Sobre el origen de las descargas digitales

Estos días la (No) Ley Sinde está dando mucho que hablar y no he podido resistirme a desahogarme un poco en este blog, aunque hable de muchas más cosas que de la televisión.

Hay muchos elementos dentro de todo este problema que me resultan tremendamente frustrantes. Primero es la incapacidad de adaptarse a los tiempos que corren. Evidentemente las distribuidoras, las cadenas, las discográficas, las editoriales y todas las involucradas en este asunto pueden hacer lo que les venga en gana con sus productos y nadie tiene derecho a robarles por ello, pero que no les extrañe que con su codicia del corto plazo y con su desgana para cambiar a la vez que cambian las tecnologías y los hábitos de consumo, los españoles busquemos otras vías de conseguir lo que queremos.

Ejemplo práctico: las series internacionales. En esta comunidad de bloggeros seriéfilos la gran mayoría sigue las series a ritmo de Estados Unidos por la inmediatez y por la versión original. Sí, los que hacemos esto somos mucho más minoría de lo que nos pensamos pero ahí está el ejemplo de Héroes, cuya primera temporada batió records de audiencia en Syfy y después se hundió sin poder levantarla de ninguna forma porque la gente lo había seguido al día con la emisión estadounidense. La TDT ofrece ahora una posibilidad excelente de fragmentar la audiencia y premiar la calidad de los espectadores por encima de la cantidad. Y además con este tipo de productos hay una ventaja: no estamos hablando de un nicho de señoras mayores que apenas gastan sino de el público más codiciado, el de 18 a 34 años. ¿Por qué? ¿Por qué no se adaptan?

Es como el tema de los libros electrónicos, un asunto por el que me hierve la sangre cada vez que me atrevo a bucear en él. La Fnac abrió hace ya un par de meses un área de descarga de libros electrónicos. Yo os invito a visitar ese catálogo donde los libros cuestan igual o más caros que una edición impresa de bolsillo y donde en el apartado de “ofertas” encontramos títulos libres de derechos que cualquier biblioteca de un lector (la mía de Papyre, por ejemplo) te los regala. Y es que me enervo y me frustro. ¿Porqué las editoriales no son capaces de buscar un nuevo modelo de negocio? ¡Va a ocurrir! ¡Ahí tienen el ejemplo de la música! ¿Por qué no se adelantan y encuentran un sistema válido para ellos y para nosotros? Pasarán dos cosas: o los escritores son listos y prescinden del intermediario dando al usuario el producto final a precio razonable o el mercado de ebooks ilegales acaba de estallar y las editoriales salen lloriqueando en los medios.

Yo quiero pagar. La última novela de Stephen King, autor de bestsellers, tardó meses en aparecer en España de forma electrónica y al mismo precio que la edición de tapas duras. ¿Estamos locos?. Estoy segura de que no soy la única que quiere pagar por un ebook, bien formateado y a un precio razonable, antes que bajarlo de internet, traducido por usuarios o escaneado cutremente. Pero de momento, la segunda es la única opción válida que tenemos ahora.

Y luego está la música. Gente: dejad de comprar CDs. Asociar la compra de música a un formato físico es prehistórico y hay que hacer desaparecer los CDs para que las discográficas vean lo que hay y a lo que no han sabido adaptarse. Pero esta vez no voy a ir contra ellas, no, sino contra los artistas. Me resulta increíble que un artista se queje de las descargas ilegales de música cuando la mayoría no puede vivir de vender discos, digo archivos, y vive de los conciertos. La mayoría de los grupos que yo escucho los he conocido gracias a descargarme su música (y no por el esfuerzo de una discográfica sino por el tecla a tecla de internet) y después me he gastado el dinero gustosamente en ir a sus conciertos y comprar allí mismo su merchandising e incluso a veces su disco. ¿Por qué no ven que las descargas son beneficiosas para ellos? ¿Por qué no ven que estableciendo un sistema de descargas de su música propio a un buen precio, van a salir ganando mucho más?

