El amor es la constante de Lost

No hablo de Perdidos desde que regresó a nuestras pantallas hace casi 3 meses y no pensaba hacerlo hasta haber visto el final pero, aunque no voy a hacer una review completa ni mucho menos (para eso ya está carrusel de series), sí me gustaría hablar de lo que más me ha gustado del último episodio emitido, “Happily Ever After”.

Si no estás al día con la sexta temporada de Lost, te recomiendo que pares de leer ahora mismo porque algún spoiler que otro va a caer.

El amor ha sido una constante, nunca mejor dicho, en Perdidos y nos ha brindado alguno de los mejores momentos a lo largo de la serie.

Rose y Bernard se tenían un cariño que iba más allá de la muerte y la desesperanza y, desde su emotivo encuentro, han sido una pareja inquebrantable a lo largo de toda la serie, siempre destinado a estar y luchar juntos.

Sayid ha sido castigado en el ámbito del amor romántico desde el comienzo de la serie. En un flashback de su servicio en Irak conocimos a Nadia y desde entonces sólo le hemos visto sufrir por ella. Incluso en los flashes alternativos de la actual temporada no ve sus deseos cumplidos, pero de esto hablaré después.

Recientemente, en uno de los episodios que más he disfrutado de la actual temporada, conocíamos a Ricardo, un joven canario enamorado que es capaz de matar por aquella a la que ama, aunque ello le obligue a ser un penitente el resto de la eternidad.

Hay amores que han surgido en la isla, como es el caso de Faraday con Charlotte, Charlie con Claire o Hugo y Libby. Pero la isla es traicionera y tan pronto te da como te lo quita y hemos visto cómo la muerte acababa con los tres.

La desgracia que le supone a Locke el resultado de la búsqueda de su verdadero padre le trae algo bueno: Helen. Ella le ayuda a salir de su depresión pero, cometiendo el error de volver a caer en la trampa de Anthony Cooper, ella le deja. Recientemente hemos visto en el flash alternativo a un Locke felizmente unido a Helen.

Sun y Jin son una pareja de desencuentros y infortunios pero que el amor entre ellos es tan incomprensiblemente fuerte que ha superado infidelidades, mentiras, misoginias y muertes. Su flash alternativo ha dejado claro todo esto y es que ellos siempre serán constantes en su peculiar relación, se estrelle o no se estrelle el avión.

Y creo que no hace falta que hable del cuarteto infernal: Jack, Kate, Sawyer y Juliet. Cuatro personajes a cada cual más atormentado que han encontrado, amado, sufrido y perdido el amor en la isla.

Pero si hay un personaje que resulte la máxima potencia de amor en la isla, ese es Desmond. Ah, Desmond. Lo que ha hecho, hace y hará por amor. Toda su vida en la isla es consecuencia de querer ser alguien que mereciese estar con su querida Penny. Ellos nos ofrecieron uno de los mejores y más emotivos momentos de Lost. Ellos están destinados a encontrarse. En esta vida o en la otra. En la isla o fuera de ella.

Y ha sido de la mano de Desmond que la serie nos ha brindado el mejor episodio de lo que llevamos de temporada, “Felices para siempre”. Este capítulo da muchas pistas y supone un antes y un después en el devenir de la historia, pero lo mejor de todo es la idea principal y esencial en torno a la que giraba todo: el amor.

Lo que Charlie y Faraday dejan claro a nuestro Desmond, y al espectador es que, s posible que en esa realidad alternativa en la que conseguían su propósito con Jughead pueda parecer que nuestros protagonistas son más felices. Siguen con sus vidas, fuera del calvario de lo que ha supuesto la isla para ellos. Pero es una vida sin felicidad, una vida incompleta o extraña. Una vida sin una “Penny” o una “Claire”.

Es cierto que en su vida alternativa, Desmond por fin tiene la aprobación de Widmore. Tiene dinero y viaja por el mundo. Cree que es feliz. Faraday es músico, como siempre ha querido pero… ¿se puede ser feliz pensando que en otra vida tienes a una joven guapa y de pelo cobrizo a la que amar?. Quizá no todos los ejemplos ronden en torno al amor, pero se trata de esa felicidad de desear algo. En el caso de Locke, tiene a su Helen pero… ¿Podrá enfrentarse a la idea de que en la isla tiene una jungla que explorar y donde cazar con sus renovadas piernas cuando Desmond se lo muestre?.

