What you see is not just what you get

.
Me consta que no soy la única que se frustra cuando trata de recomendar ciertas series a los demás. Es inevitable empezar con el "Lo que ves no es lo que hay", pero cuando empiezas a relatar tus motivos, te das cuenta la dead end road en la que te has metido.

Hay muchos motivos por los que una serie parece lo que no es y resulta realmente difícil convencer al que lo piensa, desde la apariencia externa por sus protagonistas o envoltorio (las juveniles son las que más padecen esto) hasta el rechazo que provocan cierto tipo de premisas a algunos individuos gafapastiles que se creen mejor que nadie por criticar productos como Gossip Girl o 24.

Seguro que a muchos os vienen a la cabeza las series más recientes que constantemente nos cuesta horrores recomendar como Friday Night Lights o Veronica Mars. Pero realmente te das cuenta de que la mayoría de las series tienen algún tipo de elemento que, al momento que lo mencionas, provoca un arqueamiento de ceja a aquella persona a la que tratas de convencer.

Hay series que de por sí tienen todo el terreno ganado. Nadie, ya sólo por no quedar mal, te diría que no a series como Los Soprano o A Dos Metros Bajo Tierra. Las cadenas de pago tienen ese poder innherente a su existencia y es que ya sólo decir "Es de HBO", eleva automáticamente el listón. No estoy en contra de ésto, el tiempo ha demostrado que cadenas como HBO, Showtime o incluso FX se han labrado el prestigio que ostentan.

Pero volvamos a las menos afortunadas y a aquello que decía que casi todos los títulos tienen algo que les hace complicados de vender. ¿Cómo cuentas 30 Rock? ¿o, mejor, The Office? Estas pertenecen a ese grupo de series que hay que ver para darse cuenta de lo que hay... incluso hay que ir un poco más allá de un episodio para que te des cuenta de su valía.

En otro plano tenemos series como Alias, cuyo aspecto exterior de serie de acción sin alicientes es su principal enemigo, sobretodo con los gafapastas mencionados antes. Y es que hay gente que se cree muy superior a productos como 24, Alias, Supernatural o Surface.

Aquí es cuando entra el tema que más retortijones me provoca a la hora de recomendar, o simplemente hablar, de una serie. ¿Cuánta gente sabe discernir entre los diferentes tipos de placer, y otras cosas, que te aportan las diferentes series? Yo muchas veces pienso que muy poca. Es muy fácil juzgar. Está claro que en ningún momento de la vida se me va a ocurrir comparar El Ala Oeste de la Casa Blanca con Gossip Girl... pero ambas las recomendaría sin dudarlo. Las series nos reportan diferentes emociones: desde el puro disfrute ante algo de una calidad indiscutible en todos los ámbitos hasta ese placer tonto de un culebrón de marca impecablemente producido.

No es el mismo tipo de placer o diversión el que consigues de Dexter que el que consigues de Dawson Crece, pero ambas series entran en tu memoria televisiva y se hacen un hueco especial en ella porque significan cosas distintas y te reportan algo que las hacen ser especiales.

¿Hay solucion a todo esto? Pues una pacífica seguramente no. Yo se que si apuntara con una ballesta a algunos de mis amigos y les obligara a ver series que les he recomendado hasta la saciedad, les gustarían... pero ha llegado un punto en el que sólo se puede decir una cosa:

Ellos se lo pierden.

32 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Michael C. Hall presenta Dexter en Madrid

.
Como algunos sabréis, el Lunes se celebró el preestreno de la tercera temporada de Dexter a cargo de Fox y Cuatro en Madrid. Sin muchas aspiraciones a nada (llevaba sólo dos horas de sueño encima por culpa de los oscar) llegué a la rueda de prensa de la Fnac.

Tras solventar la primera barrera (el "soy de cuatro" no fue suficiente y tuve que llamar a mis contactos) me encuentro con MacGuffin y conocí a Mer (que se pensaba que yo seguía en USA xD) y Deckard. Tras un rato de espera aparece Michael C. Hall acompañado de Salvador Pulido, que se encargaba de hacer las preguntas, y Eduardo Vidal (encargado de la traducción y a quien Marina admira profundamente).

La entrevista estuvo bastante bien. No pudieron evitar preguntarle por el oscar de Pe, pero en general la ronda de preguntas fue bastante buena y él estuvo muy elocuente, profesional, amable y agradable. Sin muchos fuegos de artificio pero de vez en cuando se permitía soltar alguna bromita. Habló de su personaje, de su paso por HBO y Showtime, de las series que le gustaban (30 Rock, The Office, Damages... y no, no ve Perdidos), admitió que es seguidor de los realities (Top Chef, Project Runway...) y se quedó en blanco cuando le preguntaron que, si pudiera, a qué figura pública mataría.... [Actualización: esto lo escribí anoche, y ahora veo que en Formula TV han reproducido la entrevista]

Tras una horita de interview tocó ir al cine Capitol. Tras despedirme de los bloggeros, me encontré con Freddy, y le cambié mis asientos de prensa por el Bro Code de Barney Stinson (de momento, mu cachondo). Una pena que no pudiera aprovecharlos. Con todo el mundo en posición, apareció Raquel Sanchez Silva, que no es santo de mi devoción, y presentó a Jennifer Carpenter y Michael C. Hall, quienes intentaron saludar a los presentes con un Español más o menos afortunado.

Aprovechando la confusión, y mis contactillos, me colé en el backstage ante la mirada aviesa de uno de los guardaespaldas de Michael. Detrás, me hice con una acreditación (gracias Juan!) que me quitó de más problemas. Mientras esperábamos a que terminasen de presentar, vimos al doblador de Dexter. Algo que me impresionó mucho es descubrir que alguien como su doblador tenga tanta dificultad para conocer al actor que lo interpreta. Después de varios gritos, consiguió hablar con Michael, quien le agradeció y aplaudió su labor (falsamente, porque en la entrevista dijo que SI había visto un episodio doblado de A dos Metros bajo Tierra, pero no de Dexter).