Es como lo de iTunes España. Por fin aparece un sistema de compra y alquiler de películas en la plataforma de Apple y cuando uno ve el percal, se deprime. Tenían una posibilidad de establecer una plataforma accesible, válida y recurrente para todo el mundo y sin embargo se han mirado el ombligo, han vuelto a invocar la codicia más oscura en ellos mismos. Nos ofrecen poco catálogo, poca variedad de tipo de cine y, lo peor, unos precios carentes de sentido donde por un par de euros más te vas a una tienda y te compras un Dvd con extras, libro y todas esas pijadas que les meten ahora. ¿Por qué? ¿Por qué no han visto que si de primeras la gente ve una buena oportunidad de conseguir descargar cine en calidad y a buen precio, la comodidad iba a prevalecer por encima de la gratuidad? Pero no, mejor ganamos mucha pasta ahora con los cuatro gatos que paguen y ya veremos después. Y cuidado cuando salga Amazon España. Nos vamos a reír.

En Estados Unidos hay una empresa chiribitifláutica que se llama Netflix. Con Netflix, por 8 dólares, al mes, OCHO, tienes descargas ilimitadas de películas y series. Y por dos dólares más te llevan el Dvd a tu buzón. En iTunes España, con ese dinero te compras una peli o te alquilas dos. Punto.

Y como ya me he enrollado mucho no voy a entrar con las empresas de telecomunicaciones, que llevan estafándonos con la velocidad de conexión y los precios desde que apareció el ADSL y la Sinde de eso no dice nada. Para perseguirnos a los que descargamos cosas, se afila las uñas, pero para poner el ojo en aquellos grandes beneficiados de todo este asunto se hace la tonta porque le conviene.

En fin. Mi puñado de ideas random sobre el tema acaba aquí. Os doy las gracias por leer mi desahogo y os invito a que hagáis lo mismo en los comentarios.


20 comentarios :

  1. Comparto casi en totalidad lo que dices Adri.

    Por un lado miedo me da que puedan hacer algo respecto a llevarse a su terreno el tema de las descargas, ya que no creo que estén ni mucho menos preparados y la calidad dejaría mucho que desear. Eso sin tener en cuenta el tema de la venta en el extranjero de series internacionales, que legalmente no sé exactamente cómo será el asunto.

    Sobre la Ley Sinde en sí, ayer leí un artículo que me dejo perplejo, en el que podemos darnos cuenta de lo poco que conocemos de lo que se traen entre manos los Gobiernos. Os dejo el link para que podáis leerlo ya que merece y mucho la pena

    http://bit.ly/fCSStd

    Como comentaba por Twitter hace poco una cuota mensual parecida a lo que pagamos por MU y similares creo que lo firmaríamos todos, pero claro en las mismas opciones en cuanto a calidad, portabilidad etc.

    Me he extendido bastante, pero es que creo que es un tema sobre el que conviene debatir y dar nuestra opinión

    Saludos

    AG8109

    ResponderEliminar
  2. Buff, todo este tema me saca de mis casillas. Las discográficas se niegan a ver que están obsoletas y los libreros y editoriales están cagados de miedo y se agarran a un clavo ardiendo en vez de intentar adaptarse. Y muchos de los intentos que ha habido o hay para intentar cambiar esto fracasan porque desde el primer momento están diseñados para que fracasen y echarnos la culpa a nosotros de ello y poder llamarnos piratillas, que esa palabra vende mucho.

    Amazon España va a ser una decepción para muchos, no creo que venga a romper el mercado ni mucho menos y, espero equivocarme, pero no creo que sea muy distinto a lo que ya tenemos. Sobre todo en el tema de los libros, donde existe una LEY que prohibe rebajarlos más del 5% o del 10% en días señalados como El Día del Libro. Si esta ley incluye a los libros electrónicos, la llevamos clara!

    En este país hacen con nosotros lo que quieren, y como nadie se queja...

    ResponderEliminar
  3. Cierto, nos toman el pelo. Y se están equivocando de lado a lado.

    Lo primero que tienen que hacer es acostumbrar al usuario a pagar.

    ¿Cómo? Con precios de entrada simbólicos (las X primeras descargas a 1 €), ofertas, contenido "viejo" a precio muy rebajado y demás, unido a calidad y nada de DRM (lo que pago es mío y hago con ello lo que quiera). Una vez logrado eso, unos precios RAZONABLES, similares a los de otros países. Iban a alucinar.