En el caso de Richard es un amor a un dios. Primero el dios cristiano por el que se ofrece a vagar eternamente hasta conseguir el perdón por sus actos y después esa especie de dios macabro que es Jacob, quien le enseña el valor de la isla hasta que lo cuestiona todo. ¿Qué habría hecho Ricardo sin la isla? Habría muerto sin obtener el perdón y sin volver a sentir el amor de su mujer una vez más (aunque sea de la mano de Hugo “ghost whisperer” Hurley).

Jack, Sawyer, Kate y Juliet son cuatro personas solitarias. Lo vimos en los flashbacks y lo hemos visto en los flash alternativos. Si, puede que Jack tenga un hijo que le proporcione alegrías, Sawter tiene una vida dentro de la ley y Kate, bueno… Kate ha vuelto a estar ahí para Claire y Aaron cuando lo han necesitado… Puede que la isla les haya hecho sufrir pero los cuatro han conectado con otras personas, han creado lazos de amistad y amor entre ellos y la ley es “Live together” no “Die alone”.

“Felices para siempre” nos habla de ese vacío que ha dejado el amor y aquellas cosas que completan a los pasajeros del vuelo Oceanic 815, quienes se creen desgraciados por haber subido a ese avión en Sydney pero no son conscientes de que esa otra vida que tanto ansían no haber perdido quizá no nunca ha sido la vida que deberían haber tenido… porque la isla les ha hecho sufrir sí, pero también les ha regalado esos sentimientos de otra forma nunca habrían tenido la suerte de sentir.

21 comentarios :

  1. Oohhh!!! El amor es la constante de la vida. Sin amor, no hay vida. Se me ponen los pelos en punta al recordar ciertas historias de amor, aunque la primera sin duda estará Desmond y Penny.

    Saludicos.

    PD. ¿Qué le ocurre a Lost con las rubias? Vale, los hombres se casen con las morenas, pero las rubias también valemos mucho ^^

    ResponderEliminar
  2. Wooow! Me ha encantado la entrada! ^^
    Lost ha tenido historias de amor épicas. Desmond y Penny los primeros (como lloré cuando se reencontraton XD), pero on me olvido de Juliet y Sawyer *_*

    ResponderEliminar
  3. Que sentimental te has puesto :P

    Pues si, desde que terminé el capítulo llevo con la misma idea en la cabeza, que la constante de Lost es el amor, bonita entrada para el recuerdo de la serie ^^

    ResponderEliminar
  4. oh..qué entrada tan romanticona! sin lugar a dudas, el amor Penny-Des es el que más no has hecho disfrutar. pero yo también disfruté mucho con el reencuentro Rose Bernard y el de Jin y Sun (y su despedida me entristeció un rato). y tampoco me olvido de ese amor extraño que surgió entre Shannon y Sayid....eso fue muy raro!

    del cuarteto fiestero, yo soy desde siempre muy Jack-Kate por lo que quiero que Sawyer-Juliet tengan en alguna realidad un futuro en común.

    ResponderEliminar
  5. Juas! Ya no me acordaba del rollete entre Shannon y Sayid... Qué tiempos aquellos xD

    ResponderEliminar
  6. Sin duda un 10 a esta gran reflexión, sobre lo que nos pretende mostrar Lost con sus personajes y las vidas que tienen en las distintas realidades :)

    ResponderEliminar
  7. A tus pies. Siempre. Te has salido.
    El amor lo mueve todo, incluso a la isla ;)

    ResponderEliminar
  8. Para mí solo ha habido una pareja con la que haya conectado en la serie y son Hurley y Sayid, que noooo, es broma, Penny y Desmond, es la única historia de amor que me ha llegado, quitando quizás la de Locke y su fe o amor por la isla, antes de convertirse en Lockevil, segundas oportunidades, incapacidad para apreciar lo que se tiene, así somos los seres humanos, imperfectos y perfeccionistas, que ansían lo que no pueden tener, sin valorar lo que poseen.

    ResponderEliminar
  9. Yo amo a muchas parejas, pero otras las odio o me dan un poco igual. Eso sí, la mejor siempre será la de Desmond y Penny (lloré como una loca con "The Constant").
    El fallo que encuentro en la serie es que los guionistas cuidan mucho algunas parejas (el caso de Des-Penny, el cuarteto odioso, Claire-Charlie, Sun-Jin) y otras de manera superficial que me cuesta creerlas (Shannon y Sayid o Charlotte y Faraday).
    Del cuarteto: Jack y Kate me traen por el camino de la amargura (no los aguanto), pero,en cambio, Juliet-Sawyer me han terminado encantando (él se merecía felicidad tras sufrir tanto por "La pecas" que va y viene como una veleta.
    Te propongo una nueva pareja que apostamos @pilartaratoruga y yo desde Con Series y a lo Loco en nuestra última entrada: El Kuliet (Kate y Juliet.... Es broma :P)

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo con Elsa.