Ya en la zona de prensa vacía, estaban todos en la proyección, Michael fue raptado por un periodista que le hizo una entrevista, momento que aprovechamos para sacarnos una fotico con Jennifer Carpenter que es igual de agradable y simpática que delgada. Comentó que estaba muy nerviosa y que al final no había dicho todo lo que había preparado en el coche porque su pronunciación del castellano era muy mala (y tenía razón). Desgraciadamente se les llevaron con muchas prisas y de repente, por lo que no pude repetir mi foto con Michael.



Anoche estuvo, además, en El Hormiguero. No he tenido la ocasión de verlo aún, supongo que intentaré hacerme con ello o verlo por youtube aunque no es algo que me quita el sueño. El afan de protagonismo de Pablo Motos en las entrevistas y su imcapacidad para mantener la profesionalidad y el respeto es algo que no soporto. Por lo que me han dicho, se cortó un poco esta vez.. debe ser que como Michael C. Hall es tan profesional y tan correcto, le daba cosa o yo que se.

en fin, una velada agradable de esas que se disfrutan a tope, con muchos obstáculos, pero que al final salió casi redonda :) Por cierto, el 2 de Marzo se estrena la tercera temporada en Fox.


19 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

En mi última semana...

.
Semana de sequía televisiva que yo he aprovechado para ponerme al día de películas ya que esta noche se celebra, como sabréis, se celebra la 81 edición de los Oscar, y este año hay buen material.

Pero no perdáis la esperanza, un buen teléfilo no abandona las series durante una semana entera y menos cuando Lost sigue siendo tremenda.

El sexto episodio, parece mentira que ya estemos tan avanzados, se une a la categoría de "esta quinta temporada está siendo espectacular". Algunas explicaciones, algunas nuevas preguntas, esas típicas casualidades losteras que pueden parecer forzadas pero que luego tienen una explicación totalmente creible (hablo de la "reunión avionera" de los Oceanic Six)...

De nuevo podría decir mil cosas de este episodio pero como las reviews pueblan la blogsfera de los teléfilos, me centro de nuevo en un detalle: Ben ensangrentado. Cuando se va de la iglesia le comenta a Jack que va a cumplir una vieja promesa: ¿A caso va a cumplir aquella amenaza que le hizo a su viejo amigo Charles Widmore?¿Estará Penny muerta? Sinceramente espero que no, necesito un final feliz para Des y Penny, pero tratándose de Lost nunca te puedes confiar.

El otro episodio de la semana ha sido el segundo de Dollhouse. Hay que reconocer que ha estado mejor que el piloto. Ahondan más en el pasado tanto de Dollhouse como de Echo y los que la rodean. Pero mientras que las historias secundarias me han interesado, la parte del blosque se me ha hecho bastante pesada hasta el final, cuando ya han entrado más en temas secundarios. Eso sí, me sigue faltando algo.. garra, diálogos chispeantes, algo.

No me olvido de SNL que, en mi opinión, ha mejorado bastante. Se nota que ya tienen más rodaje y la realización es menos torpe. Aunque abusan demasiado de la escatología, los sketches no estan nada mal pero siguen siendo demasiado largos. Empiezan bien, como el de la publicidad subliminal, pero se agotan en sí mismos. Ademito que me he reido mucho con la boca mágica esa que convierte los gases en poemas xD

Y a modo de pequeñas notas, recuerdo que esta semana ha sido el estreno de Aguila Roja, a la que he desplumado, nunca mejor dicho, y me gustaría leer vuestras opiniones comentarios.

Esta foto se llama: "nos habían dicho que por aquí había un after.."

También hemos tenido el ansiado regreso de Muchachada Nui. La verdad es que me ha decepcionado el comienzo de la temporada. El capítulo ha sido flojete flojete y sólo me han gustado algo más Enjuto, Mundo viejuno y partes del celebrities.. y lo genial que podría haber sido lo de Los Gunnies 2.. En fin, a ver que nos traen el miércoles que viene. Eso sí, la nueva cabecera al puro estilo muchachada nui me encantaa!

No me olvido que gracias a los chicos de Ohhtv podcast, que me hacen pasar unas tardes de Viernes muy cahondas grabando el pograma, me he enterado de que The Simpsons have gone HDTV y, para celebrarlo, estrenan nueva cabecera. En la imagen (pinchando se hace más grande) podéis ver un montajillo de esa secuencia final que no deja tiempo para ver bien las cosas.

Y mientras me regocijo con la noticia de que Kristen Bell hará un cameo en la nueva serie de Rob Thomas, doy las gracias a todos los bloggeros que me han otorgado un premio por el blog. La verdad es que me hace mucha ilusión recibirlos sobretodo ahora, que mi trabajo me impide actualizar más el blog. Gracias a Moltisanti, Iñaki, Sunne, Alex, Eldemo, Dani, Srody, Serieína... No se si me he dejado a alguien pero MUCHAS GRACIAS.


15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

El Aguilucho colorao de Televisión Española

.
Después de mucha promoción y mucho bombo, por fin llego anoche el estreno de Aguila Roja, nueva serie de TVE catalogada dentro del género histórico y de aventuras.

Resumiendo mucho la trama de la serie, Águila Roja es un justiciero, cuyo estilismo han copiado malamente de Assasin’s Creed, del siglo XVII que ayuda a los pobres y está empeñado en desenmascarar la conspiración que gira en torno al asesinato de su joven esposa.

No voy a entrar en detalles de tramas, conspiraciones o personajes porque, sinceramente, creo que no merece ni la pena. He de decir que me perdí la primera media hora del capítulo pero dudo mucho que mi comentario fuese diferente de haber visto el episodio completo. Si fue un tostón lo que vi, no creo que la cosa cambie mucho sumando la primera parte.