    Pero no, el slogan de la SGAE y las industrias de contenidos es "más vale malo conocido que bueno por conocer". Y su modelo actual es MUY malo para los tiempos que vivimos.

    ¡Ah!, y por favor, que los aparatos también tengan precios similares a otros países, que pagamos más (en absoluto) por los aparatos que en países donde ganan mucho más. Así, tenemos más dinero para contenido.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón. Una cosa que me cabrea mucho es cuando dicen que nos lo llevamos gratis ¡Perdonen señores!, pero ¿A caso no me estoy gastando cerca de 400 euros al año en un ADSL? ¿Creen que pagaría tal cantidad solo para buscar contenidos o escribir en mi blog? Siempre he comparado todo esto que está pasando con un bufet libre mediante previo pago de una cantidad establecida, donde el de la puerta, el que te deja entrar (las compañías telefónicas) se llevaran toda la pasta en ved de los cocineros (los artistas).

    http://hablemosenserie.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Amen!

    Lo de los libros es de juzgado de guardia. Me puse a buscar un libro electrónico para poder lanzarlo por el caño en las clases y no había manera de encontrarlo. Como tenemos una fotocopiadora-escaner industrial en el centro, trocee el libro y lo escanee en 20 minutos.

    Tienen un catalogo de libros de chiste y a unos precios alucinantes. Cuando nos acostumbremos a bajar los libros de internet se echarán las manos a la cabeza porque la gente no compra libros.

    Por cierto para conseguir los clasicos que ya no tienen derechos de autor antes en google books se podía. Pero ahora no encuentro la manera de bajarlos tal vez sea porque las editoriales han demandado a google tanto que han tenido que quitar lo opción.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente muy de acuerdo con tus ideas random. En mi caso lo que más descargo son capítulos de series en VO para poder seguirlas a ritmo US/UK o bien porque sino me las descargara en España ni me enteraría de que existen!! con el tema del cine tanto de lo mismo.. si no fuera por las descargas no habría tenido oportunidad de conocer por ejemplo la filmografía de John Waters o Russ Meyer básicamente porque la mayoría de sus películas ni si quiera han sido editadas en España!!! (de Russ sí y de hecho tengo unas cuantas originales) me refiero, yo si me interesa una película la veo en el cine pero claro luego está el tema de los precios... en fin, muchas cosas en juego, los creadores abogan por su derecho a que su trabajo sea reconocido y los consumidores, como yo, abogamos para que nuestro derecho a la cultura libre no sea violado, sí digo bien, cultura libre, porque en el momento que se prohiba la libre circulación de archivos como tu bien dices estaríamos sujetos a un catálogo impuesto por vete tú a saber quien sin posibilidad de decidir libremente que consumir más allá de lo ofrecido que en ocasiones dista mucho de las necesidades personales de cada uno.. no sé si me he explicado bien o me he hecho la picha un lío.

    ResponderEliminar
  7. Estoy bastante de acuerdo con lo dicho en el post, yo creo que la clave está en el Freemium, al estilo Spotify, es una manera legal de escuchar música gratis (con publicidad y algunas limitaciones) y si quieres mas opciones pagas unos euros al mes.

    Las televisiones en vez de lloriquear como las discograficas se han adaptado y suben sus series a sus propias webs, y es un paso para frenar las descargas ilegales y de paso en las privadas meter unos anuncios y rentabilizarlo.

    En el mundo del cine y la ficción un Netflix en España podría solucionar parte del problema, pero yo creo que el problema radica en la actitud española de la picaresca, si esta gratis en pelisyonkis, para que voy a pagar 8€ al mes, pero yo tengo claro que si algun día llega a salir algo parecido en españa los pagaré, tal como pago la cuenta premium de Spotify.

    Esperemos que el 2011 sea el año de la consolidación de era del cine/TV por streaming

    FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  8. AG8109, yo creo que estan perfectamente preparados, pero no quieren. Si te vas a Europa, hay paises que tienen una capacidad de banda ancha muy superior a la nuestra desde hace tiempo y con mejores precios. Aquí no les compensa.

