que otros realities que veo, soy incapaz de verla en multitasking. Me atrapa. Go, cowboys, go!! xD

Hablando de programas, las expulsiones de American Idol de la semana pasada me hicieron tragarme eso que siempre digo de que “los americanos suelen votar al talento y no se dejan llevar tanto por los guapitos/as”.

Mi orden de disfrute hoy en día de las sitcom que sigo es: 30 Rock (que sigue siendo grande), Modern Family (que no baja el ritmo), Parks and Recreation (que sigue superando con creces a su primera temporada), The Office (cómo me duele ponerla aquí), Better Off Ted (que vuelva ya!!), How I Met Your Mother (realmente nunca estuvo en primeros puestos).

Dejé que se acumularan los episodios de Skins para verla de seguido, y no pensaba hacerlo ya mismo pero, visto lo visto, tengo muchísima curiosidad con ese WTF total que parece que hay.

Los Walker siguen siendo los niños de mis ojos y me gusta cómo están llevando esta temporada… Pero he de decir que Parenthood se ha hecho ya un hueco en el espacio reservado para las dramedias familiares.

Vi la primera de Buffy impulsada por la presión de varios seriéfilos pero me dejó tan indiferente que no acabo de encontrar las ganas para seguir.

Tengo acumulados 4 episodios de Caprica porque el balance de las tramas que me molan y las que no, no es bueno. Pero parece que hay un episodio con mucho mundo virtual, así que me animaré a seguir.



Hay días que odio a la vida por haberme privado prematuramente de Verónica Mars (bueno, esta no tan prematuramente), New Amstedam, Kings, The Lost Room o Studio 60. Por haberme dejado en ascuas con Traveler, Drive, Reunion o Surface. Y encima me lo restriega dándole inmerecida vida a Psion Break, One Tree Hill o Heroes.

Sigo disfrutando con Muchachada Nui pero ya han perdido frescura, he de decir. La cuarta debe ser la última. Quiero algo nuevo y molón de estos muchachos.

Tengo pendiente hablar de la primera de Damages que por fin vi hace meses… me gustó, pero no encuentro el momento de ponerme con la segunda.

Odio que algunas de mis series favoritas sean de cable y de temporadas cortas… 9 meses esperando más Dexter y Friday Night Lights es un suplicio.

Esta temporada he abandonado Accidentally on Purpose (porque pasó de ser prescindible pero entretenida a sólo lo primero), Castle (porque no hay tiempo y ni Nathan Fillion me lo compensaba), Make it or Brake it (¿tengo que dar motivo? xD), One Tree Hill (que ya era hora) y Gossip Girl (cuya segunda temporada ya no me aportaba nada).

Generalmente soy pro parones, porque me da tiempo a ponerme al día y ver otras cosas, pero estos meses sin Fringe y Supernatural, están siendo muy duros.

Padre de Familia es de lo más grande y estoy revisionando todo de nuevo a la vez que veo la nueva temporada que Fox ha empezado a emitir. Amo esta serie.

También he dejado White Collar, siguiendo mi síndrome del procedimental: después de unos cuantos episodios, me suelo cansar. Ejemplos prácticos: Leverage, Warehouse 13, Paradox, Hustle, Dresden Files o Numb3rs por mencionar algunos no tan típicos. Pero me pasa el 75% de las veces. Pero ese 25% restante me mola mucho :P

Estoy con unas ganas tremendas de que vuelvan los números musicales de Glee y de que me resuelvan el super cliffhangerazo genial de Misfits.

Con tantos twitteros que la ven ahora, me están dando ganas de seguir con Greek. Me encantaba pero dejé de seguirla al día en alguno de los parones. Habrá que ponerle remedio.

A todos nos da igual el regreso de Flashforward, pero seguro que toooodo el mundo habla de ella a todas horas. Aunque sea para ponerla a parir.

Sigo con The West Wing, y pronto dejará de ser una especie de revisionado y alcanzaré el punto a partir del cual la serie es nueva para mí. Ganazas de disfrutar de nuevas con la más grande.