De primeras hay que decir que es un proyecto osado, que requiere una facturación tremenda que es imposible de afrontar en España. Si sabes que esto es así, no lo hagas… o plantéalo de otra forma porque entonces el resultado es totalmente risible. En una nota de prensa decían orgullosos que tenían 3000 m2 de decorado… y se nota, sí. El único exterior real se ve al final del episodio, cuando Aguila Roja y su ayudante roban el carro con comida y tiene lugar una “épica” lucha de espadas. Que decorados tan falsos y tan mal ambientados y, sobretodo, que la serie no respira por ningún lado.. está desesperadamente necesitada de exteriores. Pero el peor decorado de todos, y el que me provocaba risa contínua, es el tejado. Ese tejado donde Assasin Aguila Roja medita e intercambia palabras con su hijo. ¿Podría ser más chano?

Pero esto se puede justificar: nos falta dinero. Vale. Pero uno se fija en la fotografía y estamos en las mismas. Secuencias supuestamente expuestas a la luz de la chimenea o del sol quedan difuminadas por una especie de foco estático, ese común a las series españolas que lo ilumina todo, que se carga cualquier ejercicio de iluminación.

No me meto en temas de vestuario, maquillaje o dirección artística (esos decorados histriónicos que poco mejoran la ambientación) porque no quiero hacer un post interminable. Ni siquiera voy a pararme demasiado en los actores ya que en general están pasables (lo que no quiere decir bien y teniendo en cuenta a lo que estamos acostumbrados) salvo un par de casos escandalosamente malos.

Salto directamente a un guión que se define con una palabra: TOSTÓN. Aburrir con un primer episodio no tiene perdón, y más cuando tienes a tantos personajes a presentar y unas cuantas tramas por arrancar y, en este caso, aburrir es quedarse corto. Tuve que hacer el esfuerzo de aguantar hasta el final para poder criticar con fundamento. Y qué me decís de esos diálogos, que parecía que entre reales y reales van a soltar un “tronco” en cualquier momento. Además tenemos gran cantidad de momentos risibles como esa bala esquivada a lo Matrix o incoherencias de guión del tipo: el escudero graciosote (que es lo único que me ha gustado de la serie) abre la puerta de su celda a lo ladronzuelo y de repente aparecen los guardias que se tragan el truquito de hacerse el amarrado, pero no se preguntan porqué leches estaba la puerta de la celda abierta… Y ese consejo de mesa redonda… Qué se creen, ¿Jedis?

Pero si tengo que catalogar algo como “lo peor” de la serie, sería la dirección. Es pretenciosa como ella sola. Planos semiescondidos, picados y contrapicados, travelings y demás artimañas de realización no sólo resultan completamente excesivos, redundantes e innecesarios sino que en muchas ocasiones llegan a molestar y entorpecer la atención del espectador. No hablo de la dirección de actores pero no puedo dejar pasar la puesta en escena. Mucha grandilocuencia y emplazamientos muy manipulados para cumplir dos objetivos: satisfacer esos planos absurdos del realizador y evitar que el decorado cante demasiado… resultado: cutrez e ineficacia. Y qué me decís de esas peleas de espadachines. Que terrible falta de ritmo, credibilidad y acción. Qué falsedad. Qué vergüenza ajena.

En fin. Como veréis toda una joya que tuvo nada menos que 26,4% de share. Una cifra que de primeras no me sorprende dada la promoción que ha hecho la cadena del producto pero que debería ser más baja ya que lo más lógico hubiera sido que fueran perdiendo espectadores a medida que avanzaban los minutos. Veremos lo que pasa la semana que viene.

Tengo mucho interés en saber qué os ha parecido así que no dudéis en dejar un comentario!


47 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

De Ecos y Fantasmas

.
El viernes pasado se estrenó la esperada nueva serie de Joss Whedon, Dollhouse. Esa que lleva en boca de todos desde que se supo el proyecto y no precisamente por buenos motivos. Cambios en el piloto, reducción de episodios, programación suicida... la verdad es que la nueva serie de FOX tiene muchos obstáculos que sortear. Lo triste es que dichas trabas las ha puesto la propia cadena, como si ya no tuviese suficiente con tener que enfrentarse a la aceptación de una audiencia cada vez menos paciente y más ausente.

Para el que no lo sepa, y brevemente, Dollhouse se centra en una organización de subsuelo que, para complacer los deseos de sus clientes, dispone de una serie de "activos", que son personas programadas para ser quien ellos quieren que sea. Digamos que estos muñecos tienen un disco duro que es formateado cada vez que hay que hacer una nueva misión. Esta es la base principal de la trama.

El piloto, "Ghost", es entretenido, lo cual ya de por sí es un logro. Tiene ritmo y el caso está bien llevado. Nos presenta a la protagonista, Echo (una simplemente correcta Eliza Dushku), cómo es su día a día (realmente su caso a caso), los principales elementos en dollhouse, la sede y a un policía dispuesto a cualquier cosa para desenmascarar la organización. Pero la historia se presenta sin alma, la situación de Echo y los otros activos, o la malignidad de aquellos que les utilizan, no se explota, no engancha al espectador y ni muestra elementos que atraigan el interés. Un piloto está para eso y en este caso simplemente entretiene.

Esto es peligroso ya que la misión en este caso es entretenida y tiene un transfondo muy útil para mostrar lo que pueden llegar a sufrir los activos o cómo su funcionamiento escapa realmente a su control... pero, sinceramente, dudo mucho que consigan casos del mismo interés, con esa buena base para el entretenimiento, para todos los episodios. No estamos ante una serie autoconclusiva al uso, como puede ser Leverage o Fringe, que tienen unas bases y patrones que siguen en cada episodio. Lo que se nos ha presntado de Dollhouse tiene la ventaja de que puede recurrir al tipo de historia que se les antoje en cada episodio (más dramática, más cómica, más misteriosa o con más acción...) pero esto tiene un gran inconveniente y es que puede caer en esa falta de alma que mencionaba al principio. Episodios inconexos unidos forzadamente por una trama horizontal en la que veremos, probablemente, cómo Echo va descubriendo en qué han transformado su vida.