    Varyamo, estoy contigo en que Amazon España va a ser una decepción. Espero equivocarme... Y en cuanto a lo de que hacen con nosotros lo que quieren.. Puf. Es TAN cierto. Sólo hay que viajar un poco para darse cuenta de lo que nos toman el pelo aquí en muchísimos ámbitos.

    MikMik, eso es lo que yo digo. Precios razonables. No sólo estamos pagando por nuestro ADSL sino también por cuentas rapidhsare o megaupload. Sabemos lo que queremos y estamos dispuestos a pagar precios razonables por ello.

    Watanabe, totalísimamente cierto. No he querido entrar en el tema de las telecomunicaciones porque eso da para otra entrada.. Pero ellos son los que ahora mismo se están beneficiando económicamente de todo este asunto, no nosotros.

    Bertoff, calla calla. No menciones el tema del fin del internet libre.. Que como tengamos que estar sujetos a los catálogos españoles, me da algo.

    Radkowski, yo no creo que la picaresca de la piratería frenase el éxito de algo como Netflix. Piensa que tienes un catálogo enorme, películas ilimitadas y la comodidad de entrar y saber que lo que bajas es lo bueno o incluso poder perdirlo en dvd si quieres. Yo creo que muchísima gente pagaría ese dinero por tener eso. Pero claro, no sólo es eso, sino que también tienen que ofrecer un amplio catálogo y una velocidad de descarga decente, evidentemente. Hay que cuidar muchos factores y pensar en el usuario para ofrecerle lo que está pidiendo y se niegan a hacerlo.

    Lo que está claro en todo esto es que los hábitos de consumo ya han cambiado y o se adaptan a este consumo de cultura a la carta o estamos todos perdidos.

    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  9. Como le comentaba al compañero que puso el enlace en Facebook:

    Buena entrada, pero tiene un punto malo de partida

    "Evidentemente las distribuidoras, las cadenas, las discográficas, las editoriales y todas las involucradas en este asunto pueden hacer lo que les venga en gana con sus productos y nadie tie...ne derecho a robarles por ello, pero que no les extrañe que con su codicia del corto plazo y con su desgana para cambiar a la vez que cambian las tecnologías y los hábitos de consumo, los españoles busquemos otras vías de conseguir lo que queremos."

    Equiparar las descargas de música, cine y series a un "robo" es erróneo. Este tipo de descargas son un derecho contemplado en la Ley de Propiedad Intelectual y que ya se paga con un canon compensatorio abusivo, por mucho que se diga lo contrario y llamen "ladrones" a los que descargan.

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que saques ese tema vortix, porque me he expresado mal.No estaba diciendo que nosotros les robemos. De hecho, ese aspecto del asunto no he querido tocarlo, me he limitado a hablar del origen y de cómo las implicadas están fallando a la hora de adaptarse. Pero sí que es cierto que según está escrito parece que digo que lo que hacemos es robarlas. Más bien lo que quería decir es que "ellas hacen lo que quieren con su producto y tienen derecho a ello" y a raiz de eso he hablado de porqué eso que hacen lo están haciendo mal.

    Así queda ya aclarado ;)

    ResponderEliminar
  11. Bueno, Netflix creo que es alegal en Estados Unidos ¿eh? No estoy seguro pero creo que no se llevaban demasiados derechos de las películas que tenían...

    En el resto estoy de acuerdo contigo. Lo malo es que en la música hay un negocio ya sostenible, que es a base de conciertos, pero en las otras industrias afectadas ¿qué hacemos? En el cine se puede hacer algo a base de innovar con el 3D, bajar los precios y ofrecer algo al espectador que no tiene en casa (grandes pantallas y mejor sonido) pero ¿en los libros? Creo que se van a morir poco a poco la mayoría de editoriales.

    ¿Y por qué lo creo? Pues porque muchos de nosotros estaríamos dispuestos a pagar por un servicio decente de contenidos culturales (ya sea películas, series, libros o música), hay otro tipo de gente (y es un gran porcentaje) que cree que puede llevarse todo por la cara sin pagar un céntimo.