Mi interés y disfrute con Life UnExpected van cayendo con cada episodio. Cada vez soporto menos a Lux y la serie está en un bucle de sí misma del que no parece querer salir. Y me aburro.

How To Make it in America sigue sin ser lo más de lo más, pero sin duda cada vez va a mejor y esa atmósfera atrapa y engancha. Y si no veo la cabecera dos veces, no me quedo a gusto.

Siempre he defendido con uñas y dientes todas y cada una de las temporadas de House, pero este año me está costando hacerle un hueco y me odio por ello.

Acabo con Lost. Oh, Lost. Me das y me quitas. Te amo y te odio. Pero da igual, te perdono por que con todo porque lo que me has dado hasta ahora… te lo debo.

Y hasta aquí mi twitt-meme. La intención era ceñirme a los 140 caracteres pero es realmente complicado xD Molti, te perdono :P



17 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

THE PACIFIC: Una mirada a la serie y al primer episodio.

Sesenta y cinco años después de su fin, la Segunda Guerra Mundial sigue siendo una fuente inagotable de inspiración para la literatura, el cine, la televisión y todo tipo de medio narrativo como pueden ser los cómics, los videojuegos, la radio, la prensa…

Steven Spielberg en sí mismo ya ha recurrido numerosas veces a este entorno histórico para desarrollar sus temas, como hizo en La Lista de Schindler o Salvad al soldado Ryan. Ha producido numerosos films, como las Cartas desde Iwo Jima y Banderas de nuestros padres de Clint Eastwood, y documentales. Tom Hanks ha trabajado con el en varios de esos proyectos, como en Shootin' War. Televisivamente hablando, y de nuevo junto a Tom Hanks, nos regaló esa magnífica miniserie que es Hermanos de Sangre. En ella nos pone en la cruda piel de un batallón americano destinado a combatir en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Está claro que Spielberg y Hanks disfrutan con el tema. Este domingo la HBO, cadena que produjo y emitió Hermanos de Sangre allá en 2001, estrena el primer episodio de su nueva miniserie centrada en la segunda guerra mundial, completando así la amplia visión que, con muchas de sus producciones, ha hecho del conflicto . Esta vez, la historia se cuenta a raíz de las memorias de tres marines americanos que participaron en la cruda batalla contra en frente japonés que se generó como consecuencia del inesperado ataque nipón a Peral Harbor.

The Pacific es la miniserie más cara de la historia de la televisión con un presupuesto de 200 millones de dólares para los 10 episodios de los que consta.

Después de esta introducción es hora de hablar de la impresión que tuve tras ver el primer episodio que, adelanto, fue más que buena. No hace falta decir que en el apartado técnico, artístico y de producción en general es maravillosa, ya que no nos esperábamos otra cosa.

Aunque os cueste creerlo, creo que The Pacific tiene potencial para ser mejor que Hermanos de Sangre simplemente por su planteamiento de base y cómo se ve reflejado en el primer episodio. Hermanos de Sangre seguía a un regimiento completo por lo que, y más siendo miniserie, había poco tiempo para ahondar en los personajes. Para mí siempre fue el único fallo de la miniserie, el hecho de no poder conectar más con sus protagonistas. Sin embargo, The Pacific se centra principalmente en tres personajes y sus experiencias en la guerra: sus puntos de vista, su pasado, su familia… En seguida entras en su universo y empatizas con ellos y eso, para mí, creo que es uno de los puntos positivos clave de la nueva miniserie de HBO.

El primer episodio funciona muy bien como prólogo ya que tiene tiempo de presentarnos la vida de estos tres protagonistas con pequeñas pinceladas muy sugerentes y, a la vez, introducir al espectador de pleno en el conflicto. Nos muestra todos los rangos que pretende abarcar, desde la emotividad hasta la más pura acción bélica.