Es posible que Dollhouse quiera jugar a ese doble sentido de: en cada episodio Echo es formateada, y lo mismo ocurre con la serie, pero parece que toda la estructura del punto de partida y los personajes son una excusa para una serie autoconclusiva y autoreciclable en su formato cuando debería ser al revés. Los casos deberían ser la excusa para mostrarnos todo lo demás y esto es algo que se debería ver exagerado en el piloto. Y no es así.

Resumiendo, me ha parecido correcta y me ha entretenido a pesar de su duración más larga, pero esto no es suficiente. En esta serie no valen medias tintas: si juegas al gran misterio de Dollhouse, tienes que seguir las reglas que tú mismo te has impuesto. Pero bueno, paciencia. Fringe empezó sin saber muy bien lo que quería ser ni a qué quería jugar y ahora engancha y entretiene siempre de lo lindo.

Esperemos que Dollhouse tenga ese tiempo para enseñar a la audiencia lo que quiere ser y a qué quiere jugar.

20 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

En mi última semana...

.
Empezar diciendo que se me olvidó por completo hacerme con SNL así que no voy a poder comentar cómo ha evolucionado la cosa. Me consta por comentarios de otros, de los que me fío, que ha estado un poco mejor, pero aún le queda camino por recorrer. Paciencia.

Sigo con The Office y su capítulo flojete esta semana. Lo mejor ha sido ver a Angela lamiendo a sus gatos. El resto esta entretenido pero poco más y supongo que influye en mi descontento que esperaba que saliese Holly. Sin embargo, 30 Rock ha sido muy grande esta semana. Me hace reír muchas veces pero, si no recuerdo mal, fue con la sesión de terapia Jack-Tracy cuando me reía a carcajadas no sólo ese momento, sino después cuando lo recordaba. Esta semana me ha pasado con su padrenuestro particular. ¿Como puede ser tan grande esta serie? Además John Hamm y Liz tienen una química curiosa y el momento corriente de aire también ha sido grande. Esta chica no gana para humillaciones. Me encanta.



Sigo con el capítulo filtrado de How I Met Your Mother que ha tenido uno de los shocks más importantes de la serie. Todo el gag antes de la cabecera es un WTF???. Un episodio entretenido pero lo mejor era el empecinamiento del hijo falso de Barney en tener una "catch phrase"

No me olvido de Dollhouse, la tan esperada nueva serie de Joss Whedon que no ha hecho unas audiencias espectaculares (aunque tampoco se que esperaban con esa programación). Me reservo una entrada para mis impresiones, pero adelanto que me ha sorprendido gratamente.

Fringe sigue siendo condenadamente entretenida y cada vez se meten más de lleno en esa mitología que quieren crear. No es la serie que te cambiará la vida pero, desde luego, sabe hacer lo que pretende. Tengo además, un apunte con respecto a aquel post defensor de El Internado. No he podido evitar acordarme al ver el final del episodio, cuando Walter descubre que su máquina de escribir fue usada para redactar el manifiesto porque las "y" se mueven hacia arriba. ¿Os acordáis que lo mismo ha pasado esta temporada en El Internado con la carta de Jacinta?. Si hubiese sido más tarde (o más pronto en Fringe) seguro que muchos se hubiesen lanzado al cuello de la serie de Antena 3. Sólo lo dejo caer.

Y no, tampoco me olvido de Lost pero la dejo como despedida. Como cuando tienes un plato de comida y te dejas lo que más te gusta para quedarte con el regustillo al final.

Realmente es complicado hablar de este episodio porque es un cúmulo de cosas para destacar que acabaría haciendo una review intensa. Vuelvo a invitaros al foro de debate de Feisbuk, que ahí tenemos unas charletas intensas y curiosas.

Aquí destacaré lo absurdo que queda el inglés de Jin.. obviando el hecho de lo fugaz que fué aprendiendo el idioma, es muy ridículo que en un momento parezca no apañarse tan bien para hablar, y al siguiente pronuncie con un acento americano perfecto. Es que no puedo.

You're looking for Faraday's mother too

No voy a hablar de la madre de Faraday, de la reunión al final, de Locke y su salida de la isla, de lo de Charlotte.... Sino que voy a destacar lo realmente sorprendente del episodio: Ben sorprendido. Es la primera vez en toda la serie que el todopoderoso Benjamin Linus se queda con la cara desencajada y eso es algo que no tiene precio. ¿No sabía que Eloise era la madre de Faraday? Su gesto es lo que indica aunque también puede significar "¿y este que leches sabe?"

Lo mejor de la semana: El camino que lleva Lost esta temporada no sólo es inmejorable sino admirable y alabable. Gracias ABC por haber cerrado el número de episodios.

Lo peor: Los premios TP
Representan lo absurda que es nuestra televisión en una gran parte de las categorías. Y, como bien argumentaba Kyra con razones de peso, que alguien se atreva a bufarnos al afirmar que la ficción americana es infinitamente mejor que la española. A mí me da verguenza que nuestra serie premiada sea "Sin Tetas no hay paraíso". No se a vosotros.

La pregunta:
¿Porqué una cadena a la que no le falta el dinero, lo gasta en llevar a cabo un proyecto y luego no le da un mínimo de confianza?¿Para qué embarcarse en esa serie desde un principio si luego le va a dar exactamente igual? Es algo que nunca comprenderé.

17 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Tú eres mi constante

.
Desde Seriesland me invitan a este meme que ya muchos habéis hecho. En cuanto vi de qué iba en un segundo mi cabeza procesó las parejas candidatas a estar en este top, pero después de pensarlo con más cabeza, y de ver algunos de los elegidos de otros blogs, me he dado cuenta de que la elección no es tan sencilla. Como soy muy tramposa, me he reservado el derecho de modificar un poco el meme y crear cinco categorías en vez de hablar de sólo cinco parejas.