    Lo de Sayid y Shannon era patético, porque además todos sabíamos que el amor verdadero de Sayid era Nadia y punto.

    Y me hubiese gustado que las historias Charlie-Claire y Hurley-Libby hubiesen salido bien (aunque en la realidad alternativa siempre hay tiempo, de hecho, el próximo capítulo va de Hurley, así que...), pero Faraday y Charlotte me tocaban un poco las narices... (y lo de Charlotte y Sawyer no tiene ningún sentido...).

    Del cuadrángulo me quedo con Suliet (Sawyer+Juliet), porque son personajes mucho mejores que Jack y Kate, que me provocan ya bastante odio con su pavismo y sus idas y venidas.

    Sun y Jin también me gustan mucho (a ver si se encuentran de una vez, aunque ya tengo poca fe de que sea pronto...), pero la mejor pareja desde siempre, Desmond y Penny. En la vida he llorado tanto con un capítulo como con The Constant. Representan el verdadero amor como ninguna otra pareja, desde luego.

    Pero, por supuesto, #teamkuliet forever :p

    Pilar, de Con Series y a lo Loco.

    ResponderEliminar
  11. Fantástica reflexión. Encuentro curioso también que los que estaban solos en la realidad paralela tienen el amor (como Widmore & Eloise). Quizá eso refleja que no todos pueden tenerlo...

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Clap, clap, clap!! Bonito post, y muy cierto "El amor es la Constante.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Gran entrada, si es que Desmond es mucho Desmond y siempre que hay un capitulo centrado en él nos regala momentos memorables. Que amor más bonito por Dios!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Que buena entrada. Me ha encantado el capi y ahora al leer he recordado muchos buenos momentos. Saludos

    ResponderEliminar
  15. Buen analisis, hay que seguir y esto va que promete y mucho. Un abarzo

    ResponderEliminar
  16. Son unos moñas adorables. La única historia que aburre es el triángulo Sawyer-Kate-Jack, pero si hasta nos encantó el bonito romance Faraday-Charlotte ^^

    ResponderEliminar
  17. Que alegría me ha dado ver que has escrito sobre Lost aunque llegue un poco tarde :P

    Sin duda alguna mi pareja favorita romántica de Lost tiene a Desmondo y Penny como protagonistas, otro motivo más por el que este capítulo me ha encantado. Ha sido una nueva vuelta de tuerca a su historia, pero con la misma constante, el amor.

    El amor, tema fundamental de Lost y a partir de este 6x11, parece que ahora lo es más que nunca.

    ResponderEliminar
  18. Frak! Casi se me olvida agradecerte el detallazo del enlace ;)

    Y de paso decirte lo de siempre, estoy convencido de que vas a volverte a "enamorar" de Lost de aquí al final. Mi sentido lostiano nunca falla ^^

    ResponderEliminar
  19. Me ha gustado mucho tu entrada, y es que el amor entre nuestros losties ha conseguido hacernos suspirar (o estar a punto de soltar alguna lagrima, ¡confesad!) más de una vez.
    Chicos, pues que quereis que os diga, a mi Sayid y Shannon me encantaban, sacaban lo mejor el uno del otro.
    ¡Viva Jack! Aunque no creo que Kate se lo merezca mucho, es que es de un veleta la chica...

    ResponderEliminar
  20. Me encantó este capítulo y me encantó tu post!!!! Love power!!!

    ResponderEliminar
  21. Es curioso como ves una serie durante años, te acabas enganchando malamente a ella (estoy harta de teorizar pero es como una droga) y al final te das cuenta de que todo gira entorno al amor. Como dice la canción, el amor mueve montañas ¿pero también islas? Va a ser que sí. La cuestión es que tenemos un buen puñado de personajes interesantes que al final han sufrido por varias cosas, entre ellas el amor y si esa es la constante como todo parece sólo espero que Desmond y Penny puedan ser felices finalmente y que Sawyer encuentre a su constante, que ya está tardando en aparecer, en Juliet.

    ResponderEliminar

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!