Una de las secuencias más memorables es la primera escaramuza en la que vemos involucrados a nuestros soldados. Tiene lugar por la noche y en una sucesión de brillantes decisiones de iluminación, dirección artística y dirección en general, consigue irremediablemente que el espectador entre de lleno en la tensión y el agobio que sufren los protagonistas: No se ve nada. Lo justo. La jungla y la oscuridad nos coloca en una situación a puro estilo “Charlie está en todas partes” oímos disparos, oímos chapoteos, vemos sombras, hojas moverse… casi como si estuviéramos allí, muertos de miedo al no saber muy bien de dónde viene el enemigo y hacia donde se está moviendo. Sencillamente magnífico.

Evidentemente no faltan esos planos devastadores propios de una historia de este corte, y sobretodo después de una escaramuza como la que os contaba: la luz del sol revela el horror tras la tempestad. Tampoco faltan esos pequeños descansos donde los soldados crean lazos afectivos a base de chascarrillos o algún que otro comportamiento despreciable por ambas partes (nipones y yankies). Tiene tiempo hasta de jugar con el espectador... sino ya me contaréis vuestra experiencia viendo el desembarque...

Destacar también el apartado musical a cargo de uno de mis compositores favoritos que nos ha regalado obras maestras de bandas sonoras como Gladiador, La delgada Línea Roja o El Rey León: Hans Zimmer. A raíz de esto, hay que mencionar la fantástica cabecera en la que se combina lo visual con lo musical de tal forma que emociona por sí misma e introduce al espectador en la atmósfera adecuada. Una pena que aún no esté en youtube para embeberlo aquí pero sí que podéis escuchar el tema musical, “Honor”.

En definitiva, The Pacific tiene toda la pinta de que va a igualar, como mínimo, lo que nos ofreció Hermanos de Sangre en su día y ver este primer episodio es de obligado cumplimiento para todo seriéfilo que se precie.

Por acabar con algún que otro dato, decir que Canal + va a estrenar la serie en HD y con la opción de verlo tanto en versión original subtitulada como doblada sólo un día después de su emisión en Estados Unidos. HBO estrena la serie este domingo 14 de Marzo por la noche, Canal + ofrecerá el primer episodio el Lunes 15 de marzo a las 22:45. Todos los episodios irán precedidos por un capítulo de Hermanos de Sangre y un pequeño prólogo con declaraciones de los veteranos de aquella contienda.

Decir también que Canal + tiene un apartado para la serie muy completo en su web que incluye muchos vídeos, making offs, fotos y descripciones e incluso un mapa interactivo para ver cómo se desarrolló la batalla de Guadalcanal. Tampoco os perdáis la página oficial de HBO.

En Estados Unidos la prensa también ha tenido la oportunidad de ver el primer episodio y las reacciones han sido realmente buenas. En metacritic podéis ver esa increíble media de 9 y leer las críticas Sepinwall o Maureen Ryan entre muchos otros.



14 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Titula como puedas

Esta mañana he leído que Paramount Comedy España se ha hecho con los derechos de emisión de la comedia de Jenna Elfman, Accidentally on Purpose y el título traducido que han elegido es Casi sin querer. Aunque he de decir que no me horroriza para nada, eso me ha recordado ese tema tan escabroso de la traducción de títulos de series y pelis al español.

La primera opción que existe es dejarlo tal cual, algo que últimamente se hace cada vez más. La globalización y la anglocuasidictadura es lo que tiene. Debe ser que últimamente la gente rechaza menos algo en inglés aunque no sepan qué significa, como con Fringe. Aunque en ese caso siempre está bien ponerle un subtitulillo tipo “Al Límite” de la serie de JJ, el “Superdotado” que va con Hung, el churro “sobreviviendo a los ricos” de Privileged, “la muerte en directo” de Dead Set, ese “A golpe de bisturí” de Nip Tuck o el “Sangre fresca” de True Blood.

Muchas veces me da la impresión de que dejan el tema como está por un simple “¿Cómo demonios voy a traducir esto”?. Es el caso de Friday Night Lights (las luces del viernes noche), Cougar Town (la ciudad de las asaltacunas), Breaking Bad (volviéndose chungo), The Listener (Escucheitor), Queer as Folk (Marica como el que más) o FlashForward (más o menos esos dos triangulitos volcados con el vértice hacia la derecha). Durante una temporada se atrevieron con “Colegas”, pero debía de sonarles demasiado barriobajero y decidieron dejarlo en Friends. Menos mal.