UNSOLVED SEXUAL TENSION

Mulder y Scully son, para mí, los reyes de esta categoría. Sí o sí. Una de las parejas con más química de la televisión, una de las tensiones sexuales no resueltas mejor llevadas que se puede ver y, en definitiva, una de las parejas más memorables. Por cierto, esa foto fue mi portada carpetera durante mis años de instituto ^^

Me resulta difícil pensar en otras parejas teniendo a esta en frente para comparar pero merece la pena mencionar una de las primeras UST dignas de disfrutar (y que era TODO en la serie) y que recae en Maddie y David en Luz de Luna.

También podemos traer la categoría a la época actual si miramos hacia House. Es posible que no esté tan desarrollada como las anteriores, pero sin duda esa tensión latente entre Gregory y Cuddy irá a más hasta que acabe estallando.

Añado, gracias al recordatorio de Freddy, y después de darme una buena colleja a mí misma, al bueno del Dr. Fleischman y a Maggie. La pareja de una de mis series facoritas de siempre. Doctor en Alaska, no puede faltar. A pesar de ese tira y afloja digno de la categoría de "I hate you but I love you" (ver más abajo), la química y esa tensión sexual no resuelta les coloca en un lugar de honor aquí. ¿Os imaginais el el final de la serie fuera su comieron perdices mientras eran felices hasta que la maldición de Maggie le hiciera morir de la forma más absurda? :)

YOU ARE ADOOORABLE.

Puestos a elegir una pareja en cabeza, voy a decantarme por Ned y Chuck. Los dos tortolitos de Pushing Daisies, con su amor platónico y a la vez tan palpable, han protagonizado secuencias de las más románticas que he visto.

Hay que decir que Pam y Jim están muy a la par, pero como ya se llevaron un premio en mi repaso de hace un año, he dejado sitio a nuevos talentos. Han tenido grandes momentos y es que sólo ellos pueden emocionar con un juego de miradas.

Y no, no me olvido de Lilly y Marshall. Una y otra vez siento envidia por esa idílica y perfecta relación que tienen. Son tan monos que a veces me da mucha rabia por la envidia que me entra.

LEGEND.. WAIT FOR IT...

En este preciso momento de mi vida teléfila no puedo pensar en otra pareja que Desmond y Penny. En contra de lo que muchos podrían pensar desde el exterior, el amor no falta en Perdidos, y lo encontramos en todas sus vertientes, pero si hay uno legendario ese es el de los dos tortolitos. Se ha dicho hasta la saciedad pero su historia de paciencia, la llamada telefónica, el reencuentro... Nos han dado tantos momentos que se merecen un puesto de hornor.

Si bien en mi post inicial (con cinco parejas simples y llanas) no eran los elegidos dentro de las parejas en Friends, si hay otro cuple legendario serían Ross y Rachel. Nos costó diez temporadas, varios noviazgos, ahora sí y ahora no y demás atropellos para ver que finalmente se daban cuenta de que eran ment to be. Nos han dado grandes momentos en la serie.

A otro nivel, y pensados originalmente para la categoría (eliminada porque ya tenía cinco) de Ment To Be, nos encontramos a Lorelai y Luke. En Las Chicas Gilmore hay muchos romances, sobretodo protagonizados por Rory (la edad es lo que tiene), pero por muchos chicos que rondaran la vida de Lorelai, todos sabíamos que sólo había un hombre para ella.

Hago una mención a lo único bueno que queda de One Tree Hill, esa pareja perfecta que hacen Nathan y Haley, que ha aguantado ya seis temporadas (lo que es admirable dentro de una serie juvenil) y que, aunque suelen pecar de empalagosos, me encanta como su amor realmente supera todo tipo de barreras.

I HATE YOU BUT I lOVE YOU

Cómo me gusta esta categoría. Estos amores pasionales en un principio aparentemente imposibles pero que cuando se desatan son difíciles de parar.

Los primeros que me vienen a la mente, entre tantas y tantas parejas que cabrían aquí, son Verónica y Logan. ¿A quién no le pilló por sorpresa su primer beso? Eran tan perfectos el uno para el otro que asustaba. Sus pullas, sus ironías, sus peleas, sus desconfianzas... vimos de todo en su relación pero sabíamos que, al final del día, se tendrían el uno al otro.

En un principio fuera de la lista, no voy a dejar de mencionar a Chuck y a Blair. Es curioso como alguien que odio tanto como él y una chica que realmente me gusta por su maldad formen una pareja que me haga disfrutar tanto. Estos son ment to be, o más bien perfectos el uno para el otro, sin lugar a dudas y sus tira y afloja son de lo más divertido de la serie. A lo mejor por eso últimamente me aburro tanto.

Acabo con una pareja que me encanta y también ha tenido sus más y sus menos: Lyla y Tim Riggins. Estos habitantes de Dillon han tenido una relación tormentosa e intermitente durante tres temporadas. Han pasado por fases de confusión en las que se necesitaban el uno al otro y otras en las que estar con uno mismo era la prioridad... pero pasara lo que pasara, debían acabar juntos.

DAMN FUNNY!

Si hubiese tenido que elegir una pareja de Friends, probablemente habría sido Monica y Chandler. Quizás por ello decidí hacer esto de las categorías, por no dejar a los míticos Ross y Rachel fuera. El caso es que entre estos dos Friends hay una especie de magia. Esa aparente incompatibilidad resulta ser completamente errónea. Construyen su relación poco a poco y lo más importante y admirable es que primero son amigos, los mejores, y después amantes. Y unos muy divertidos.

Echo mucho de menos a Holly. Si hay una pareja perfecta para Michael Scott esa es ella. Vino para alegrarnos el comienzo de temporada con su locura y tontuna casi al nivel del boss en The Office y de repente desapareció. Esperemos que vuelva y así Michael tenga con quién fardar de Dundie. That's what she said.