    Creo que la Ley Sinde (que poco me gusta llamarlo Ley cuando era una adición a otra mucho más importante) estaba mal hecha y mal propuesta, pero algo va a tener que haber para controlar los contenidos con derechos de autor en la red.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena entrada, la verdad es que me has puesto en la pista de muchos temas que quizás no tenía demasiado claros.
    Una cosa. Entiendo cuando dices que los CDs son prehistóricos. Me gusta tener la música en un soporte individual, evidentemente necesito un extra, un artbook convincente, pero estoy dispuesto a pagar una cantidad (demasiado caros la mayoría de veces) por tener esas copias. Aún así descargo mucha música. La mayoría de ella, es música que me es imposible conseguir donde vivo. Y a veces incluso en Madrid o Barcelona sería imposible, es decir uso internet para lo que sirve, para eliminar distancias. Sin embargo, entiendo que el reciclaje de las compañías debe empezar ya es algo que apoyo sinr reservas.
    En cuanto a los libros, me gusta el papel. Hablo también desde el desconocimiento del e-book, todavía no he tenido la ocasión de usar uno y no sé si la experiencia me iba a agradar. Supongo que me convencería al final, pero es muy difícil que pueda arrebatarme el placer de abrir y oler un libro. Hay mucha gente que dice esto mismo, pero a la hora de la verdad lo cambiarían sin problemas. Yo me adaptaré a los tiempos, pero los libros me seguirán fascinando. En mi caso pido muchos libros por catálogo en otros idiomas, algunos no editados en España, el ebook me funcionaría muy bien ahí.

    Yo, como seguidor acérrimo de tu blog, también veo muchas series. Además en VO. Estaría dispuesto a pagar por esto, una cantidad moderada pero una cantidad que fuera legal. Pero necesitaría un buen servicio que se ajustara a mis necesidades, que no son extrañas en absoluto. Ahora, todo eso lo puedo encontrar en internet, y sólo en internet.

    Mi impresión de todas formas, es que en España no hay respeto por lo que se considera "cultura". No lo digo desde el punto de vista más sGAEista o SINDEista, al contrario. Yo estoy por la liberación de los contenidos para que podamos tener acceso, o al menos el tener una tarifa plana cultural. Pero a la mayoría de los españoles nos da igual la música o el cine, y lo consideramos prescindible, desechable. En ese sentido, nuestros vecinos franceses nos dan mil vueltas.

    Saludos y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
  13. Manuls, respecto a lo de que el cine claro que tiene que innovar, ademas de las licencias para TV, deberian crear algo, por ejemplo más espectaculo, mas mediatico. Yo creo que se deberia permitir estrenar las peliculas tambien en internet, ya sea en iTunes (mejorado con VO, Extras, etc) o en otro servicio. ¿Tienen miedo de que les quiten ventas en los cines? La gente va seguir yendo al cine, porque en determinadas peliculas es una experiencia, pero otras, prefiero verla en casa tranquilamente, aunque sea pagando un poco.

    ResponderEliminar
  14. Como dice WATANABE las descargas no son gratuitas, más bien al contrario, generan un volumen de negocio enorme (miles de millones de euros) y muy estable para empresas como Telefónica, ONO, R y demás. Ese es el dinero que pagan los internautas para, entre otras cosas, descargar series, películas y música (con spotify las descargas han bajado muchísimo) y, en el futuro, ahí estará la base del negocio. Las operadoras de servicios de internet serán las que acaben controlando la producción audiovisual, musical y de buena parte de la industria del ocio.

    Ya pasó lo mismo con el cine. Hoy seguimos hablando, por ejemplo, de la Warner, pero esa productora, tal y como se creo, hace mucho que ya no existe. Cuando aparecieron las televisiones entró en crisis, como todas, y acabó siendo comprada por un consorcio de inversores de las telecomunicaciones encabezado por Time. Con la nueva era de internet, a su vez, Time/Warner ha sido adquirida por AOL, una de las operadoras de internet más poderosas de Estados Unidos.

    No nos engañemos ni seamos ingenuos, internet está en manos de grandes corporaciones, que son a las que les pagamos un dineral por que nos den el servicio, y en sus manos, aún más, estaremos en el futuro.

    Pesimista que es uno...