Luego tenemos las traducciones más o menos literales como Mujeres desesperadas (Desperate housewives), Rockefeller Plaza (30 Rock), Sobrenatural (Supernatural), El Ala Oeste de la Casa Blanca (que es West Wing pero con añadido por si creíamos que era de La Moncloa), El Séquito (Entourage) o Como conocí a vuestra madre (How I Met your mother) entre millones otras. Me gusta cuando hay suerte de que la traducción mantiene el mismo rollito que el original, como sucede con Pushing Daisies y Criando Malvas o Six Feet Under y A dos metros bajo tierra.

¿Traducciones literales que pensándolo hubieran sido escandalosas y grandísimas? Casa (house), Castillo (Castle), Marbella 29600 (Beverlly Hills 90210), Maderaeterna (Everwood), Griegos (Greek), Cimas Gemelas (Twin Peaks), Collar Blanco (White Collar) o Chin Chin (Cheers).

Luego está la versión bastarda de lo anterior que ronda entre una traducción literal y un intento de darle un toque cool. Brothers and Sisters es Cinco Hermanos… ¡Ay!, si hubieran esperado un poco a ver la serie para poner el número. Ya se que lo de Hermanos y Hermanas (o Hermanos/as, que hubiera molado xD) queda raro, pero lo del cinco era arriesgado. Band of Brothers se convirtió en Hemanos de Sangre, Growing Pains en Los Problemas Crecen, Damages en Daños y Perjuicios, Sex and the City en Sexo en Nueva York o Vampire Diaries en Crónicas Vampíricas… que no son exactas pero sí completamente aceptables.

También tenemos el apaño visual como el caso de Dawson Crece (Dawson's Creek). Oye, qué apañao es que Creek se parezca a crece ¿no? Y además como va sobre la madurez… El traductor se sintió dios ese día.

Por último tenemos la aleatoriedad absoluta, es decir, lo traduzco como me da la gana. Véase: Padres Forzosos (Full House), Sin Cita Previa (Private Practice), Doctor en Alaska (Northern Exposure), Doogie Howser (Un Médico Precoz), Divorcio en Hollywood (The Starter Wife), Primos lejanos (Perfect Strangers), Tres para todo (así nos quitan de tener que sumar como con el título original: Two Guys and a Girl), Superagente 86 (Get Smart), Larry David (Crub Your Enthusiasm) o Cosas de Marcianos (3rd Rock from the sun).

Si nos fijamos, generalmente esto está impulsado por esa manía de contarlo todo con el título. No hay lugar para las sutilezas. Siguiendo esta línea se podrían proponer cosas como De escritor a policía (Castle), Este cuerpo no es el mío (Dollhouse), Uno de Friends se va a Hollywood (Joey), Un Tiburón Legal (Shark), Mis tres esposas (Big Love), Aquellos maravillosos finales de los 70 (Swingtown), No me toques que te mato (Pushing Daisies), Mis padres biológicos (Life UnExpected), Gigoló a la fuerza (Hung), Regreso a casa (October Road), Mi novio es un asesino (Dexter), Dos frikis y una rubia (The Bing Bang Theory) o Bomberos (Rescue Me).

Ahora os toca… ¿Qué traducciones literales pordrían haber sido odiosas? ¿Qué serie escandalosamente traducida se me ha olvidado? ¿Qué títulos explicativos nos hemos ahorrado, por suerte?



47 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Pilotos 2010, Parenthood: Meet the Bravermans.

Todos tenemos claro que la NBC está en horas bajas y no es capaz de levantar cabeza. Es cierto que tienen decisiones y movimientos, como mínimo, cuestionables con respecto a su programación del Prime Time. Pero, tras ver el primer episodio de Parenthood, me han dado ganas de realmente ponerme un poco de su lado. Elecciones cuestionables a parte, no podemos negar que sigue intentando ofrecernos buenas series. El año pasado, sin ir más lejos, fue la NBC la que nos plantó cara a cara con esa maravilla que es Kings.