Me despido con los reyes actuales de esta categoría: Jack y Liz. Si, lo se, no son pareja pero a fin de cuentas, si eliminamos carantoñas y sexo, la esencia es la misma. Son la pareja con la química perfecta, esa que mezcla el ser divertidos, perfectos el uno para el otro y esa tensión sexual palpable. No creo que les veamos enrollarse pronto, y si lo hicieran no creo que durase mucho, pero Jackie D y Lemon son una de las mejores parejas de la actualidad televisiva.

Son todos los que están pero no están todos los que son.


32 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

En mi última semana...

.
Empiezo el repaso a la semana con algo que siempre se me olvida. Una viernes más, como cada quince días, los chicos de Ohhhtv podcast y yo estuvimos charlando, en directo, de televisión y cine. Desvariando más bien. Podéis escuchar el podcast de la semana aquí.

Sigo con un estreno que ha generado diversidad de opiniones en la comunidad bloggera: el estreno de la versión española de Saturday Night Live. Este primer programa lo calificaría de templado.

La calidad de los sketches tuvo altibajos (el del restaurante italiano me hizo una gracia muy tonta mientras que el del concurso japonés me horrorizó profundamente) y, aunque el original americano sea mejor, el gag de estreno en el ascensor me resultó decente y acertado (no olvidéis que la mayoría de los espectadores es probable que no hayan visto mucho del SNL from New York).

Sorprendentemente bien realizado, con una buena, y visible, factura, y un resultado final considerablemente decente para ser el primer episodio, habrá que ver cómo evoluciona el programa cuando hayan cogido algo de rodaje. Eso sí, no se les puede negar una cosa: Siempre listos a pesar de no tener a penas tiempo entre gags.

Sigo con The Office y el maravilloso capítulo especial de la Superbowl. No creo que exagere al afirmar que es uno de los mejores y más redondos de la serie. Cada trama está hilada al dedillo y funciona perfectamente en un episodio que nunca baja el nivel durante los 40 minutos. Desde luego se merecería un post para él solo. Por cierto, el cold open es inolvidable (aunque mi favorito sigue siendo el del salvapantallas del dvd)

Sólo tengo una pequeña queja y es que Jack Black se me antoja algo desaprovechado. Si, todo lo de la película es hilarante, pero creo que verle junto con Michael Scott haciendo estupideces no habría tenido precio... por no hablar de Kevin intentando ligar con Jessica Alba (por poner un ejemplo)

Fringe es condenadamente entretenida y el episodio de esta semana no ha sido una excepción. Eso sí, me alegro mucho de que Olivia se haya despedido definitivamente (?) de John. Como siguiesen sacando soluciones a sus casos de los recuerdos compartidos, me iba a acabar cansando.

Es impossimpiple que haya otra serie como How I Met Your Mother en cuanto a la creación de palabros, teorías absurdas de la vida y demás Barneyadas. Los últimos episodios han sido bastante entretenidos y el currículum de Barney no tiene desperdicio. Pero hay que subrayar la genialidad creativa de unos guionistas que han sabido usar el embarazo de Alyson Hannigan en la trama sin ningún bebé de por medio. Ole al concurso de perritos calientes!

Strippers, Sammy, we are in an actual case involving strippers... finally!

Grande, grandísimo episodio de Supernatural. De nuevo Winchester vs. Winchester, y ese abismo que hay entre ellos se hace cada vez más grande y evidente. Es como el elefante morado de la habitación del que nadie habla."Sex and Violence" tiene humor, tiene tensión, tine giros inesperados... me resultó TAN genial que el "amor" perfecto de Dean fuera el agente rockero admirador de los impalas... Lo teníamos delante de nuestras narices y aún así, I didn't see that one coming.

Por cierto, los agentes Stiles y Murdock son los dos protas de Route 66, serie de televisión de los sesenta con dos jóvenes que recorren américa resolviendo casos.

No, no me olvido de LOST y "El principito". Leo muchos post dedicados exclusivamente a los capítulos. Yo ha llegado un punto en el que las teorías me sobrepasan, sólo puedo recostarme en el sillón y disfrutar de la maravilla que es esta serie. Lejos de hacer una review del episodio, sólo quiero soltar un par de preguntas y reflexiones al viento.

Como dije al hablar del comienzo de la temporada, me apetece mucho revisitar cosas que ya he visto y más si se hace bien. No podría haber un episodio más adecuado para el nacimiento de Aaron que éste. A todos nos ha sorprendido y agradado la aparición de Rosseau aunque conlleva muchas cosas... ¿alguien se ha parado a ver el primer episodio en el que se conocen? Si, la francesa puede perfectamente haberse olvidado, pero sería un detalle que hubiese algún gesto raro por su parte. Para darle más redondez al asunto.

Y no voy a poner a desvariar sobre el tiempo porque no puedo... Es chungo porque claro, lo de los oceanic six pasa tres años después de lo que está pasando en la isla, pero no, porque los de la isla se mueven en el tiempo... pero sí, porque para los otros todo eso está pasando dentro de un periodo de tiempo... En fin, que es una rallada que te mueres. De ahí que decida pasar de las teorías.

Me gusta que Giacchino empiece a meter nuevos leit motives musicales. Ahora tenemos uno para los flashes de la isla. Me encanta la banda sonora de Lost. Y acabo con una pregunta ¿alguien sabría decirme en qué otra serie sale la señorita de la foto? ^^

15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

¿Cuántos años tienes, serie?

.
Hace unos días charlaba con Alex de lo difícil que es determinar cual es el número de temporadas adecuado que debe durar una serie a raíz del final de la tercera temporada de Friday Night Lights y su dudosa renovación.

Hay series que disfrutamos tanto que no querríamos que acabasen nunca. En mi caso Friends sería un gran ejemplo. Esa serie que he visto miles de veces y que proclamaré una de mis favoritas sin dudar un instante, acabó cuando tenía que hacerlo. ¿Habría empeorado con una undécima temporada? Seguramente no, pero muchas veces no se trata de la pérdida de calidad sino de agotar el producto y hacerlo cansino hasta que, por inercia, pierda calidad.