    ResponderEliminar
  15. Tienes toda la razón, pero toda, así que no pienso comentar nada, que me enervo...

    ResponderEliminar
  16. No quería comentar porque me pongo muy enfermo hablando de este tema, pero lo voy a hacer.

    Yo no me creo que los artistas no sepan lo beneficioso que es que alguien que descargue su disco, ya que a sus conciertos no iría ni una tercera parte de la gente que va si no fuera gracias a las descargas (conciertos que son más caros que un CD), lo que pasa es que solo quieren sacar, sacar y sacar, y pretenden que todos vayan a sus conciertos y que todos se compren su discos. Un día vi una entrevista a la cantante de La Quinta Estación y dijo "Se han distribuido ilegalmente un millón de copias de nuestro álbum, así que imagínate el dinero que hubiéramos podido ganar y que hemos perdido", y yo empecé a gritar a la pantalla de la tele “¿Realmente eres tan ignorante que crees que todos y cada uno de los que se han descargado tu disco se lo hubieran comprado si no existieran las descargas?”.

    Pero vamos, que es mucho más fácil ponerle barreras al progreso para asegurarse un modelo de negocio desfasado y condenado a desaparecer, pero ha quedado claro que si ellos no evolucionan con nosotros evolucionamos nosotros por nuestra cuenta, pero que no se quejen.

    ResponderEliminar
  17. Coincido en la mayoría de las cosas que dices excepto una.

    El formato físico en la música es necesario. Yo no concibo ni concebiré nunca comprarme música digital, me parece que lo que rodea a un cd de música lo hace también importante (aunque en el 90% de los casos lo descuiden como lo hacen), pero para mi eso sí sería un grave error. Por esa misma lógica, deberían dejar de vender packs de series o películas, total, las puedes encontrar en la red... cosa que también considero impensable y atroz.

    Nada más, por el resto coincido con tu opinión. Me gustan éste tipo de posts :D

    ResponderEliminar
  18. Minuto, el formato físico no es necesario, pero comprendo lo que dices. El tema de las pelis y las series tardará muchísimo más en cambiar y en desaparecer el formato físico pero en la música está a la vuelta de la esquina. Yo soy la primera que se compraba Cds hasta hace dos días. en mi última visita a USA arrasé (es que están tan baratos) y los discos de mis grupos favoritos siempre me los he comprado originales. Mola tener el librito en tus manos y mola si llegado el caso un artista te lo firma. Yo mihma hace pocos meses me compré dos discos nuevos y me lo firmaron en un concert y eso no lo dejo por ná... Pero eso no quita que sea prehistórico...

    Lo siento mucho, pero la música YA es digital. Es como si te diera pena la muerte de las cintas o de los vinilos. Siempre habrá nostálgicos que se compren vinilos... tú serás un nostálgico de los cds xDDD

    ResponderEliminar
  19. Yo comprendo el malestar de los artistas con las paginas de descarga, entro en algunas y no hay tiempo en dos vidas humanas para ver, leer, o oir lo que se pone en esas paginas..., y entiendo que gente "pobre" como Bardem, A.Sanz... se tengan que vender el pisito en Miami para subsistir... a partir de ahí es una cuestión como tu indicas de valor de las cosas, lo de los ebooks clama al cielo..., además no sé si sabeís que los pvps de los libros son regulados por la editorial que se gana un pico...!
    Yo creo que hay tantos chupando del bote que nadie esta dispuesta a perder su parte del pastel..., antes eramos un país de tontos que no salíamos de los Pirineos y claro no veíamos que pasaba fuera, ahora cuando comparas con los pvps que estos cds, dvds... etc... valen fuera pues hombre sale un cabreo colosal...
    Y por cierto alguien me puede explicar donde van los 500 millones de euros que la SGAE ingresa por el canón digital?

    ResponderEliminar
  20. Yo pienso que si la SGAE y demás no está dispuesta a cambiar su modo de actuar, ya lo haremos los españolitos de a pie... para seguir descargando gracias a que pagamos un pastonaco de canon y de ADSL y no estamos robando a nadie.
    En este tema el pueblo está unido totalmente y frente a eso no se puede hacer nada por mucho que quieran...

    ResponderEliminar

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!