Ahora nos regala esta prometedora dramedia familiar que se centra en los Braverman y su lucha diaria con lo que supone ser padres y madres en toda edad y situación. Antes de entrar en materia quiero hablar de donde viene Parenthood. La película homónima de finales de los 80 inspiró una serie a principios de los 90 estrenada también por NBC. En ella había nombres como Joss whedon, Ron Howard, entre productores y guionistas, Leonardo DiCaprio, Thora Birtch o David Arquette, entre los intérpretes. Tuvo buena recepción entre la crítica pero no entre la audiencia, así que acabó cancelada tras una temporada.

Ahora NBC vuelve a arriesgarse en un momento que creo bastante correcto para una serie como Parenthood, ya no por su propio perfil sino porque ahora la competencia aún no se ha hecho fuerte. Eso sí, de momento no emocionarse que el estreno ha sido bastante tibio. Eso sí, seamos optimistas porque la serie es apta para el gran público y la han promocionado mucho durante las olimpiadas.

Detrás de Parenthood tenemos a productores ejecutivos y guionistas que han trabajado en maravillas como The West Wing, Friday Night Lights, Arrested Development, Studio 60… (y Felicity. Tenía que añadirlo).

El verano pasado tuve la ocasión de ver el piloto que Universal produjo de la serie para su venta nacional e internacional. Ya entonces, y a pesar de su calidad de piloto, prácticamente sin mezcla de sonido, entalonado chungamente y menos cuidado estéticamente, tuve una muy buena impresión, algo que no sólo se ha confirmado con el reciente estreno del capítulo definitivo (con algunos cambios de enfoque y de cast) sino que ha quedado claro que estamos ante un producto con un potencial enorme.

En este punto, con sólo un episodio que comentar, creo que su característica más destacada es el alto grado de empatía que consigue en tan poco tiempo. En apenas dos o tres detalles consiguen demostrar qué hay de singular en cada uno de los personajes y hace que conectes rápidamente y comiences a sentir y padecer por esas historias.

Antes de seguir, vaya por delante que yo disfruto enormemente con Brothers and Sisters, fui de las defensoras de The United States of Tara y creo que Everwood es una de las mejores series de personajes producidas.

El elenco de protagonistas está muy bien elegido. No hay nada demasiado estrambótico o dramático que lo haga demasiado culebrón irreal. No. Todo es identificable, todo es natural y las dinámicas que se crean entre ellos son divertidas, emotivas e interesantes.

Su comparación con Brothers and Sisters es inevitable pero, y cuidado que a mí la serie de Berlanti me encanta, creo que Parenthood tiene una serie de elementos que la hacen más abierta, fresca y menos impostada. Por supuesto que mola ver a los Walker con su vajilla estupenda, su vinito, su casaza… Pero la nueva apuesta de NBC es más honesta, más natural y con una variedad de universos por explotar que la de ABC no tiene.

El tono de Parenthood es otra de sus grandes cualidades. Aunque tiene sus toques de comedia, es principalmente dramática, pero con un tono amable que no expulsa en los momentos más duros. Es precisamente por ese tono por el que la serie gana muchísimo con Lauren Graham. Como sabréis, se retrasó el estreno debido a problemas de salud de Maura Tierney. Como la cosa no avanzaba, decidieron sustituirla por la que siempre será nuestra amada Lorelai Gilmore.

Aunque es difícil al principio no asociar, Lauren Graham realmente consigue apartarse de aquel papel que tanto la ha marcado y se mueve muy bien en todos los registros que aborda en el primer episodio, que son muchos. Tierney le daba un toque melancólico y duro a su personaje que no acababa de encajar. Está claro que vieron lo bien que funcionaba Graham porque modificaron ligeramente el enfoque de la historia, dándole a ella el arranque de la serie y algo más de protagonismo.

He de decir que Peter Krause, que me encanta, y el resto del elenco están fantásticos y funcionan muy bien como grupo, mostrando esa química de amor/odio tan típica familiar que tanto nos gusta ver en este tipo de series.