Tras una magnífica quinta temporada de 24, tenía la impresión de que la serie no podía dar más de sí y la sexta temporada aún me provoca una pereza infinita. ¿Otra vez Jack Bauer salvando a los Estados Unidos de Obama? Cinco temporadas con el mismo esquema ya son bastantes de por sí y es de elogiar que mantuviesen el nivel de interés (aunque, todo hay que decirlo, el hecho de ser una serie de acción ayuda mucho). Es tras la sexta temporada, y su bajón de audiencia aderezado con un aluvión de críticas, cuando llega la pregunta ¿Ha llegado el fin de la serie? A diferencia de Friends, 24 ha optado por un lavado de cara en el formato que aún no he tenido la ocasión de ver, por lo que no puedo hablar de su eficacia.

Es aquí cuando entra la cuestión inevitable de que no todas las series tienen el mismo número adecuado de temporadas. Muchas tienen más de las que deben (y merecen) y otras acaban prematuramente. Seguro que muchos estáis pensando en Prison Break, que fue supuestamente concebida para una sola temporada pero dada su acogida, decidieron ampliarla a dos. Hasta aquí yo estuve de acuerdo. De ahí en adelante, la serie ha desaparecido para mí. Miento. Veré los dos últimos por la mera curiosidad, pero nada más.

Otras siguen y siguen a pesar del aluvión de críticas que reciban, como es el caso de Héroes. ¿Hasta qué punto una cadena ha de confiar en una serie? ¿Hasta qué punto ha de aguantar constantes críticas y bajadas de audiencia con la fe de que remontará? Creo que la NBC intenta sacar de donde no hay dado su estado actual, pero considero que ya han confiado demasiado… una cuarta temporada sólo confirmaría su desesperación.

Las cancelaciones prematuras son un tema más delicado porque entran nuestras filias y fobias a tope ya que nos afectan más negativamente de lo que deberían cuando se unen al caso anterior y es que no hay nada que siente peor que ver tu serie ir directa al pozo cuando hay otras que deberían llevar tiempo desterradas. No voy a hablar de cancelaciones comprensibles porque ninguno podemos negar que la muerte de algunos títulos era inevitable dadas sus audiencias.

Pero pongamos un caso reciente, el de New Ámsterdam, una serie procedimental original y con mucho potencial (desde luego bastante más notable que la exitosa El Mentalista). No voy a negar que una media de 8 millones no es para tirar cohetes, pero la serie mantuvo sus espectadores semana a semana (incluso aumentaba la cifra levemente) mientras que otras como Eli Stone o Lipstick Jungle bajaban en audiencia y, en caso de la segunda, no convencían a nadie. Aquí entra la confianza de la cadena y FOX es conocida por sus pocos escrúpulos a la hora de tomar una decisión así.

Soy consciente de que este tema es completamente subjetivo y lo que a unos les parece poco tiempo a otros puede ser más que suficiente. Algunos verán ciertas cancelaciones como injustas (Verónica Mars, te echamos de menos) y otros, entre los que me incluyo, entienden que por mucho cariño que la tuviesen, era una decisión comprensible en aquel momento (aunque ahora se tirarán de los pelos por haber prescindido de VM o de Gilmore Girls).

Un caso que pocos recuerdan es el de The Lost Room, miniserie que daba para muchísimo más y que nos dejó con buen sabor de boca y a la vez muchas ganas de más, a la vez que tuvimos que aceptar que la horrorosa The Starter Wife consiguiese hacer el paso de miniserie a serie.

También quiero aclarar una cosa. En seguida recurrimos a la palabra “cancelación” cuando se anuncia el fin de una serie y esto adquiere inmediatamente una connotación negativa. Estoy totalmente en contra del abuso de esa palabra ya que muchas veces las series acaban simplemente porque han llegado al final de su vida. Las cosas tienen que acabarse alguna vez. Es el caso de Gilmore Girls, de Friends, de Los Soprano… etc. Hay otras como Expediente X o Doctor en Alaska que cayeron por su propio peso y fue necesario que llegaran al final de su vida…

Cada serie es un mundo y su longevidad depende de muchas cosas, lideradas por los datos de audiencia que consiga. A estas alturas todos vivimos con ese miedo… ¿durará tal serie demasiado? (un miedo que muchos teníamos con Lost) ¿Empezaré a ver esta serie nueva y a los cinco episodios me la cancelaran?. Duele mucho ver que te quitan algo que disfrutas y en lo que ves potencial, o que lo alargan innecesariamente, pero tenemos que intentar perder ese miedo y tratar de disfrutar de lo bien que nos lo pasamos viéndolas.


20 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

Hablando de la segunda temporada de Skins


Está claro que las apariencias engañan y que algunas series no acaban de convencerte para verlas por varios motivos que suelen incluir la premisa inicial, la publicidad que se ha hecho de ellas, el género o incluso los actores.

Esto mismo me pasó a mí con Skins y por mucho que me dijeran, era ver las sinopsis que había y los carteles promocionales que no podía tirarme más para atrás. En mi cabeza era una serie más de jóvenes fiesteros sin ningún tipo de atractivo para mi persona. ¡Qué equivocada estaba!. Como ya comenté al hablar de la primera temporada, Skins esconde mucha calidad que pasará tristemente desapercibida ante muchos que huyen como yo lo hice. Desde aquí os recomiendo que no tardéis ni un segundo en verla, de momento consta de dos temporadas de 9 y 10 episodios respectivamente, y una tercera recién estrenada en la que se ha renovado el elenco de protagonistas.

Si algo tiene de positivo la costumbre británica de temporadas de muy poquitos episodios es la facilidad para orquestrar las tramas, algo que le viene al pelo a Skins. Esta segunda temporada vuelve al esquema de capítulo centrado en un personaje en concreto. Todo está medido y pensado para que todas las historias avancen a la vez que convergen con el personaje protagonista de cada episodio en concreto. Es una de las características más admirables y remarcables de la serie.

La otra característica más destacable de Skins es su realización. Es impecable. La producción, la dirección, el uso de la música, las transiciones, la ambientación, el colorido… hasta el vestuario está creado y vive por las tramas y los sentimientos de los personajes en cada momento. En Skins, fondo y forma van de la mano durante toda la temporada.. Ah, y no me olvido de la estupenda cabecera.



Hablando ya más en concreto de la segunda temporada, quizás se ha perdido un poco ese tono de comedia irónica que veíamos en la anterior. Está claro que las tramas de la serie son mayormente tristes y dramáticas, pero estaban ocultas en la gran cantidad de situaciones disparatadas en las que se metían los protagonistas. El drama ha predominado mucho más esta temporada y algunos giros han sido algo forzados para mi gusto, como si quisiera ser devastadora a toda costa. Eso sí, las situaciones disparatadas, como el baile de Cassie durante el examen, siguen estando presentes de vez en cuando.

Por poner un ejemplo, todo el tema de Chris me ha parecido demasiado cruel. A pesar de que muchos otros han acabado en situaciones poco agradables, esta es la única que no me ha gustado. ¿No se merecía el pobre un poco de paz después de todo lo que le ha pasado? Esta claro que la mayoría de los protagonistas de Skins no se salvan de tener unas vidas tristes o deprimentes, pero a veces parece que la serie haría cualquier cosa con tal de mostrar algo de felicidad o normalidad en la existencia de estos chicos.

El season finale, que a efectos prácticos podría tomarse como series finale, es grandioso. Despedimos a los personajes con un episodio plagado de despedidas. Todos se reúnen a despedir a Chris a la vez que abren las cartas que determinarán su futuro. Por cierto, esa persecución con el ataúd a ritmo de Britney Spears no tiene precio. Hago una breve mención a Sketch, un personaje interesante que podría haber dado más de sí y que acaba abandonada por un Anwar que despiden como el eterno adolescente. ¿Encontrará Sid a Cassie? Es posible que no lo sepamos nunca, pero yo creo que en la tercera temporada algo nos dejarán caer, ¿no?. La evolución de Tony se ha llevado de forma extraña e irregular pero dejó de interesarme cuando vuelve a centrarse del todo en Michelle para recuperar su vida. Ellos dos siempre me han dado un poco igual como pareja.

Esa mirada intensa con sonrisilla misteriosa de Effy en el último plano pone fin a una temporada menos redonda que la anterior pero igualmente buena. He disfrutado muchísimo y la idea de un nuevo reparto encabezado por la enigmática Effy me apetece enormemente, sobretodo después de que algunos bloggers disipasen mi mayor miedo: que los nuevos personajes fueran calcos de los anteriores.


13 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!

En mi última semana...

.
Una semana bastante rancia en cuanto a nuevos episodios se refiere. Por algún motivo casi todas las series han estado en parón lo que me ha dado la oportunidad de ponerme al día con alguna que llevaba atrasada.

Empiezo con Lost, el 5x03 (asi que huye al siguiente párrafo si no lo has visto). He leido en algun blog que esta semana ha estado más floja la cosa, algo con lo que discrepo totalmente. Desmond ya es garantía de episodio interesante (y más si va con esas gafitas moradas que le quedan tan bien). De forma sutil ya empiezan a cerrar cosas, como el tema de la brújula (la conversación de Richard y Locke tiene luego grandes consecuencias como hemos visto en flashbacks y demás). El momento en el que uno se da cuenta de que Widmore estuvo en la isla en los años 50 es uno de los más sorprendentes del episodio... Espero que sigan mostrándonos el origen de su obsesión con la isla. Es curioso, además, lo dinámico que es el episodio a pesar de estar protagonizado por muy poquitos personajes.

Es hora de volver a formular la pregunta de.. ¿alguien me puede explicar porqué sigo viendo One Tree Hill? Adolezco de falta de tiempo y ahí estoy, que no me la pierdo ni una semana. En el último episodio, Dan Scott vuelve a aparecer para más inri. Menos mal que su regreso está acompañado de otro más interesante: el de James Van der Beek, que parece una parodia de su personaje en Dawson crece.

Sigo con Supernatural y un episodio que, aunque no avanza la trama principal, nos ayuda a entender mejor a sus protagonistas. Ver a Dean en el instituto no ha tenido precio: primero por su versión jovenzuela y segundo por esos pantaloncitos rojos tan patéticos... ¿Quién no querría a Dean de profe de gimnasia?

Gossip Girl me preocupa. Me sigue gustando, pero he hecho muchísima pereza para ver el episodio que tenía pendiente desde hace dos semanas. ¿Mala señal? No lo se, pero empieza a hacerse algo repetitiva, la verdad.

También me he puesto al día con Fringe, que no había seguido desde que volvió del parón navideño, y parece que ya se ha encontrado a sí misma y sabe lo que quiere ser: Un Expediente X total y absoluto. Yo me alegro porque ahora se a lo que atenerme. La serie me entretiene mucho y, aunque en estos dos últimos no son el ejemplo, Walter Bishop me encanta. La relación entre Olivia y Peter parece que despega y ya empezaremos a sufrir su UST, espero que le den más brío. Por cierto, me perturba mucho estar metida ya en el episodio y que de repente entre la cabecera en el minuto 16..

Acabo con Skins. El parón me ha facilitado acabar la segunda temporada por fin y he de adelantaros, ya que tiene un post preparadito para ella sola, que es estupenda y me ha encantado. Totalmente recomendable.

Hoy toca noche Goya. Para el que no lo sepa ya, los locuelos de Muchachada Nui van a estar en el programa. Por cierto, por fin hay fecha de estreno para la tercerque, menos mal, nada tiene que ver con la estimación que hice yo: el 11 de Febrero.


15 telespectadores :

Los comentarios no sólo son bienvenidos sino que estoy deseando saber qué opináis para debatir sobre el tema; eso sí, siempre con respeto hacia la autora y el resto de lectores del blog. ¡Gracias!