En definitiva, la primera impresión de Parenthood es prácticamente inmejorable: está muy bien escrita, es interesante, es emotiva, se acerca a la paternidad y la maternidad desde diferentes puntos de vista muy atractivos, tiene un plantel de adolescentes y niños sorprendentemente interesante, un tono y atmósfera amables pero ni ñoño ni moralista, buenos actores, no es pretenciosa y han sabido encontrar el equilibrio entre ser una muy buena serie y un buen producto.

Dicho todo esto, me da la impresión de que podría haber dicho mucho más, hablar de lo interesante de los personajes, de las historias, de todos los pequeños conflictos que se han mostrado en un solo episodio pero creo que es demasiado pronto para eso.

De momento, ya soy fan.



15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Berridos, carreras, tartas, guarros y niñatas

Si. He caído.
La verdad es que siempre me he mantenido fuera del mundo de los realities por iniciativa propia. Los realities españoles nunca me han llamado la atención y, por asociación, me he mantenido lejos del género. En mi semestre americano me enganché terriblemente a The Moment of Truth, como ya os conté por aquí, pero no es un reality (aunque sí una vergüenza morbosa xD) y veía con mucha asiduidad Top Chef y American Idol. Pero a mi regreso a España, decidí no invertir el poco tiempo que tengo en este tipo de cosas (menos American Idol, que la he ido siguiendo más o menos por youtube).

Pues he caído. El primero del que voy a hablaros es American Idol. Me gusta la música y a esta competición van chavales que realmente saben cantar. Semana a semana disfrutamos (y también sufrimos) de versiones de temas internacionales y siempre está bien escuchar las borderías de Simon. Hasta ahora Ellen DeGeneres ha demostrado lo encantadora, ingeniosa y divertida que es, pero espero que empiece a acomodarse, pierda el miedo a criticar y de caña a jueces y concursantes.

De la novena, y actual, edición mis chicas favoritas son Didi Benami y Lilly Scott (con mención especial a Katie Stevens). De los chicos lo tengo claro: Jermaine Sellers y Andrew García. Os pongo aquí una de mis actuaciones favoritas de la semana pasada. Representa lo que disfruto del programa y es ver buenas versiones, bien cantadas y que se ajusten a la personalidad y estilo de quien las canta. Ni falta hace que diga que no estoy nada de acuerdo con los jueces.



Sigo con mi más reciente enganche: The Amazing Race (El Gran Reto). Antes de ver la actual edición, ya había visto algo de la tercera por SET en VEO y sabía más o menos lo que podría encontrarme. Lo que no me esperaba es engancharme tanto con tan poco. The Amazing Race es un programa altamente dinámico, que esconde muy hábilmente las trampas de las que parte de base, con un casting muy cuidado, un montaje de matrícula de honor y un nivel de entretenimiento altísimo. El hecho de que sea internacional y veas tanto mundo es un gran punto a su favor y su duración de 40 minutos se me antoja, incluso, escasa. No tiene altos niveles de hijoputismo pero sí que hay mala leche, que un poco nunca viene mal. ¿Qué más se le puede pedir a un programa de televisión? ;)

Lo que me gusta de este tipo de programas es que puedo verlos en multitasking. Puedo leer el google reader, recoger el cuarto, chatear o lo que me apetezca mientras veo realities… pero The Amazing Race no. Es tan ultra entretenidísimo que me absorbe y no puedo hacer otra cosa que tumbarme en el sofá a degustarlo.

Hablando de la temporada actual (nada menos que la número 16) hay que decir que el casting es tremendo. El nivel de absurdismo y cortitos de mente entre los concursantes es tan elevado que las risas están garantizadas. He de declararme fan de Jordan y Jeff, el team Big Brother, que son tan cortitos y tan divertidos juntos… Aunque los que más risas me provocan son los cowboys y los modelos Bred & Caite(China! China! xDD). No soporto a Carol y Brandy, son de lo más pijo absurdo insoportable. Os pongo el intro de esta temporada.



Ahora dejo el perfil puramente competitivo y me paso a los docu-realities, que últimamente también he estado frecuentando. Primero hay que hablar de Ace of Cakes. Supe de este programa culinario por Miss MacGuffin, quien habló de él en su blog. No veía yo mucho potencial pero alguna foto de las tartas que hacen hizo que me bajase la primera temporada. Ya voy por la 7.

Lo bueno que tiene Ace of Cakes es que se ve en un suspiro, es entretenida, es curiosa, las tartas molan muchísimo, la gente que trabaja en la pastelería son a cada cual más friki y peculiar y no tiene ese problema de muchos programas culinarios: NO da hambre. Es más un show de bricolaje que otra cosa.

Con el paso de las temporadas se han hecho muy famosos y ya hacen encargos para ex Bonds, la NFL, series (The Wire, American Dad) o Pelis (Harry Potter 5, Hairspray..) entre otros. Por poner algo seriéfilo, os pongo el vídeo de cuando hicieron la tartaca para el episodio 100 de Lost. Aquí sólo sale la parte final, pero en el episodio se ve toda la preparación de la tarta, cómo Jorge García ayudó al tema… etc.



Por cierto, para estos dos realities (y aquellos que solicitéis) he creado unos temas en el foro de la página de Facebook del blog. Así podemos debatir sobre todo lo que pasa… que los realities si no se discuten, no molan tanto ;)

El próximo docureality me lo descubrió el Sr. Mirindo hace poquito cuando hicimos una quedada twittera. Este es de esos que te descubren todo tipo de fauna humana que nos es desconocida. Se llama How Clean is Your House y básicamente es un programa cuyos protagonistas son auténticos guarros enfermizos que tienen su casa sucia y asquerosa no, lo siguiente. Dos señoras inglesas muy peculiares y simpáticas son el Clean Team que va a su casa a hacer un makeover total y, de paso, enseñar a limpiar a sus dueños. No es apto para estómagos delicados. Yo he visto 4 programas y creo que ya tengo suficiente, pero como curiosidad os invito a que investiguéis por youtube.



Por ultimo os quiero hablar de My Super Sweet Sixteen, un docureality de la MTV, esa cadena que en algún momento de la historia tuvo música en su programación. Lo conocí también en mi etapa yankie y realmente hay carnaza suficiente para escribir ensayos y ensayos sobre la naturaleza y estupidez humanas. Realmente resulta hasta surrealista.

Los usanianos tienen un festejo llamado Sweet Sixteen y es una fiesta de cumpleaños especial cuando se cumplen los 16 años, uno de sus primeros pasos hacia la mayoría de edad (18 y 21 son los otros dos). En el caso de familias con dinero, esta fiesta se puede convertir en un evento de una magnitud exagerada, que es lo que demuestra el programa de MTV. Cada programa dura a penas 30 minutos así que os recomiendo que veáis un par para ser testigo de cómo derrochan el dinero, de lo malcriados que están los niños, de cómo manipulan a sus padres, de cómo manipulan y juegan con sus compañeros de clase (e invitados) de cómo nunca nada es suficiente y de cómo no existe el ridículo porque nadie se va a reír de la más rica del instituto aunque parezca un ornitorrinco con hipo cuando vaila Hip Hop en su fiesta.

Hace bastante poco los vídeos se podían ver sin problema en la web de MTV desde la página oficial pero parece que ahora están restringidos. Si los podéis ver de alguna forma (descargando, jugueteando con las proxis…) os recomiendo encarecidamente ESTE EPISODIO. Es uno de los que yo utilicé en su día para hacer uno de mis ensayos… es la ostentación y el surrealismo absolutos. Luego hay otros que son dignos de ver por la vergüenza ajena o por lo triste del tinglado.

La televisión es un medio fascinante con tantas cosas que ofrecer que apabulla e Internet nos ha abierto una puerta muy peligrosa a contenidos que van mucho más allá que la ficción. Anticipándome a los comentarios… No, de momento no me voy a poner con Survivor, principalmente porque estoy viendo lo que le está haciendo a algunos seriéfilos… no tengo tiempo para todo esto. Y vosotros... ¿Véis realities?¿Qué os dan que las series no?




21 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!